lunes, 21 de mayo de 2018

Dos velas para el diablo, Laura Gallego

TÍTULO: DOS VELAS PARA EL DIABLO
AUTORA: LAURA GALLEGO



Hoy día, ya nadie cree en los ángeles.

Sin embargo, hay gente que sí cree en los demonios.

Pero los ángeles existen y han existido siempre.

¿Que cómo lo sé?

Porque mi padre era uno de ellos.

El problema es que, cuando los ángeles te dan la espalda, ¿en quién puedes confiar?



(Ficha del libro en la web de la autora aquí)


OPINIÓN PERSONAL

Hace un tiempo, Patt, administradora del blog Devoim, me recomendó cuatro libros de Laura Gallego, pero no me sentí con ganas de leer ninguno hasta ahora. Ella es muy fan de las obras de la autora y hasta tiene una entrada fabulosa en la que detalla 7 curiosidades relacionadas con sus trabajos (la podéis leer aquí). Así que, como también conoce mis gustos literarios, confié en ella y debo decir que acertó al sugerirme que leyera "Dos velas para el diablo", ya que me ha gustado, aunque no me ha dejado 100% satisfecha...

El primer capítulo supo atraparme de manera inmediata, pues Cat, la protagonista, sabe hacer una buena introducción y explica de un modo interesante cosas sobre los ángeles, pero lo más llamativo es cuando dice que su padre era uno de ellos y que acaba de ser asesinado cuando estaba con ella en Polonia. Ser hija de un ángel no significa ser una de ellos, así que Cat deberá buscar el modo de introducirse en su mundo y en el de los demonios para averiguar por qué han acabado con la vida de su padre y quién lo ha hecho.

Cat tiene 16 años y, aún así, sabe ingeniárselas para volver desde Polonia a España y contactar con Jotapé, un cura que es lo más parecido que tiene a un amigo. Él será quien la ayude en los primeros instantes y el que le dé lo necesario para que vaya a Madrid a buscar a un ángel que podría ser útil en su investigación. Para que luego no se me olvide, tengo que quejarme ya de algo: me pareció muy injusto el protagonismo que se le dio a Jotapé en los primeros capítulos y que luego no pintara absolutamente nada. Jotapé tiene potencial y que se hace querer, además de que acepta informaciones que para un cura deben de ser impactantes, pero luego queda como un personaje cuya función en el libro es tan mínima que podría haberse prescindido de él. ¡Y no es justo, merecía más!

Dicho esto, dejo de irme por las ramas y vuelvo a la historia en sí. En medio de su investigación, Cat conoce a Angelo, un demonio que comenzará a ayudarla pese a que no congenian precisamente bien. La llegada de Angelo a su vida acelerará todo y hará que Cat se vea envuelta en una serie de conspiraciones más grandes de las que ella nunca imaginó...

Hasta la página 200 más o menos (mi edición tiene 414), yo suspiraba por Angelo. Él y Cat formaban un equipo peculiar y me divertía mucho con sus semi discusiones y con el magnetismo que transmitía él. Era misterioso y dejaba claro que no ayudaba a Cat por ser caritativo, sino que le intrigaba el motivo por el que ella estaba envuelta en tantos problemas. 

Y no tiene sentido que sea hipócrita, también le veía mucho potencial a un posible romance entre la hija de un ángel y un demonio. Lo que hizo que comenzara a decepcionarme con esta novela fue que Cat y Angelo fueron quedando relegados a un segundo plano y que empecé a aburrirme con tanta charla con otros personajes.


Poco después de la página 100 hay un giro argumental increíble, nunca imaginé que sucediera lo que sucedió y en ese sentido le tengo que dar la enhorabuena a la autora, ya que supo arriesgarse y dejó claro que Cat no era inmune y que le podía pasar de todo. En serio, ¿no os aburre un poco que en algunos libros el o la protagonista salga indemne de cualquier tipo de situación? A ver, no me malinterpretéis, no es que yo quiera que los buenos pierdan, pero a veces se agradecería que no parezca que tienen un escudo protector y que realmente podamos sentir algún tipo de temor por sus destinos. Laura Gallego logra salirse de tópicos y me agradó que dejara claro que este libro no iba a ser así. 

Otro aspecto positivo de esta historia es la originalidad a la hora de tratar el tema de los ángeles y los demonios. No es que yo haya leído incontables obras que hablen de esto, pero me resultó interesante el planteamiento que hace "Dos velas para el diablo" sobre que ni todos los demonios son horribles ni todos los ángeles son ejemplos de perfección. Se les muestra de un modo diferente y, por lo menos a mí, logró hacerme reflexionar sobre la delgada línea que separa lo bueno de lo malo. 

Volviendo a lo que dije anteriormente, lo que para mí falló es el descenso progresivo de acción que hay a partir de la mitad. El papel de Cat y Angelo se limita a escuchar lo que los diferentes personajes que van apareciendo les dicen y llega un momento en el que eso es tedioso, no solo porque tanta conversación aburre, sino porque se dan tantos nombres de demonios que llegó un punto en el que me sentí ligeramente perdida. Y por si esto fuera poco, Angelo y Cat, cuyas conversaciones sí me hubieran interesado, hablaban lo justo y se notaba un distanciamiento injustificado entre ambos.

Afortunadamente, en el tramo final del libro se recupera el ritmo y me encantaron los enfrentamientos que hubieron y lo que se desvela. No puedo decir nada porque sería spoiler, pero mencionaré dos nombres: Gabriel y Astaroth. Yo quiero una novela dedicada a estos personajes, no os imagináis todo lo que me hicieron sentir. En cuanto al desenlace de Cat... ¿¿cómo que este libro es autoconclusivo?? Yo respeto la decisión de la autora de no querer hacer una bilogía o saga, pero no es fácil aceptar que las cosas queden como quedan y que todo termine cuando mejor está.

Resumiendo: a pesar de sus puntos débiles, considero que si la premisa de la historia os atrae, no perdéis nada por darle una oportunidad. Estoy segura de que la trama logrará sorprenderos en determinados detalles y que es probable que disfrutéis de la historia casi en su totalidad. Eso sí, no penséis que el eje principal de la trama es un romance, ya que no lo es. Todo lo relativo al amor es muy secundario y sutil.

Valoración del libro: 7/10 "Con un inicio que atrapa, esta novela destaca por su originalidad a la hora de hablar sobre los ángeles y los demonios. Se rompen ciertos tópicos y hay varios planteamientos interesantes. Lo malo es que la historia no sabe mantener el ritmo y decae después de la mitad, pero a pesar de eso creo que merece una oportunidad y que logra sorprender en varios momentos"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

jueves, 17 de mayo de 2018

Legado mágico, Nora Roberts (Trilogía de los O´Dwyer #3)

TÍTULO: LEGADO MÁGICO
TÍTULO ORIGINAL: BLOOD MAGICK
TRILOGÍA DE LOS O'DWYER: 3º PARTE
AUTORA: NORA ROBERTS


Las antiguas tradiciones irlandesas parecen cobrar vida en el condado de Mayo. Branna O'Dwyer, descendiente de la Bruja Oscura, que perdió la vida para proteger a sus hijos, ha crecido rodeada de historias llenas de una magia embelesadora. Su vida transcurre entre las cuatro paredes de su negocio, bautizado con el nombre de la célebre hechicera y donde vende lociones, velas y jabones a los turistas; las charlas con su hermano y su prima; el vínculo especial que tiene con su perro, y los mitos del pasado que susurran los bosques del condado.

Hubo un tiempo en el que creyó haber encontrado el amor, pero una antigua querella familiar convirtió su relación con Finbar Burke en imposible. Sin embargo, ni siquiera el tiempo ha logrado mitigar la pasión que sienten el uno por el otro. Antes de que puedan dejarse llevar por el amor, tendrán que vencer las sombras que han atormentado a su familias durante siglos.

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Reseña del 1º libro de la trilogía: Bruja Oscura
Reseña del 2º libro de la trilogía: Hechizo en la niebla

Tras la decepción que tuve con la segunda parte de la trilogía, me esperaba lo peor con "Legado mágico", pero debo decir que me ha parecido que la historia mejoraba, aunque no ha sido ni de lejos tan buena como podría haber llegado a ser. La pareja protagonista tiene complicidad y me creí sus sentimientos, pero considero que fallaron muchas cosas en su relación y que lo que sucede aquí no encaja con lo que se nos había contado en los libros anteriores. Además, la gran pelea final deja mucho que desear...

A PARTIR DE AQUÍ, ADVIERTO QUE HAY PEQUEÑOS SPOILERS DE "BRUJA OSCURA" Y DE "HECHIZO EN LA NIEBLA"


Como siempre, antes de centrarnos en la actualidad, la novela nos lleva al siglo XIII y nos muestra cómo ha continuado la vida de los tres hijos de Sorcha. Durante 40 páginas vemos que han conseguido encontrar la estabilidad y que tienen varios motivos para ser felices, pero para ellos Cabhan sigue siendo una amenaza y hasta que no acaben con él no podrían vivir en paz. Cuando leía esta parte no podía evitar pensar que una historia centrada totalmente en estos personajes hubiera sido mejor...

Tras esto, hay un salto temporal al 2013 y llega el momento de conocer qué sucederá con Branna y Fin, que serán los que ahora centren la atención. Me da rabia pensar en todo el potencial que tenía esta pareja y la manera en que la autora lo ha desaprovechado. Branna y Fin se aman desde hace años, pero no podían estar juntos porque él era descendiente de Cabhan (el brujo que es enemigo público número uno de la familia O´Dwyer) y eso parecía suponer que él tenía una oscuridad en su interior que podría hacer que se volviera malvado y acabara ayudando a Cabhan.

Voy a plantearos una serie de cuestiones y así podréis decirme si creéis que tiene lógica lo que os voy a contar sobre esta pareja:

Planteamiento inicial: imaginaros que sois descendientes de una bruja que lucha contra el mal y que vuestra misión es derrotar al que fue su enemigo. Este enemigo es un demonio/ brujo malvado que sigue incordiando en la actualidad y que ha abusado de muchas mujeres. Sus descendientes tienen una marca que les identifica y no queda muy claro si están condenados a ser malos o no. Habéis conocido a uno, os habéis enamorado y os ha demostrado que es buena persona.

¿Le dejáis solo porque le veis la marca? SÍ/ NO/ TAL VEZ.

Si él os hubiera ocultado durante unos días que tiene dicha marca ¿pensaríais que eso le hace una persona horrible? SÍ/ NO/ TAL VEZ.

Una vez que se os pasara el shock de verle la marca, ¿le dejaríais explicarse? SÍ/ NO/ TAL VEZ.

Si no tenéis dudas de vuestro amor y de su amor, ¿le dejáis solo porque tenga la marca? SÍ/ NO/ TAL VEZ

Lo que os voy a decir ahora no es spoiler porque se sabe desde el primer libro de la trilogía: Branna vio la marca de Fin poco después de que tuvieran relaciones por primera vez siendo adolescentes (él ni siquiera tenía la marca hasta que se acostaron). A partir de ese momento, cortó todo tipo de relación con él y se limitó únicamente a dirigirle la palabra ocasionalmente porque Fin seguía siendo amigo de su hermano. Supuestamente lo amaba con toda su alma, pero no podía arriesgarse a estar con un descendiente de Cabhan. 

¿No esperaríais que esto esté más justificado? Es decir, ¿no debería haber alguna maldición sobre Fin o algo que haga que de verdad Branna no pueda ni siquiera plantearse estar con él? 

Pues no, Nora Roberts no da explicaciones. Ser descendiente de Cabhan es malo y punto, da igual que Fin sea un hombre incapaz de hacer daño y que le haya demostrado a Branna que la ama de verdad. 

En "Legado mágico" no se dan razones que fundamenten la actitud que Branna tuvo en el pasado y no me parece lógico que dejes al que presuntamente es el amor de tu vida solo porque le salga una marca. 

Personalmente, creo que la relación entre ambos hubiera ganado en profundidad e interés justificando mejor las decisiones que tomaron anteriormente y no haciendo que pareciera que dejaron de estar juntos por un detallito insustancial que parece no tener verdaderas consecuencias negativas. 

Aún así, quiero que quede claro que no me desagradaron en "Legado mágico". El problema es que su relación acabó pareciendo más simple de lo que en verdad era. Las descripciones de sus instantes juntos y la forma en la que piensan el uno en el otro es bonita, un poquitín fría a veces, pero bonita. Lo mejor sucede en la recta final, en la que hay más pasión y se hace un descubrimiento ligeramente interesante sobre Fin. Además, se agradece que cuando Branna y Fin hablan, lo hacen con sinceridad y no pierden el tiempo con malentendidos ni tonterías.

Dicho esto, tengo que hablar del otro pilar fundamental de la trama: la lucha contra Cabhan. Sigo pensando que en "Bruja oscura" es donde mejor se trató este asunto. Cabhan no es descrito de un modo que parezca realmente peligroso, se asemeja más a un pervertido al que es necesario darle una lección que a un villano que ha vivido durante siglos y que se supone que ha tenido que aprender algo durante ese tiempo. Sus apariciones son escasas y la gran batalla final tiene sus más y sus menos. Aunque parezca increíble, se reduce a 10 páginas y, a pesar de que tiene lugar un suceso original, parece una anécdota. 

Branna y Fin son los principales personajes, pero seguimos viendo cómo le va todo a Iona, Boyle, Connor y Meara. Son parejitas felices que tienen un propósito decorativo, así que poco más puedo decir sobre ellos. Su función más importante tiene lugar en los últimos capítulos y, al igual que con muchos aspectos de la trama, falló lo poco que se desarrolla lo que sucede.

A ver, que veo que me está quedando una reseña un poco hater y que luego tal vez no entendáis por qué le voy a dar una valoración de 6/10 a esta novela. Se lee rápido, os aseguro que me fue fácil avanzar y que hubieron momentos románticos que me gustaron

Simplemente es que no es normal la superficialidad y despreocupación que tienen los personajes y lo mal desarrollados que están varios puntos de la trama. 

Me parece increíble que Branna siempre tenga que estar cocinando pase lo que pase y que todos los personajes se vean incapaces de trazar un plan si no están comiendo. En serio, debe de ser un pecado eso de preocuparse por un ser malvado sin haber comido antes. Y aprovecho para deciros que, según este libro, aunque parezca que tenéis una amenaza importante encima, ni se os ocurra ocuparos de ella sin hacer una fiesta antes, que las fiestas y el ocio tienen que ser algo prioritario.


¿Os recomendaría leer esta trilogía? Para pasar el rato no está mal. Podría haber sido mucho mejor, especialmente porque creo que el primer libro es bueno y logra que la historia tenga una buena base. Lo malo es que los siguientes no saben sacarle partido.

¿Explota bien el tema de la magia? No, para qué vamos a negarlo. Se explican los poderes de los diferentes personajes, pero cuando están "estudiando" cómo usar la magia para vencer al enemigo, solo sabemos eso, que están "estudiando" y no se detalla qué están leyendo ni de dónde les salen la mayoría de las ideas.

¿Los romances son creíbles? Menos el de "Hechizo en la niebla", los demás son aceptables, el que más me creí fue el de Iona y Boyle en "Bruja oscura"

Personalmente, no considero que esta sea una trilogía de amor y fantasía memorable. La idea original era buena, pero faltó desarrollarla mejor. Pero esta es mi opinión, si os atrae la trilogía, no la descartéis por mi culpa, ya que tal vez os fascine más que a mí. Comparad varias opiniones y decidid si queréis darle una oportunidad o no.

Valoración del libro: 6/10 "A pesar de ser el libro más prometedor de la trilogía, desaprovecha el enorme potencial de la pareja protagonista. Su amor es bonito, pero no me pareció tan profundo como cabría esperar. Es fácil avanzar en la lectura y resulta entretenida, pero considero que varios aspectos debieron haber sido mejor desarrollados"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

domingo, 13 de mayo de 2018

La mujer en la ventana, A.J. Finn

TÍTULO: LA MUJER EN LA VENTANA
TÍTULO ORIGINAL: THE WOMAN IN THE WINDOW
AUTOR: A.J. FINN

No sabe si lo ha visto o lo ha imaginado.

Anna Fox vive sola, recluida en su casa de Nueva York, sin atreverse a salir. Pasa el día chateando con desconocidos, bebiendo vino (quizá más de la cuenta), mirando películas antiguas, recordando tiempos felices... y espiando a los vecinos.

Entonces llegan los Russell al barrio: una pareja y su hijo adolescente. La familia perfecta. Hasta que una noche Anna ve algo desde su ventana que no debería haber visto. Todo su mundo empieza a resquebrajarse y sus propios secretos salen a la luz.

¿Qué es lo que ha visto? ¿Y qué ha imaginado? ¿Quién está en peligro? ¿Y quién está manipulándolo todo? En este thriller absolutamente fascinante, nada ni nadie es lo que parece.

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

No ha sido lo que yo esperaba. Comencé la lectura con cierto entusiasmo, ya que es un libro que viene avalado por una buena cantidad de críticas positivas, pero pronto me di cuenta de que a mí no me atrapaba y que había varios detalles que no me convencían. 

Para empezar, debo decir que es una historia a la que le cuesta muchísimo arrancar. Anna, la protagonista, es una mujer que sufre agorafobia y lleva casi un año sin salir de casa. Divorciada y con una hija pequeña, se relaciona con muy pocas personas y pasa sus días sumergida en una rutina que la mantiene algo aletargada. Cara a cara, solo mantiene contacto ocasional con su fisioterapeuta y con David, un hombre que es su inquilino y que vive en el sótano (él sí sale y lleva una vida normal). Aún así, la vida de los demás parece importarle mucho, pues se dedica a espiar a sus vecinos a través de la ventana y eso le permite conocer ciertos secretos de algunos. Lo que Anna no esperaba es que la llegada de los Russell a su vecindario pudiera alterar toda su vida...

¿Veis lo que pone la sinopsis de que "Anna ve algo desde su ventana que no debería haber visto"? Pues eso no pasa hasta que no has leído más o menos un tercio de la novela. Los capítulos no son excesivamente largos, pero recuerdo ir por el 20 y estar sorprendida de que no hubiera pasado nada todavía. Conocer el día a día de Anna está bien, pero llega un momento en el que eso cansa y yo necesitaba que pasara algo. 

Actividades principales de Anna: beber (lo hace con frecuencia, aunque no llega a ser una alcohólica que pierda el sentido de manera asidua), espiar a sus vecinos con su cámara de fotos, ver películas antiguas, dormir, tontear con su inquilino, participar en un grupo de ayuda en Internet (Anna es psicóloga) y dormir. De resto, casi no hace nada más y se nota que le da pereza hacer cualquier actividad que se salga de lo acostumbrado. Así que durante muchos capítulos nos dedicamos a conocer todo esto y también vemos la llegada de Jane Russell a su vida, con quien parece iniciar algo parecido a una amistad. Decir qué es lo que Anna ve me parece spoiler, más que nada por lo que dije de que sucede cuando ya la lectura está avanzada. El caso es que ve algo inesperado y lo cuenta, pero nadie la cree porque parecen haber varias pruebas que demuestran que lo que Anna vio es imposible y que está confundida o desequilibrada...

Dicho esto, aclaro que yo nunca dudé de lo que Anna vio, ya que me parece que se cuenta de un modo que deja claro que no es un sueño ni una alucinación, aunque reconozco que ciertas cosas no eran lo que parecían. Sé que no es bueno comparar, pero Anna me recordaba mucho a Rachel, la protagonista de "La chica del tren" (mi reseña conjunta con Laura, administradora de "Paseando entre páginas", aquí). Ambas tienen un perfil similar: saben las rutinas de aquellos a los que ven, no son consideradas testigos fiables, hay una duda constante sobre lo que han visto... Eso me molestó un poco al principio, pero luego Anna varió un poco.

Aún así, Anna me provocó indiferencia durante la mayor parte del tiempo. Sentía que su personaje no estaba debidamente desarrollado y que siempre repetía los mismos pensamientos y acciones, lo que me impedía profundizar más en ella. El resto de personajes son complementos, pero tampoco se les conoce demasiado y parecen un poco encorsetados, es decir, aparecen, dicen lo mínimo, salen de escena, vuelven a aparecer y hacen justo lo que se espera de ellos. Ni siquiera se indaga demasiado en los Russell, que deberían haber sido más analizados para dar más juego.

La parte de misterio queda en un segundo plano en varias ocasiones, además, el ritmo lento con el que se desarrolla hace que a veces parezca que ni siquiera es un factor importante en la trama. Aunque lo que Anna ha visto es realmente impactante, el modo en que incluso ella piensa en eso hace que parezca simplemente una anécdota. En ningún momento llegué a odiar el libro ni lo quise abandonar, pero mi grado de interés era muy irregular y no siempre tenía las mismas ganas de seguir avanzando en la lectura.

Si hablamos de giros argumentales impresionantes, para mí no hay ninguno. Hay una supuesta gran sorpresa que considero que se puede intuir porque se dan varias pistas y se pueden ir atando cabos. Respecto a la resolución de la incógnita principal, solo acerté con los implicados, pero tengo que admitir que fallé con mis teorías sobre cómo se dieron los hechos. A pesar de todo, no sé por qué, pero no logré sentirme impresionada, creo que esperaba descubrimientos más llamativos.

Es imposible que un libro pueda gustarle a todo el mundo y, lamentablemente, yo no he sentido que éste sea el thriller revelación del año. Respeto a los que lo ven así y me alegro por ellos, pero yo no quedé con esa opinión. 

Valoración del libro: 5/10 "Una novela con una parte introductoria que se alarga demasiado y una historia que no sabe mantener la intriga en todo momento ni dar grandes sorpresas. Para mí, esta lectura ha sido pasable, pero sé que no me ha dejado huella y que la olvidaré fácilmente".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

jueves, 10 de mayo de 2018

Descalzas, Elin Hilderbrand

TÍTULO: DESCALZAS
TÍTULO ORIGINAL: BAREFOOT
AUTORA: ELIN HILDERBRAND

Cuando Brenda, Vicki y Melanie aterrizan en la isla de Nantucket para pasar el verano y dejar atrás sus problemas, un huracán de emociones y sentimientos se desata. 

A Vicki, madre de dos niños pequeños, se le ha diagnosticado un cáncer de pulmón; su hermana Brenda, una brillante profesora universitaria, ha sido expulsada de la universidad por mantener un romance con un atractivo alumno; y la mejor amiga de Vicki, Melanie, acaba de abandonar a su marido después de enterarse de que le es infiel. 

Pero no hay pena ni dolor que no pueda curarse con un poco de arena de playa bajo los pies... sobre todo, si el destino pone en su camino a un hombre que cambiará sus vidas para siempre. 

(Ficha en Planeta de libros aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Le sobran páginas, muchas páginas. Me compré este libro con bastante entusiasmo, ya que pensé que iba a ser una historia con dramatismo, pero también con toques alegres y algo de romance. ¿Acerté? No, me ha resultado tediosa y dos de las protagonistas lograron cabrearme más de una vez. Esta novela consta de 510 páginas y considero que la mitad están de más

La historia empieza bien y resulta más o menos entretenida. Hay 3 protagonistas de entre 30 y 32 años que van a pasar juntas el verano en una casa costera de Nantucket. Sus vidas y circunstancias son muy diferentes, así que voy a hacer una pequeña presentación de cada una:

- Vicki: madre de dos niños pequeños (uno de 4 años y otro de 9 meses) y felizmente casada, acaba de descubrir que tiene cáncer de pulmón. Este diagnóstico ha hecho que su vida se desmorone y más aún porque parece que su curación será complicada. Durante el verano deberá someterse a quimioterapia para posteriormente poder ser operada, pero Vicki teme que nada vaya a funcionar y eso hace que desee tener el mejor verano posible y disfrutar de sus hijos. Su marido solo vendrá los fines de semana, ya que no puede permitirse dejar su trabajo en la ciudad, algo que Vicki entiende, aunque su mayor miedo es que él no quiera estar con ella cuando vea los cambios físicos que le provocará la quimioterapia. En todo caso, como la casa de Nantucket ha sido siempre de su familia, ella piensa que los buenos recuerdos de lo que vivió allí la ayudarán a afrontar su difícil situación.

- Brenda: es la hermana de Vicki y acaba de ser despedida de su trabajo como profesora en una universidad. Resulta que se acostó con un alumno, pero ella no lo veía mal porque él tenía un año más que ella. Debido a esto, nunca podrá volver a ejercer en ninguna universidad y encima es posible que tenga que ir a juicio porque parece ser que destrozó un cuadro muy valioso cuando le comunicaron que estaba despedida. Se cree una pobre incomprendida y es experta en quejarse, pero acepta ir a Nantucket para ayudar a Vicki y para alejarse de los problemas que tiene.

- Melanie: después de varios tratamientos para intentar quedarse embarazada, se ha enterado de que finalmente lo ha logrado. ¿El problema? Su marido le ha dicho que le está siendo infiel y que no planea dejar a su amante. Incomprensiblemente, Melanie quiere que él le suplique perdón para poder seguir con su matrimonio como si nada (personalmente, yo a él le diría "hasta nunca" y me vengaría con un proceso de divorcio que no le resultara barato, ya que se nota que es un prepotente). Es amiga de Vicki y se ha marchado con ella y con Brenda para que su marido la eche de menos y le ruegue que vuelva a casa, aunque todavía no le ha contado que está embarazada.

Y con este panorama, comienza el que será un verano decisivo en sus vidas

En los primeros capítulos ya es fácil intuir cómo se desarrollará todo y ése es el principal punto negativo de esta historia, pues no hay ni una sorpresa. 

Los días se suceden de una forma muy similar y Vicki es la única cuyo personaje parece ir variando y evolucionando. No hay ningún giro argumental que pueda resultar inesperado, no se profundiza en la complejidad de determinadas situaciones, la superioridad moral que se dan algunos personajes es irritante y el final está hecho un poco a la prisa.


Si hablamos de los personajes, Brenda es una grandísima egoísta, porque se queja hasta por llevarle algo de beber a su hermana. Eso me enfurecía, pues Vicki no le pedía ayuda porque quisiera convertirla en criada, sino porque había momentos en los que de verdad se notaba que no podía ni con su alma. A medida que fui avanzando en la lectura, vi que parecía que quería redimirse, pero no lo vi creíble. Por si fuera poco, su personaje está como en un bucle, ya que siempre hace lo mismo: quejarse, llevar a Vicki al hospital, volver a quejarse, sentir que el mundo está en su contra y no reconocer sus errores, escribir un guión cinematográfico de un libro con el que está obsesionada y que no ha leído nadie (y encima, parece que en la universidad sus clases se centraban en analizar esta dichosa obra, cosa que no entiendo, ya que no le veo la utilidad a pasar un semestre hablando siempre del mismo libro y del parecido que pueda tener con los trabajos de otros autores)., quejarse otra vez, y así sucesivamente. 

Melanie no tiene amor propio, quiere hacer creer que sí, pero no es lógico estar lloriqueando la mayor parte del tiempo por un marido infiel que encima parece que quiere que siga con él solo para aparentar ser un tío exitoso no solo en lo profesional sino también en lo personal. Además, por si esto fuera poco, luego logró que incluso la viera como una falsa. Desde mi punto de vista, le puedes reprochar algo a alguien si tú no has hecho lo mismo, pero cuando lo haces, creo que pierdes todo el derecho a querer dar a entender que tú eres mejor. Quiere una vida cómoda y sin riesgos, y eso es respetable, pero que no se ponga a criticar a los demás. En un momento dado, llama "zorr* y put*" a Brenda porque la ve haciendo algo que para ella está mal SPOILER Brenda se está besando con Josh, un chico de 22 años que cuida a los niños de Vicki y que está soltero FIN DE SPOILER

Vicki fue mi favorita y con diferencia. Incluso cuando le dan pataletas, ella explica sus motivos y el por qué se siente así. Tiene sus errores y sus aciertos, pero se va viendo cómo va cambiando debido a sus circunstancias y cómo eso la hace ver su vida con otra perspectiva.

Sufrí, me enfadé y también sonreí con ella, así como con sus hijos, que son unos niños que te roban el corazón.

Además, aunque su marido sale poco, creo que la autora sabe mostrar lo que es para una pareja enterarse de que uno de ellos sufre una enfermedad y las inseguridades y miedos que eso provoca.


El fallo que tienen las 3 es que a cada rato se llaman a sí mismas "mujeres mayores". Con 30 años no eres una adolescente, eso está claro, pero 30 años no es tener 100. Prácticamente al principio conocen a Josh, un chico de 22 años que trabaja en el aeropuerto y que posteriormente pasa a ser el cuidador de los hijos de Vicki. Otros personajes le dicen a él que una de ellas "podría ser su madre" y que otra debe de ser una figura maternal para él.  No es por nada, pero a mí alguien que tiene 8-9 años menos que yo me dice que podría ser su madre y monto en cólera. Y el libro está escrito en 2007 y ambientado en la actualidad, no es que sea antiguo y pueda pensarse que es que intenta mostrar la mentalidad de otra época. En general, a mí me quedó la sensación de que la historia daba a entender que si sales/ tienes amistad con alguien mayor, es que le ves como un padre o una madre y que si tienes más de 30 años ya eres un tostón de persona. Veo mal juzgar a alguien de esa manera por su edad, yo soy de las que piensan que es tu carácter o tu forma de ser lo que te define y que si alguien mayor que tú te cae bien, eso no quiere decir que automáticamente le veas como una figura materna o paterna. Cada cual que piense lo que quiera, pero ésa es mi opinión.

Josh se convierte en alguien fundamental en la vida de Brenda, Melanie y Vicki, aunque su relación no será la misma con cada una de ellas. Me sorprendió ligeramente hasta donde llegó con una, porque digamos que mis teorías iban por otro lado, pero su personaje va de bien a mal. Para mí empezó siendo un chico sensato y luego acabó siendo un crío cabreado porque quiso ver lo que no era.

Además de ir viendo cómo les va a todos el verano, hay pequeños flashbacks sobre cómo cada una de las protagonistas ha llegado a la situación actual. Ninguno contiene nada especialmente llamativo, simplemente sirven para complementar y comprender un poco mejor lo que sucede ahora.

Me gustaría decir que al menos me conmovieron los grandes lazos de amistad y cariño entre Vicki, Brenda y Melanie, pero no. Melanie va a su rollo, está demasiado ocupada pensando en sí misma como para interactuar demasiado con las demás, y Brenda y Vicki no tienen una relación muy estrecha y los momentos entre ellas transmiten poco o nada. No digo que todas las hermanas tengan que llevarse a las mil maravillas, pero es que éstas sencillamente ni parecen hermanas, de hecho, creo que solo pasaron tiempo juntas en el libro porque estaban en la misma casa y alguien tenía que llevar a Vicki al hospital.

La poca puntuación que le doy a esta novela se debe a que la parte de Vicki me dio que pensar y sentí interés en ver cómo le iba todo. Y a ver, tampoco quiero ser injusta, aunque no pase gran cosa, la narración es más o menos fluida, no me costó horrores acabar la lectura.

Valoración del libro: 4/10 "Una historia que muy pronto deja claro que no va a dar sorpresas. A eso le tenemos que añadir que dos de las protagonistas son unas quejicas profesionales y que no se transmite demasiado bien la complejidad de ciertas situaciones. No es una lectura en la que cueste avanzar, pero no aporta gran cosa".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

domingo, 6 de mayo de 2018

Novedades de adaptaciones de libros a la gran pantalla (#21)

¡Hola! Para variar, hoy os traigo una nueva entrada con algunas novedades sobre adaptaciones de libros al cine o a la televisión. Debo reconocer que últimamente estoy viendo muy pocas, pero no porque no quiera, sino porque de muchas quiero leer los libros y no los tengo o siento que no ha llegado el momento. ¿No os pasa eso de que hay historias que os interesan, pero parece que no os "llaman" justo ahora?

Y ahora, vamos con las novedades...

1. "Heridas abiertas" de Gillian Flynn

En julio, HBO estrenará la miniserie basada en este libro. Constará de 8 episodios y no pinta mal. Recientemente, han publicado el primer teaser trailer. No dice mucho y no me ha despertado un interés desmedido, pero como Gillian Flynn me sorprendió (y mucho) con "Perdida", pienso que tanto el libro (su ficha en la web de Me gusta leer) como la serie deben de estar bien. Aquí os dejo el teaser trailer subtitulado en español:



2. "Un pequeño favor" de Darcey Bell

Esta historia no la conocía de nada, descubrí su existencia a raíz de una imagen promocional de la película. Por lo que he investigado, no me convence demasiado, parece que tiene ciertos detalles interesantes, pero no me causa demasiada curiosidad.

Si queréis conocer más sobre el libro, os dejo su ficha en la web de Me gusta leer

El estreno de la película está previsto para el 14 de septiembre en EEUU y ya se han lanzado tanto el primer póster como el trailer. A continuación os pongo el vídeo subtitulado en español por Cinescondite:







3. "Red Sky in Mourning: A True Story of Love, Loss, and Survival at Sea" de Tami Oldham Ashcraft

Actualmente, este libro no está disponible en español. Narra una historia real ocurrida en 1983 que es realmente dramática. 

La película será estrenada el 1 de junio en EEUU y ya podemos disfrutar del póster y del trailer.

Sinceramente, es la adaptación a la que más interés le tengo. He leído pequeños artículos sobre los sucesos reales, pero no he querido investigar en exceso porque me gustaría descubrir bien la historia en el libro. A ver si hay suerte y lo traducen, y si no, pues tal vez me anime a comprarlo en inglés.



4. "Mentes poderosas" de  Alexandra Bracken

En este caso, el estreno está previsto para el 3 de agosto en EEUU. Por lo que varias personas me han comentado, es una historia que está bastante bien, así que no descartaría darle una oportunidad, pero veo más probable ver la película que leer el libro (su ficha en Editorial Molino)

A continuación, os dejo el primer póster y el trailer en español:



5. "Por trece razones" de Jay Asher

Bueno, esto en verdad no es una adaptación, porque lo que os voy a dejar aquí es la promo de la 2º temporada de la serie, que en verdad no está basada en ningún libro, pues el primero no tuvo ninguna continuación y son los de Netflix los que decidieron ampliar la historia. Esta temporada será estrenada el 18 de mayo y ésta es la promo en el canal de Youtube de Netflix España:





¿Habéis leído alguno de los libros?

¿Cuál es la adaptación que más os llama la atención?

Espero vuestros comentarios :-)


Os recuerdo que todas las novedades las comparto según las veo en la página en Facebook del blog: 

miércoles, 2 de mayo de 2018

Then she was gone, Lisa Jewell

TÍTULO: THEN SHE WAS GONE
AUTORA: LISA JEWELL


She was fifteen, her mother's golden girl. She had her whole life ahead of her. And then, in the blink of an eye, Ellie was gone.

Ten years on, Laurel has never given up hope of finding Ellie. And then she meets a charming and charismatic stranger who sweeps her off her feet.

But what really takes her breath away is when she meets his nine-year-old daughter.

Because his daughter is the image of Ellie.

Now all those unanswered questions that have haunted Laurel come flooding back.

What really happened to Ellie? And who still has secrets to hide?

(Fuente: Penguin Random House UK Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

¿Os gustan los thrillers? ¿Sí? Pues os recomiendo darle una oportunidad a este libro. En el momento actual (mayo de 2018), no está disponible en español, pero no me pareció muy complicado de leer en inglés. En todo caso, he visto que está cosechando muy buenas críticas, así que ojalá lleguen a traducirlo. Yo no lo conocía, pero en mi ciudad hay un pequeño punto de intercambio de libros y me lo llevé cuando fui a dejar otro. La sinopsis me atrajo de inmediato y empecé la lectura realmente entusiasmada. Fijaos si me atrapó, que lo leí en solo 3 días, algo que para mí es un milagro, ya que suelo ser un poco lenta leyendo en inglés y encima el libro tenía 424 páginas. Pero es que no podía parar de leer cada vez que tenía un rato libre...

La historia comienza con un prólogo en el que Ellie Mack nos cuenta el buen momento por el que estaba pasando cuando todo cambió... Posteriormente, conocemos a Laurel, su madre, y nos describe lo que sucedió: Ellie desapareció cuando tenía 15 años. Era un día normal y corriente en el que Ellie salió de casa con la intención de ir a la biblioteca y desapareció sin dejar rastro. No hubieron sospechosos ni pistas, así que la policía llegó a decir que Ellie se había marchado voluntariamente porque estaba estresada por culpa de unos exámenes que iba realizar. Ahora, 10 años después, la policía ha encontrado parte de sus restos... ¿Qué le pasó a Ellie? ¿Cuándo murió exactamente? ¿Quién o quiénes estuvieron implicados en su desaparición? Éstas y otras muchas preguntas son las que hacen que no puedas parar de leer para ir desentrañando el misterio...

Lo primero que quiero destacar es que los capítulos son muy cortos, algunos apenas tienen 3 páginas, lo que ayuda a que se note que la trama avanza a muy buen ritmo. 

La mayoría están protagonizados por Laurel, la madre de Ellie, así que vamos viendo lo que sucede en la actualidad y lo que para ella supuso perder a Ellie. Su marido y ella no supieron sobrellevarlo juntos y acabaron divorciándose, su relación con sus otros dos hijos era distante y tenía que hacer frente a que muchos dieran por hecho que Ellie se marchó por voluntad propia, algo que era impensable para ella. Otros capítulos, encabezados siempre por la palabra "Then" (entonces), están protagonizados por Ellie y nos cuentan todo lo que necesitamos saber para entender qué le pasó. 

Pero ya os aviso que esto no es todo, hay capítulos que dan sorpresas. Ni uno solo es prescindible, todo lo que se cuenta es relevante.

La aparición de ciertos restos de Ellie en la actualidad es lo que parece desencadenar una serie de acontecimientos. Por un lado, su madre por fin tiene la certeza de que su hija está muerta y esto la destroza, pero la incertidumbre de no saber dónde estaba era peor. Pero por otro lado, Laurel no sabe cómo seguir con su vida y se siente completamente perdida. De repente, un mes después del funeral de Ellie, conoce a Floyd, un hombre encantador que le devuelve parte de la alegría que había perdido y que creía que no volvería a sentir. Lo raro viene cuando él le presenta a Poppy, su hija de 9 años, una niña que tiene un inquietante parecido con Ellie...

No hace falta que me digáis lo que pensáis, porque es muy probable que tengáis la misma teoría que tuve yo. Pero os puedo asegurar que la novela no es tan previsible como puede que penséis, tiene giros argumentales que, al menos a mí, lograron ir rompiéndome los esquemas. Cuando llegué al desenlace, solo había acertado en un detalle, pero me había equivocado en la forma en que se dieron los hechos y el grado de culpabilidad que tenían cada uno de los que componían la historia.

Prácticamente todos los personajes son presentados desde el principio. Además de los que he mencionado anteriormente, hay algunos más de gran importancia, destacando uno por su papel fundamental, pero prefiero no mencionarles para evitar contaros demasiado. Os prometo que son presentados pronto y no sería spoiler nombrarles, pero creo que es bueno callarme. Si algo quiero destacar es que la autora sabe jugar muy bien con los lectores: ella proporciona rápidamente todas las piezas del rompecabezas, pero va dejando claro que formar el puzzle no es tan fácil como podría haber parecido al inicio.

Otro aspecto que fue importante para mí es la perfecta imperfección de los personajes. A pesar de que Floyd me transmitió desconfianza en su primera aparición, es alguien lleno de matices, lo que me impedía formarme una opinión clara sobre él. Tenía actitudes sospechosas, pero luego era un hombre que parecía no tener maldad. Laurel tampoco es descrita como una madre que solo transmite pena, ella misma reconoce que hay partes de sí misma de las que no se enorgullece y eso me agradó, ya que suelo odiar que un personaje parezca tan perfecto que resulte irreal. Es más intuitiva de lo que parece, pero sus propios miedos hacen que dude de determinados pensamientos. Y con los demás pasa lo mismo, tienen sus pequeños secretos e ir profundizando es ellos genera interés.


Pero no todo es positivo, tengo pequeñas razones por las cuales no le daré la puntuación máxima a la novela. Mi principal queja se basa en la investigación policial que tuvo lugar cuando Ellie desapareció. Entiendo que lo importante es lo del presente, pero no me cuadra la indiferencia que mostró la policía. Cuando Laurel habla de esa época, me atrevería a decir que prácticamente ignoraron el caso. Se describen ciertas acciones, pero no parece que se tomaran en serio lo de investigar al entorno de Ellie. Cuando digo "entorno" no me refiero solo a su familia, hablo de sus amigos, vecinos, profesores y de cualquier persona que tuviera trato con Ellie. Si hubiera habido alguna explicación justificada, no me quejaría, pero no vi razones fundamentadas que respaldaran la teoría de que Ellie se había fugado. El otro motivo por el que le resto puntuación es que me faltaron más reacciones de varios personajes al final

El cierre lo deja todo claro, no queda ninguna duda y la última página me derrumbó, así de claro. Hay un epílogo que muestra algo totalmente inesperado y resultó ser un broche final perfecto para esta novela.

"Then she was gone" no es una historia totalmente oscura y lúgubre, hay partes cargadas de sentimiento y hubieron capítulos en los que sufrí por lo que estaban viviendo determinados personajes. También hay crueldad, actos llenos de maldad que demuestran la falta de límites que tienen algunos, pero la autora no da descripciones excesivas ni dice nada que pueda resultar macabro. Con sutileza, Lisa Jewell deja clara su maestría para no dejar indiferente sin necesidad de recrearse en el dolor. Además, te hace pensar en los pequeñas decisiones o acciones que, sin imaginártelo, pueden dar un giro radical a tu vida. Cada acción tiene una consecuencia y puede ser que  lo que otros hacen pueda acabar perjudicándote a ti de un modo inimaginable. 

Sinceramente, poco más puedo añadir. Leed esta novela si tenéis ocasión. En mi caso, no solo me ha encantado, sino que tengo muy claro que quiero leer más obras de Lisa Jewell.

Valoración del libro: 9/10 "Una de esas historias que te atrapan y no te sueltan.  Logra que sientas intriga en todo momento y la trama va dando varias sorpresas que te demuestran que el libro no era tan previsible como parecía en un principio. No hay ni una página que sobre, todo lo que se dice es importante y puede que nada sea lo que parece. Si podéis, no dudéis en darle una oportunidad"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

domingo, 29 de abril de 2018

La probabilidad estadística del amor a primera vista, Jennifer E. Smith

TÍTULO: LA PROBABILIDAD ESTADÍSTICA DEL AMOR A PRIMERA VISTA
TÍTULO ORIGINAL: THE STATISTICAL PROBABILITY OF LOVE AT FIRST SIGHT
AUTORA: JENNIFER E. SMITH

Hadley ha llegado cuatro minutos tarde, lo que, bien pensado, no parece mucho: una pausa para la publicidad, el descanso entre dos clases, el tiempo que lleva calentar un plato precocinado en el microondas. Cuatro minutos no son nada.

Cierra los ojos solo un instante y, cuando los vuelve a abrir, el avión ha desaparecido.

Los caprichos del destino y las casualidades de la vida son el motor de esta conmovedora novela sobre lazos familiares, segundas oportunidades y primeros amores. Desarrollada a lo largo de 24 horas, la historia de Hadley y Oliver nos convence de que el amor verdadero puede aparecer en nuestras vidas cuando menos lo esperamos.

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)



OPINIÓN PERSONAL

Cosas de este libro que me enamoraron a primera vista:

✓   Título.- ¿Para qué negarlo? Soy una romántica y no es difícil encandilarme con títulos así.
✓  Portada.- Me encanta esa imagen, aunque ya la conocía porque también es la portada de "La otra vida de Rachel" (pero ésa es en tonos naranjas/rosáceos)
✓  Sinopsis.- Soy muy fan de esas historias en las que los protagonistas se conocen por casualidad y en pocas horas pasa algo que les une.

Teniendo estos 3 puntos en cuenta... ¿qué podía fallar?. Además, había visto algunas opiniones muy positivas, así que empecé con entusiasmo la lectura, pero pronto me di cuenta de que no iba a acabar adorando esta novela. Tiene aspectos positivos, pero no ha sido lo que yo esperaba

Hadley tiene 17 años y debe viajar desde Estados Unidos a Londres para la boda de su padre. Desde un principio deja bien claro que no tiene ni las más mínimas ganas de realizar este viaje, pues está resentida con su padre por haberlas dejado a ella y a su madre. Aún así, sabe que debe asistir al enlace y no intenta evitarlo, pero por una serie de circunstancias llega 4 minutos tarde a la puerta de embarque y pierde el vuelo. Afortunadamente, consigue un pasaje para salir unas horas más tarde, pero ese cambio desencadena una serie de sucesos que la llevan a conocer en el aeropuerto a Oliver, un chico con el que congenia rápidamente. 

Empezaré aclarando que esta novela abarca un periodo de 24 horas, algo que la propia sinopsis dice, así que yo esperaba ver momentos realmente mágicos que me hicieran creerme que un gran amor pudiera surgir en tan poco tiempo, pero finalmente no fue así

Me gustaron los instantes iniciales entre Hadley y Oliver, pues resulta creíble el modo en que se conocen y comienzan a hablar. Pero pronto hubo un detalle que comenzó a molestarme: Oliver casi no hablaba, preguntaba bastante, pero contaba muy poco de sí mismo. Intenté convencerme de que el chico era tímido y que seguramente habrían grandes conversaciones en las siguientes páginas, pero eso no sucedió.

Si la historia no transcurriera en un día, esto sería perdonable, pero al pasar todo tan rápido y al tener el libro solo 268 páginas, lo lógico hubiera sido conocer a los personajes lo máximo posible y no de una manera tan superficial como finalmente se hace.

Tras los primeros capítulos, me costó mucho avanzar en la lectura. No os exagero si os digo que hasta me daban ganas de dormir. Yo no veía complicidad por ningún lado y las conversaciones de Hadley y Oliver en el avión no eran más aburridas y sosas porque no se podía. En 7 horas de vuelo, hablan lo justo y Oliver se dedica a evadir cualquier pregunta que sea un poco personal. Su gran secreto es el motivo por el que viaja a Londres y a mí no me pareció que hubiera nada que justificara que no quisiera contarlo. Cuando se descubre, entendí que es algo que le hacía daño a nivel emocional, pero seguí sin comprender tanto secretismo (especialmente si tenemos en cuenta que Hadley sí que le respondía a sus preguntas)

Cuando ya pensaba que iba a ser un suplicio terminar el libro, agradecí ver que después de la mitad cogía ritmo. Se producen más sucesos, comienzan a descubrirse los secretos, el padre de Hadley me encantó, Hadley me tenía de los nervios y tenía curiosidad por saber qué le pasaría... Vamos, que conseguí volver a meterme de lleno en la historia.

Hadley es un personaje que me resultó muy inmadura y egoísta en varios momentos. Comprendí el rechazo que tenía hacia su padre, pero cuando se van explicando bien cómo eran las cosas, me pareció una exagerada con tanto dramatismo. En cierto modo, da una idea de lo que debe de ser tener padres separados y que encima uno viva en otro país, pero, de verdad, Hadley era un poco injusta. No digo que su padre fuera un hombre perfecto, porque no lo era, pero tampoco era un insensible que quería imponer su voluntad. 

El romance no lo vi creíble, no sé de dónde surgió tanto amor.

No hay conversaciones profundas ni conversaciones simpáticas, sencillamente hay pequeñas (muy pequeñas) charlas que despiertan en Hadley y Oliver sentimientos que para mí son inexplicables.

El desenlace no dio grandes sorpresas, considero que lo más interesante fueron los momentos en los que el padre de Hadley y su pareja tomaron protagonismo. Además, me resultó interesante ver cómo cada personaje se explicaba y se mostraba claramente cómo era cada uno realmente.


El principio y el último tercio del libro me agradaron, así que mi valoración general no será muy baja. Desde mi punto de vista, es una historia que daba para mucho más, pero que no logra aprovechar varios aspectos de la trama y presenta un romance que flaquea en varios aspectos.

Valoración del libro: 6/10 "Con un comienzo que parecía prometer un romance inusual, esta historia falla al no mostrar más instantes entre los dos protagonistas, lo que provoca que sea complicado ver la magnitud de los sentimientos que supuestamente surgen. La primera mitad de la novela resulta tediosa en varios momentos, pero luego se nota una mejoría y el tramo final es casi trepidante".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

miércoles, 25 de abril de 2018

Hechizo en la niebla, Nora Roberts (Trilogía de los O´Dwyer #2)

TÍTULO:  HECHIZO EN LA NIEBLA
TÍTULO ORIGINAL: SHADOW SPELL
TRILOGÍA DE LOS O´DWYER: 2º PARTE
AUTORA: NORA ROBERTS

Con toda la sabiduría popular de Irlanda corriendo por sus venas, el halconero Connor O'Dwyer se siente orgulloso de que el condado de Mayo sea su hogar. Ahí es donde él y su hermana Branna han nacido, donde su prima Iona ha encontrado el verdadero amor y donde viven sus amigos de la infancia, a quienes les une un vínculo especial... Sobre todo con Meara Quinn, la mejor amiga de Branna. Sus caminos se cruzan casi a diario cuando él lleva a los turistas a ver cazar a los halcones y ella los guía durante los paseos a caballo por los alrededores. Connor se había acostumbrado a ver sus vibrantes ojos y su cuerpo de diosa, y no se había dado cuenta del deseo que sentía por ella hasta que se enfrenta con la muerte. Por su parte, Meara, asustada por estos sentimientos desconocidos, trata de huir de ellos desesperadamente.

Mientras Connor se esfuerza por conquistarla, descubre el alcance de su fuerza y furia interior; una herencia del pasado que podría hacer que perdiera todo lo que ama...

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Menudo segunda parte más desastrosa. Tras leer el primer libro de la trilogía, "Bruja oscura" (reseña aquí), mis expectativas con esta continuación eran altas. "Bruja oscura" supo atraparme y logró que sintiera mucha curiosidad por los O`Dwyer y por la amenaza a la que tenían que hacer frente. Aunque no era una novela perfecta, me gustó y pensé que "Hechizo en la niebla" sería aún mejor, pero me equivoqué. Apenas sucede nada, la historia de amor no es creíble y el villano es casi de chiste, ya que no da una.

A PARTIR DE AQUÍ, ADVIERTO QUE HAY PEQUEÑOS SPOILERS DE "BRUJA OSCURA"

En este libro el protagonista es Connor, algo que de por sí no me hacía demasiada ilusión. A mí Connor me cayó bien en la primera parte, era un chico simpático y se hacía querer, pero estaba demasiado claro de quien se iba a "enamorar" y no creía que su personaje pudiera sorprenderme. Aún así, me conformaba con que se transmitiera bien el romance y que averiguáramos más detalles sobre Cabhan, el brujo que quiere destruir a los O´Dwyer. Pero no sucedió nada de esto.

Al igual que con "Bruja oscura", prácticamente las primeras 50 páginas de este libro están dedicadas a lo que sucedió en el siglo XIII con Sorcha y sus hijos. Aquí conocemos qué fue de los niños tras la muerte de su madre y cómo fueron encauzando sus caminos. Sinceramente, esta parte fue la mejor. Más adelante vuelven a tener una pequeña presencia y también se agradece, de hecho, tal vez me equivoque, pero creo que se intuye cómo se resolverá el tema de Cabhan en el final de la trilogía.

Tras esos primeros capítulos, hay un salto al presente y ya nos centramos en las vivencias de Connor y de su familia y amigos. 

Connor parece que es el soltero de oro, adora a las mujeres y las trata bien, pero no quiere compromisos con ninguna. Todo cambia cuando sufre un ataque por parte de Cabhan, porque Meara, una amiga de toda la vida, se preocupa tanto que luego no puede resistirse a besarlo cuando lo ve recuperado.

Y aquí empezamos con un tonteo que se alarga todo el libro y que te habla de un gran amor que no se creen ni los protagonistas

Yo los vi como amigos, pero nada más. Puedo aceptar que dos personas sean amigas de toda la vida y de repente ese cariño se transforme en amor, pero lo de Connor y Meara no tiene fundamento ni se ve una progresión de sus sentimientos, sencillamente se caen bien y luego, de un momento a otro, parece que no pueden controlar su pasión.

Lo más interesante de Connor es su trabajo con los halcones. Ellos son los animales con los que él se siente especialmente conectado y me gustó cómo se compenetraba con su halcón cuando ambos debían enfrentar alguna situación juntos. De resto, no puedo decir que hayan demasiadas cosas que destacar de su personaje. Repite mucho que le encantan ciertas partes del cuerpo de Meara, que quiere vencer a Cabhan, va a su trabajo y poco más. Digamos que no es un personaje muy profundo y que su simpleza impidió que pudiera llegar a verle como alguien serio en determinados momentos. Aclaro que no es mala persona, sencillamente es que me provocó indiferencia. Y otra cosa, si os fijáis en la sinopsis pone "descubre el alcance de su fuerza y furia interior; una herencia del pasado que podría hacer que perdiera todo lo que ama...". Ya os digo yo que no, no sé dónde está esa furia tan temible, Connor casi ni se enfada y cuando lo hace, es inofensivo y resulta imposible pensar que vaya a hacer nada realmente peligroso o malo. 

En cuanto a Meara, no hay quien la entienda. Meara quiere una cosa, luego no le convence eso, sus traumas no me cuadran y no la vi muy enamorada. Atraída sí, enamorada no. Hay un instante en el que incluso me pareció que tanto ella como Connor eran forzados a decir "te quiero". De Meara destaco el modo en que se enfrenta a sus demonios interiores en una ocasión y lo que se descubre de su situación familiar, pero me pareció una protagonista insulsa.

Los demás personajes protagonistas son Iona y Boyle, que parece dos tortolitos, Branna y Fin, que son mi gran apuesta desde el principio de la trilogía y que espero de corazón que no me defrauden en el tercer libro, y Cabhan, cuyo papel es aparecer de vez en cuando como para decir "no os olvidéis de que existo"

No me parece que ningún personaje se esmere en elaborar un buen plan en contra de Cabhan, más bien parece que esperan a ver qué pasará, lo que provoca que Cabhan casi siempre los pille con la guardia baja en sus ataques (que tampoco es que sean lo más de lo más en cuanto a planificación y organización)


Quiero creer que este libro es de tránsito y que el 3º va a ser trepidante, porque si no, no me explico la falta de acción en éste. La parte de la brujería/ magia es muy decorativa, a veces me parecía que jugaban, pero que no eran conscientes de cuáles eran sus poderes de cara a un enfrentamiento. Fin es el más maduro en este sentido y veo un gran poder en él, lo malo es que parece un poco contenido por culpa de los otros. 

Deslizarse por las hojas de esta novela es pasar el rato, no os la podéis saltar porque hay pequeños detalles que son relevantes de cara al último libro, pero tampoco esperéis muchas sorpresas. Hay capítulos que son soporíferos, pero, afortunadamente, la lectura se vuelve un poco más entretenida después de la mitad.

No puedo acabar la reseña sin mencionar algo que me enfureció: la "gran" pelea. Yo sé que la batalla más importante no tendrá lugar hasta el desenlace de la trilogía, pero la lucha que tiene lugar en "Hechizo en la niebla" es de risa. Supuestamente, todos los personajes se están preparando para asestarle el golpe de gracia a Cabhan (aunque solo lo hacen en sus pequeños ratos libres, después de darse un festín de comida y de bailar y cantar). Pues bien, hasta la página 326 no da comienzo su gran plan y el libro acaba en la 334. ¡¡¡Ni 10 páginas para un enfrentamiento "planificado" y que encima se reduce a nada porque... no puedo decirlo porque sería spoiler, pero si os puedo decir que creo que hasta yo que no tengo nada de bruja lo haría mejor!!!.

Resumiendo: espero que "Legado mágico" suponga un cierre maravilloso de la trilogía y que sepa compensar la enorme decepción que para mí ha supuesto "Hechizo en la niebla".
* Actualización: la reseña de "Legado mágico" ya la podéis encontrar aquí.

Valoración del libro: 4/10 "Una segunda parte decepcionante a la que le cuesta coger ritmo. No aporta prácticamente nada a la trilogía y presenta un romance que brilla por su falta de credibilidad. Hay muy pocas revelaciones importantes y considero que es de esas lecturas que se olvidan fácilmente".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.