jueves, 19 de julio de 2018

Portadas que me enamoran: fotos bajo el agua ❤

¡Hola! He decidido empezar esta nueva sección para mostraros aquellas portadas que me han enamorado y que están relacionadas con algo en concreto. 

En la entrada de hoy me centraré en portadas que muestran imágenes tomadas bajo el agua. Cada vez que veo una de este estilo me lanzo a mirar de qué va el libro solo por lo mucho que me gustan las fotos así. Para mí tienen algo mágico, el agua siempre ayuda a que las personas que salen en la foto tengan un toque de misterio o que parezca que posan con posturas más relajadas que en fotos normales.

A ver, no os vayáis a pensar que luego me lanzo a comprarlo únicamente por la portada, miro si la historia me atrae o no y decido.

Y ahora os voy a mostrar las 5 que he seleccionado:

1. "Every seveth wave" de Daniel Glattauer.

Este libro lo leí en español. "Cada siete olas" (reseña aquí) es la continuación de "Contra el viento del norte" (reseña aquí) y es una historia que os recomiendo. Se compone únicamente de emails entre Leo y Emmi, dos personas que establecen contacto por un error, se convierten en amigos y luego empiezan a desarrollar sentimientos más profundos el uno por el otro. 

La portada española no está mal, pero ésta de una edición inglesa es absolutamente preciosa. 

Que salga una pareja en el agua viene genial para el título, pero también es muy acertada la forma en que están alejados y solo se cogen de la mano

Emmi y Leo tienen una unión emocional increíble, pero lo de verse en persona no es fácil porque tienen miedo de no sentir lo mismo que cuando hablan por correo electrónico, por tanto, a veces parecen estar como en la foto, unidos por las palabras pero tan separados físicamente que corren el riesgo de que eso acabe destrozando lo que ha surgido entre ambos. 

Si queréis saber si llegan a verse, os animo a que le deis una oportunidad a los libros ;-)

2. Trilogía Mara Dyer de Michelle Hodkin.

Esta trilogía no la he leído, pero recuerdo que la primera vez que le hice caso a la historia fue únicamente porque vi la portada y sufrí un flechazo

Solo el primer libro está en español y yo por lo menos no lo pude encontrar en las librerías a las que iba, así que me decidí a comprarlo por Internet en inglés, ya que encima costaba la mitad que en español. Comenzaré la lectura en los próximos días, pero es que cada vez que lo miro me quedo encandilada con la portada ^^


Si os fijáis, todas las imágenes de las portadas pertenecen a la misma sesión fotográfica, que curiosamente es la misma de la que también sacaron la foto de "Every seventh wave". En este caso no sé si luego le veré conexión con la historia, pero me dará igual, aunque no se mencione el agua ni una vez en todo el libro, seguiré enamorada de la portada. 

3. "Cada vez que llueve" de Lisa De Jong.

Esta historia también me llamó primeramente la atención por la portada y reconozco que por el título (sabed que ya tengo en mente otra entrada de esta sección dedicada a portadas relacionadas con la lluvia, ya que también las adoro). Luego vi críticas muy buenas y me lo compré (reseña aquí).

Fue una lectura que me atrapó y solo le resté algo de puntuación por dos motivos, aunque lo que más me desilusionó fue el final porque no me creí que pasara lo que pasó.

Se podría decir que la portada encaja con lo que pasa.

Kate, la protagonista, vivió algo terrible y la lluvia le trae recuerdos de lo que le sucedió, así que se suele quedar bloqueada y se siente sola, atrapada en el sonido de la lluvia y sintiendo que no es capaz de salir a flote.




4. "The dead don't dance" de Charles Martin.

De este autor he leído dos libros: "Un segundo amanecer" (reseña aquí) y "Donde acaba el río" (reseña aquí). Aunque el de "Un segundo amanecer" es el que realmente me cautivó, ambos me dejaron con ganas de leer más obras de este escritor, así que curioseando, encontré éste y me pareció intrigante la imagen de la portada y el título.

Por lo que leí en la sinopsis, es una historia MUY dramática en la que el protagonista debe buscar la forma de salir adelante tras una tragedia, así que esa imagen de un hombre tratando de salir a la superficie podría tener relación con su intento de encontrar una salida al dolor. Es probable que lo lea en el futuro.



5. "El océano al final del camino" de Neil Gaiman.

Tanto en la edición española como en la inglesa hay una persona bajo el agua, pero no sé por qué, la española me transmite un poco de mal rollo y la inglesa no. Mirando la sinopsis, no es una historia que me atraiga, pero tampoco me es indiferente. Habla de poderes y criaturas que se liberan, así que no sé si me gustaría.

Si habéis leído el libro, estaré encantada de conocer vuestra opinión.




Y hasta aquí esta entrada. Me gustaría que me dijerais si os ha parecido interesante o si no os parece nada interesante lo de estar viendo portadas. Además, sé que me he puesto ligeramente filosófica en el caso de algunas para intentar explicar la relación entre la portada y la historia, así que espero no haberos aburrido.

En vuestro caso...

¿Qué tipo de portadas os enamoran?
¿Se os ocurre algún libro con una portada similar a las que he mostrado?
¿Habéis leído alguna de las obras mencionadas?

Espero vuestros comentarios :-)

domingo, 15 de julio de 2018

Soy buena, Ali Land

TÍTULO: SOY BUENA
TÍTULO ORIGINAL: GOOD ME, BAD ME
AUTORA: ALI LAND

La madre de Milly, una chica de quince años, es una asesina en serie. Aunque Milly la quiere, la única manera que tiene de pararla es delatándola a la policía y consiguiendo que entre en prisión.

A Milly le dan un nuevo comienzo: una identidad diferente, un hogar con una familia de acogida acomodada y una escuela privada exclusiva.

Pero Milly tiene secretos, y la vida en su nuevo hogar se complica. A medida que el juicio de su madre se acerca, tendrá que enfrentarse al amor que sigue sintiendo hacia una madre psicópata de cuyo influjo, aun habiéndola entregado a la justicia, no sabe si podrá escapar.

¿Será buena… o mala? Después de todo ella es la hija de su madre, y ya se sabe que la sangre es más espesa que el agua…

(Fuente: Ediciones Pàmies Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Conocí este libro a raíz de un debate que estaba teniendo con unas amigas y me sentí bastante intrigada por la historia que planteaba. Ahora que he podido leerlo, os aseguro que me ha parecido adictivo, pero hay varios detalles que no me han convencido

El inicio me enganchó de manera inmediata, es muy directo y logró que quisiera conocer mejor a la protagonista. Ella es Milly, una chica de 15 años que acaba de ir a la policía para contarles que su madre es una asesina en serie. Al parecer, retiene niños en su casa y luego acaba con sus vidas, pero no se dan muchos más datos. Es más, ni siquiera se ve a Milly contándoselo todo a la policía, se cuenta que ella les da unas pruebas y que ellos acuerdan ir a detener a su madre en las próximas horas, pero nada más.

Después de eso ya vemos a Milly en casa de Mike, un psicólogo especializado en traumas que la acogerá hasta que sea el juicio contra su madre, que en teoría tendrá lugar en 12 semanas. Mike vive con su esposa Saskia y Phoebe, su hija adolescente, y está acostumbrado a acoger temporalmente a jóvenes que están pasando por situaciones delicadas. Milly, que no se llama así, ya que ese es el nombre que le han dado para proteger su identidad, tiene la esperanza de encajar en la familia de Mike y de que Phoebe se convierta en su mejor amiga, pero pronto verá que no será así.

Puede que fuera un error mío y que yo me hiciera una idea equivocada de la historia, pero yo esperaba que se analizara en detalle el caso de la madre de Milly y su modus operandi, cosa que no sucedió. Milly es la narradora y gracias a ciertas reflexiones que hace o a pequeños recuerdos podemos conocer un poco lo que sucedía en su casa y cómo era la convivencia con su madre, pero me dio la impresión de que la información era muy escasa.

Cuando acabé el libro, para mí la madre de Milly seguía siendo una desconocida y no llegué a sentir lo horrible que debió ser para Milly ver cómo su madre cometía actos atroces contra los niños a los que retenía y contra la propia Milly.

¿De qué trata la novela entonces? Del miedo de Milly a ser como su madre y de sus problemas en casa de Mike. Me atrevería a decir que el tema que más peso tiene en la historia es el bullying.

Mike trata de ayudar a Milly lo máximo posible, la escucha e intenta que sienta que ahora está en un verdadero hogar, pero su hija Phoebe no hará lo mismo. Phoebe es la típica adolescente engreída que se cree la mejor del mundo y que se dedica a humillar a cualquiera solo por diversión o porque le cae mal. A Milly se la tiene jurada desde que pone un pie en su casa y le hace varias jugarretas. Tiene un pequeño séquito a su alrededor que la apoya, así que hay varios instantes en los que acorrala a Milly y da mucha rabia ver lo que le hacen ella u otros compañeros. Y no solo a Milly, otros alumnos también se ven envueltos en "bromas" que no acaban nada bien.

En ese aspecto creo que la autora hizo un buen trabajo. Se retrata bien la impunidad de gente como Phoebe y su capacidad para manipular, lo que en el caso de ella hace que ni sus propios padres sean conscientes de la clase de hija que tienen. Mike no le dedica mucho tiempo a su familia y su esposa vive como en una nube, desconectada de lo que pasa a su alrededor e incapaz de reaccionar a los ataques verbales que sufre por parte de Phoebe.

A todos los personajes se les va conociendo mejor a lo largo de toda la novela, pero la que sufre una evolución más notable es Milly.

Una amiga que también tenía interés en el libro pensaba que Milly iba a tener un conflicto emocional en el sentido de que tal vez seguía queriendo a su madre a pesar de lo que había hecho, pero ya os digo que no. Desde mi punto de vista, Milly tiene claros sus sentimientos, la cuestión es saber cuáles son las secuelas psicológicas que sufre tras pasar prácticamente toda su vida viviendo en un ambiente de violencia. Desde un principio se ve que Milly tiene un lado un poco oscuro, pero no queda claro si puede llegar a ser peligrosa o no, ya que hay cosas que hace para defenderse y no parecen reprochables, así que es interesante ir viendo el rumbo que van tomando sus pensamientos y su actitud a medida que avanza la lectura.


Aunque el libro me tuvo atrapada de principio a fin, quedé insatisfecha por la ausencia de ciertas explicaciones y por varios detalles que no me cuadraron. Lo que ya dije de la madre es para mí un error importante en la trama, no tiene sentido que no se hable claramente de sus crímenes. No sé si es que la autora tenía miedo a tratar temas escabrosos o qué, pero sentí que todo el tiempo se hacían menciones mínimas a los horrores que tenían lugar en la casa de Milly y no se quería ahondar en ellos. Milly también evitaba entrar en detalles, era como si se bloqueara cada vez que iba a pensar o a hablar sobre lo ocurrido. Una parte de mí creía que en el juicio se expondrían más explícitamente los hechos, pero lo que se cuenta allí es lo que ya se sabía. Además, me llamó la atención que solo se hace hincapié en el caso de uno de los niños y, aunque es cierto que tiene variantes con respecto a los demás, no tiene sentido que los otros pasen desapercibidos y que prácticamente solo se les nombre de un modo superficial.

El desenlace me lo esperaba y a la vez me sorprendió ligeramente por cómo se desarrolló. Considero que la autora juega un poco con los lectores y no lo hace mal, pero no hubiera estado mal algo más llamativo o un cierre menos brusco. A pesar de que queda claro lo que pasa, un personaje acaba sumido en un estado de confusión que te impide saber cómo sobrellevará un descubrimiento que ha hecho.

Si queréis una lectura entretenida y que realmente engancha, este libro es una buena opción. Puede que no sepa sacarle provecho a algunos aspectos de la trama, pero sabe intrigar lo suficiente como para que no quieras parar de leer.

Valoración del libro: 7/10 "Una historia que logra atrapar desde el principio hasta el final. No es perfecta, especialmente porque desaprovecha varios aspectos de la trama que tenían un gran potencial, pero presenta a una protagonista que genera compasión y desconfianza a partes iguales, lo que resulta bastante intrigante".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

martes, 10 de julio de 2018

La llamada del norte, Claire Bouvier

TÍTULO: LA LLAMADA DEL NORTE
TÍTULO ORIGINAL: IM LAND DES ROTEN AHORNS
AUTORA: CLAIRE BOUVIER

Canadá, 1875. Jaqueline, una joven de Hamburgo, nunca habría emigrado a Canadá de haber sabido lo que allí le esperaba. 

Alan, un viejo amigo de su padre, la acoge, pero resulta ser un hombre sin escrúpulos: especula sobre el patrimonio de la joven y quiere obligarla a convertirse en su esposa. 

Jaqueline, recluida en su casa, logrará finalmente liberarse del yugo de Alan y escapar.

Para ello solo contará con la ayuda de Connor, el propietario de un aserradero, quien le dará refugio no sin antes aventurarse en un paisaje fascinante en una peligrosa balsa que los conducirá a través de los Grandes Lagos hacia las cataratas del Niágara, donde vivirán una experiencia que cambiará sus vidas para siempre.

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Vi este libro en la biblioteca y tengo que reconocer que me enamoré inmediatamente de la sinopsis. Además, la frase de la portada, "Un viaje de amor y libertad a través de las salvajes aguas de las cataratas del Niágara", me hizo pensar que caería rendida ante un romance inolvidable, pero no ha sido así. 

Lo primero que quiero destacar es que no sé a quién se le ocurrió escribir una sinopsis que es como un gran spoiler. Voy a proponer una: Jaqueline, una joven de Hamburgo, acaba de perder a su padre y se ve obligada a hacerse cargo de las deudas que él ha dejado. Para ello, deberá deshacerse de todas sus posesiones y actuar con cuidado, pues uno de los acreedores de su padre amenaza con hacerle daño. Sintiéndose más sola que nunca, la correspondencia que mantiene con Alan, un antiguo amigo de su padre que vive en Canadá, hará que se plantee dar un giro a su vida... ¿se decidirá a abandonar Alemania? ¿será Alan el hombre amable y especial que ella imagina?. Yo no digo que mi sinopsis sea la mejor del mundo, pero al menos no destripa medio libro. ¿Por qué digo esto? Leed la sinopsis oficial y decidme, si la historia tiene un total de 408 páginas, ¿cuándo pensaríais que Jaqueline conoce a Alan? ¿Y a Connor?. A continuación, las respuestas:

- Jaqueline inicia su viaje a Canadá en la página 97. Se encuentra con Alan poco después de la 100.
- Connor aparece por primera vez en la página 172, es decir, casi a la mitad del libro.

Hasta que no entra Alan en escena, me aburrí bastante. No entendía cuándo iba a pasar lo que se contaba en la sinopsis y me parecía que la parte introductoria se alargaba demasiado. En los capítulos iniciales se ve a Jaqueline triste por la muerte de su padre y acosada por un hombre que incluso trata de abusar de ella para "saldar" las deudas que su padre tenía con él, pero no hay un auténtico aliciente para engancharse a la lectura. Las cartas con Alan no me parecieron tan importantes como para que ella estuviera entusiasmada con él, pero intenté justificarlo pensando que Jaqueline estaba pasando por un momento muy duro y no podía reflexionar bien sobre ciertas decisiones. Además, no entendía por qué no le prestaba más atención a Christoph, un criado que claramente sí que la apreciaba y que podría haberla ayudado más de lo que ella le permitió. El caso es que lo que ocurre hasta la página 100 podría haberse resumido, ya que la verdadera acción comienza cuando Jaqueline y Alan se encuentran y queda muy claro que él no es tan galante y perfecto como ella creía.

No quiero ser repetitiva, pero es que tengo que volver a decir lo de que la sinopsis me fastidió una parte importante de la lectura. Es imposible que alguien vaya a leer este libro y no la la mire, así que nadie se pondrá sorprender con determinados aspectos de la trama que hubieran podido ser unos buenos giros argumentales.

Por lo que Jaqueline cuenta antes de encontrarse con Alan, yo me hubiera creído que él era bueno y que cuando se vieran iba a comenzar una historia de amor, pero como ya sabía por la sinopsis que era un desgraciado, pues solo estaba esperando a que se escapara de él para que Connor pudiera hacer acto de presencia.

No quiero dar más spoilers, así que opinaré con mucho cuidado sobre Connor y la parte de romance. Connor es maravilloso, así de claro, se nota que no tiene maldad y que intenta tomar siempre las mejores decisiones. Lo que más me gustó de él es que no da pie a que hayan malentendidos y no se anda con rodeos, si siente algo lo dice y no engaña. Gracias a él entran en juego unos personajes secundarios que no salen mucho, pero cuyo papel es vital. Si Alan es malo, os aseguro que estos no se quedan atrás.

El romance que se desarrolla es bonito, pero un poco insulso. No se narran la mayoría de momentos entre sus protagonistas, es lo típico de que se dice que hablan mucho, pero no se muestran la mayoría de esas conversaciones. Eso me impidió conectar con la supuesta gran historia de amor que surge. Aunque me interesaba saber qué iba a pasar y sonreía con algunas cosas, no sentía la profundidad de los sentimientos que se iban desarrollando entre los personajes. Lo bueno es que no todo va como la seda y se dan ciertas complicaciones y sucesos inesperados que generan algo de intriga.

En la tramo final de la novela es donde más se describen los paisajes de Canadá y cómo era el transporte de troncos a través del río hasta llegar al Niágara, algo que me pareció fascinante y muy interesante. De verdad, ver algo así en esa época tenía que ser impresionante.

El desenlace es la parte más trepidante. Os diré que Alan es una amenaza constante a lo largo de toda la novela, así que eso hace que el destino de Jaqueline sea incierto. A pesar de ser mejorable en algunos aspectos, creo que la autora supo darle un buen broche final a la historia y mantener la tensión hasta el último instante.

Si os animáis a darle una oportunidad a este libro, considero que tendréis que tener paciencia al principio, pero luego veréis que es muy fácil avanzar en la lectura y que no deja un mal sabor de boca. Tenía potencial para dar más de sí y, al no aprovecharlo, a mí no me ha dejado demasiada huella, pero al menos ha tenido cosas que me han gustado y me quedo con eso.

Valoración del libro: 6/10 "Con una sinopsis que te cuenta medio libro y que te estropea muchas sorpresas, esta historia comienza a atrapar después de la página 100. El romance que se desarrolla tiene instantes bonitos, pero le faltó profundidad, algo que me impidió sentir la magnitud de los supuestos sentimientos de los protagonistas. Es una lectura que tenía potencial y que podría haber sido maravillosa si hubiera sabido aprovecharlo".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.