jueves, 10 de mayo de 2018

Descalzas, Elin Hilderbrand

TÍTULO: DESCALZAS
TÍTULO ORIGINAL: BAREFOOT
AUTORA: ELIN HILDERBRAND

Cuando Brenda, Vicki y Melanie aterrizan en la isla de Nantucket para pasar el verano y dejar atrás sus problemas, un huracán de emociones y sentimientos se desata. 

A Vicki, madre de dos niños pequeños, se le ha diagnosticado un cáncer de pulmón; su hermana Brenda, una brillante profesora universitaria, ha sido expulsada de la universidad por mantener un romance con un atractivo alumno; y la mejor amiga de Vicki, Melanie, acaba de abandonar a su marido después de enterarse de que le es infiel. 

Pero no hay pena ni dolor que no pueda curarse con un poco de arena de playa bajo los pies... sobre todo, si el destino pone en su camino a un hombre que cambiará sus vidas para siempre. 

(Ficha en Planeta de libros aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Le sobran páginas, muchas páginas. Me compré este libro con bastante entusiasmo, ya que pensé que iba a ser una historia con dramatismo, pero también con toques alegres y algo de romance. ¿Acerté? No, me ha resultado tediosa y dos de las protagonistas lograron cabrearme más de una vez. Esta novela consta de 510 páginas y considero que la mitad están de más

La historia empieza bien y resulta más o menos entretenida. Hay 3 protagonistas de entre 30 y 32 años que van a pasar juntas el verano en una casa costera de Nantucket. Sus vidas y circunstancias son muy diferentes, así que voy a hacer una pequeña presentación de cada una:

- Vicki: madre de dos niños pequeños (uno de 4 años y otro de 9 meses) y felizmente casada, acaba de descubrir que tiene cáncer de pulmón. Este diagnóstico ha hecho que su vida se desmorone y más aún porque parece que su curación será complicada. Durante el verano deberá someterse a quimioterapia para posteriormente poder ser operada, pero Vicki teme que nada vaya a funcionar y eso hace que desee tener el mejor verano posible y disfrutar de sus hijos. Su marido solo vendrá los fines de semana, ya que no puede permitirse dejar su trabajo en la ciudad, algo que Vicki entiende, aunque su mayor miedo es que él no quiera estar con ella cuando vea los cambios físicos que le provocará la quimioterapia. En todo caso, como la casa de Nantucket ha sido siempre de su familia, ella piensa que los buenos recuerdos de lo que vivió allí la ayudarán a afrontar su difícil situación.

- Brenda: es la hermana de Vicki y acaba de ser despedida de su trabajo como profesora en una universidad. Resulta que se acostó con un alumno, pero ella no lo veía mal porque él tenía un año más que ella. Debido a esto, nunca podrá volver a ejercer en ninguna universidad y encima es posible que tenga que ir a juicio porque parece ser que destrozó un cuadro muy valioso cuando le comunicaron que estaba despedida. Se cree una pobre incomprendida y es experta en quejarse, pero acepta ir a Nantucket para ayudar a Vicki y para alejarse de los problemas que tiene.

- Melanie: después de varios tratamientos para intentar quedarse embarazada, se ha enterado de que finalmente lo ha logrado. ¿El problema? Su marido le ha dicho que le está siendo infiel y que no planea dejar a su amante. Incomprensiblemente, Melanie quiere que él le suplique perdón para poder seguir con su matrimonio como si nada (personalmente, yo a él le diría "hasta nunca" y me vengaría con un proceso de divorcio que no le resultara barato, ya que se nota que es un prepotente). Es amiga de Vicki y se ha marchado con ella y con Brenda para que su marido la eche de menos y le ruegue que vuelva a casa, aunque todavía no le ha contado que está embarazada.

Y con este panorama, comienza el que será un verano decisivo en sus vidas

En los primeros capítulos ya es fácil intuir cómo se desarrollará todo y ése es el principal punto negativo de esta historia, pues no hay ni una sorpresa. 

Los días se suceden de una forma muy similar y Vicki es la única cuyo personaje parece ir variando y evolucionando. No hay ningún giro argumental que pueda resultar inesperado, no se profundiza en la complejidad de determinadas situaciones, la superioridad moral que se dan algunos personajes es irritante y el final está hecho un poco a la prisa.


Si hablamos de los personajes, Brenda es una grandísima egoísta, porque se queja hasta por llevarle algo de beber a su hermana. Eso me enfurecía, pues Vicki no le pedía ayuda porque quisiera convertirla en criada, sino porque había momentos en los que de verdad se notaba que no podía ni con su alma. A medida que fui avanzando en la lectura, vi que parecía que quería redimirse, pero no lo vi creíble. Por si fuera poco, su personaje está como en un bucle, ya que siempre hace lo mismo: quejarse, llevar a Vicki al hospital, volver a quejarse, sentir que el mundo está en su contra y no reconocer sus errores, escribir un guión cinematográfico de un libro con el que está obsesionada y que no ha leído nadie (y encima, parece que en la universidad sus clases se centraban en analizar esta dichosa obra, cosa que no entiendo, ya que no le veo la utilidad a pasar un semestre hablando siempre del mismo libro y del parecido que pueda tener con los trabajos de otros autores)., quejarse otra vez, y así sucesivamente. 

Melanie no tiene amor propio, quiere hacer creer que sí, pero no es lógico estar lloriqueando la mayor parte del tiempo por un marido infiel que encima parece que quiere que siga con él solo para aparentar ser un tío exitoso no solo en lo profesional sino también en lo personal. Además, por si esto fuera poco, luego logró que incluso la viera como una falsa. Desde mi punto de vista, le puedes reprochar algo a alguien si tú no has hecho lo mismo, pero cuando lo haces, creo que pierdes todo el derecho a querer dar a entender que tú eres mejor. Quiere una vida cómoda y sin riesgos, y eso es respetable, pero que no se ponga a criticar a los demás. En un momento dado, llama "zorr* y put*" a Brenda porque la ve haciendo algo que para ella está mal SPOILER Brenda se está besando con Josh, un chico de 22 años que cuida a los niños de Vicki y que está soltero FIN DE SPOILER

Vicki fue mi favorita y con diferencia. Incluso cuando le dan pataletas, ella explica sus motivos y el por qué se siente así. Tiene sus errores y sus aciertos, pero se va viendo cómo va cambiando debido a sus circunstancias y cómo eso la hace ver su vida con otra perspectiva.

Sufrí, me enfadé y también sonreí con ella, así como con sus hijos, que son unos niños que te roban el corazón.

Además, aunque su marido sale poco, creo que la autora sabe mostrar lo que es para una pareja enterarse de que uno de ellos sufre una enfermedad y las inseguridades y miedos que eso provoca.


El fallo que tienen las 3 es que a cada rato se llaman a sí mismas "mujeres mayores". Con 30 años no eres una adolescente, eso está claro, pero 30 años no es tener 100. Prácticamente al principio conocen a Josh, un chico de 22 años que trabaja en el aeropuerto y que posteriormente pasa a ser el cuidador de los hijos de Vicki. Otros personajes le dicen a él que una de ellas "podría ser su madre" y que otra debe de ser una figura maternal para él.  No es por nada, pero a mí alguien que tiene 8-9 años menos que yo me dice que podría ser su madre y monto en cólera. Y el libro está escrito en 2007 y ambientado en la actualidad, no es que sea antiguo y pueda pensarse que es que intenta mostrar la mentalidad de otra época. En general, a mí me quedó la sensación de que la historia daba a entender que si sales/ tienes amistad con alguien mayor, es que le ves como un padre o una madre y que si tienes más de 30 años ya eres un tostón de persona. Veo mal juzgar a alguien de esa manera por su edad, yo soy de las que piensan que es tu carácter o tu forma de ser lo que te define y que si alguien mayor que tú te cae bien, eso no quiere decir que automáticamente le veas como una figura materna o paterna. Cada cual que piense lo que quiera, pero ésa es mi opinión.

Josh se convierte en alguien fundamental en la vida de Brenda, Melanie y Vicki, aunque su relación no será la misma con cada una de ellas. Me sorprendió ligeramente hasta donde llegó con una, porque digamos que mis teorías iban por otro lado, pero su personaje va de bien a mal. Para mí empezó siendo un chico sensato y luego acabó siendo un crío cabreado porque quiso ver lo que no era.

Además de ir viendo cómo les va a todos el verano, hay pequeños flashbacks sobre cómo cada una de las protagonistas ha llegado a la situación actual. Ninguno contiene nada especialmente llamativo, simplemente sirven para complementar y comprender un poco mejor lo que sucede ahora.

Me gustaría decir que al menos me conmovieron los grandes lazos de amistad y cariño entre Vicki, Brenda y Melanie, pero no. Melanie va a su rollo, está demasiado ocupada pensando en sí misma como para interactuar demasiado con las demás, y Brenda y Vicki no tienen una relación muy estrecha y los momentos entre ellas transmiten poco o nada. No digo que todas las hermanas tengan que llevarse a las mil maravillas, pero es que éstas sencillamente ni parecen hermanas, de hecho, creo que solo pasaron tiempo juntas en el libro porque estaban en la misma casa y alguien tenía que llevar a Vicki al hospital.

La poca puntuación que le doy a esta novela se debe a que la parte de Vicki me dio que pensar y sentí interés en ver cómo le iba todo. Y a ver, tampoco quiero ser injusta, aunque no pase gran cosa, la narración es más o menos fluida, no me costó horrores acabar la lectura.

Valoración del libro: 4/10 "Una historia que muy pronto deja claro que no va a dar sorpresas. A eso le tenemos que añadir que dos de las protagonistas son unas quejicas profesionales y que no se transmite demasiado bien la complejidad de ciertas situaciones. No es una lectura en la que cueste avanzar, pero no aporta gran cosa".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

6 comentarios:

  1. PUf, después de leerte no creo que me haga con ella...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Tamara! Sinceramente, es que creo que no pierdes nada por no leerla :-( ¡Saludos! ;-)

      Eliminar
  2. ¡Hola, Omaira! ^^

    Bueno, pues empezamos harto mal. Vamos a ver, que yo me entere. ¿Tres chicas que se van a una casa de playa a pasar un verano de la hostia? Eso está genial. ¿Que lo convierten todo en un drama? Ay. Así, por partes, la tal Brenda me ha caído como una patada en las narices. Menuda perla, juzgar sólo por si su amiga se besa o no con un tío al que le saca casi 10 años. Mente retrógrada. En fin. La quejica - ¿Melanie? -... bueno. La verdad es que tiene que ser muy fuerte que te echen de tu trabajo y que no te permitan ejercer nunca más. ¿Tanto se le fue de las manos la relación con el alumno? Es que es de traca.
    Más cositas. Vicky... pues, oye, parece maja, que ya es algo jajajajaja Eso sí, menudo verano :( Pobrecita.
    Es muy triste que el libro sea tan largo - ¡menudo tocho! - y te haya resultado tan tedioso. ¿Cómo es que no lo abandonaste? Vamos, por lo que cuentas es un tostón nivel Dios jajajajaja
    Como te digo siempre que te tropiezas con una lectura soporífera... espero que salgas de la racha y encuentres cositas maravillosas, ¡qué ya toca! ^^
    Otra cosa que me ha chocado es lo que comentas del tal Josh. ¿Al final se va en plan hombre despechado o cómo va eso? (Sí, hazme el spoiler, que paso de leerlo jajajajajaja).
    Nada, Omaira, una pena. Espero que tus próximas lecturas sean mucho mejores, sí, sí ^^
    ¡Ah, no, espera! ¡Me olvido una cosa! Dos, de hecho. La primera es sobre la edad... No, una persona no "puede ser tu hijo o hija" si sólo le sacas 10 años. Vaya locura. Yo también me pondría furiosa. La otra es la relación entre las 3. Es muy triste que consideres amiga tuya a una persona con la que te llevas, como mucho, bien. Quiero decir, si te vas de vacaciones con gente que aprecias es para echarte unas risas y pasarlo le mejor posible. Si la relación es fría... ¿qué sentido tiene?
    Y ahora sí que sí. Voy a por la otra entrada que tengo pendiente :)
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Carme! En teoría, sí, iban a intentar pasar el mejor verano posible, pero cada una va con sus problemas y creo que estar allí no les aportó gran cosa :-/
      Melanie (la embarazada cuyo marido es infiel) es la que juzga a Brenda (la profesora despedida) y sí, es una falsa de cuidado, porque adivina con quién se lía Josh... Vamos a ver, que cada cual haga lo que quiera, pero me parece increíble como se pone Melanie y luego lo que ella hace. Para ella todo vale, pero si lo hacen otras las juzga.
      A ver, lo del alumno... es que no te puedes acostar con alguien a quien le das clase. Brenda se tenía que haber aguantado hasta terminar el semestre, pero no, la pasión la desbordó (a ella y al alumno, que es tan culpable como ella). Lógicamente, si te ves envuelta en un escándalo sexual, se supone que es muy complicado que otra universidad te vuelva a dar trabajo. Ellos eran dos adultos y todo eso, pero al ser su profesora, se puede considerar que luego ella le beneficie en las notas o tenga un trato especial.
      Vicki es que es una buena mujer, con sus fallos y aciertos, pero ella intenta sacar a las otras dos adelante cuando ella es la que tiene el mayor problema.
      Jjjaja, no lo abandoné porque fue cogiendo ritmo, aunque me resultara aburrido, no me era complicado avanzar. Sobre mis lecturas, en serio, parece que me dedico a escoger malas lecturas y que soy algo así como una amargada, porque ahora estoy leyendo 5 y no sé cuál de todos es peor :-(
      De Josh... eso mismo que has dicho, va de despechado y de gran enamorado cuando lo que tiene es una relación que, por la forma en que está descrita, es puramente física.
      Lo de la edad me enervaba. Es que es eso, ¿cómo vas a ver como un padre o una madre a alguien que apenas te lleva 10 años? Y encima, todo el rato "mujeres mayores, mujeres mayores", por favor, si hablaban de sí mismas como si estuvieran en el ocaso de sus vidas.
      Y estoy de acuerdo contigo, no sé qué sentido tiene irte de vacaciones con gente que va a disgusto. Especialmente grave es lo de Brenda, porque si se ofrece a ayudar a su hermana, luego no entiendo para qué se queja.
      Dejo de quejarme ya, no quiero parecer tan plasta como las protagonistas xD
      Me voy a por tu otro comentario :D

      Eliminar
  3. Madre mía, si me podía entrar curiosidad con la sinopsis, después de leer tu reseña, se me han quitado todas las ganas y es que cuando a un libro le sobran muchas páginas es que algo falla y es algo que me encuentro a veces y me da mucha rabia, así que este lo dejaré pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Esther! A ver, tampoco quiero que ser la culpable de que te pierdas un libro que puede gustarte, yo te recomendaría mirar más reseñas y valores lo que decimos varios, más que nada porque si la sinopsis te ha atraído, tal vez te guste. En mi caso, ya has visto que no fue para nada lo que yo esperaba :-( Se lee más o menos fácil, pero es que resultan irritantes muchas actitudes y apenas sucedía nada.
      Si lo dejas pasar, personalmente no creo que te pierdas nada.
      ¡Saludos y gracias por comentar! ;-)

      Eliminar

Todos los comentarios con opiniones o dudas serán bienvenidos siempre que sean realizados con respeto.

▲ Los comentarios pasan por moderación, por eso no se publican inmediatamente ✔ Únicamente serán eliminados aquellos que contengan insultos o spam.

Si no quieres comentar sobre la reseña de un libro o película en concreto, y lo que quieres es dejar un comentario sobre otro tema, te aconsejo que accedas a la pestaña "Contacto"; situada en la parte superior del blog.