lunes, 10 de mayo de 2021

La isla de las mariposas, Corina Bomann

TÍTULO: LA ISLA DE LAS MARIPOSAS
TÍTULO ORIGINAL: DIE SCHMETTERLINGSINSEL
AUTORA: CORINA BOMANN

El mismo día en que descubre que su marido le es infiel, la joven abogada Diana recibe la noticia de que su adorada tía abuela Emmely está muy enferma. Sin pensárselo dos veces, Diana toma el primer vuelo a Inglaterra para despedirse de ella.

Emmely tiene una última voluntad: Diana debe esclarecer un antiguo secreto familiar. Para ello, la anciana ha dejado pistas por toda su casa, la imponente mansión Tremayne House, que su sobrina deberá encontrar e interpretar, con la ayuda del leal mayordomo, el señor Green. Poco a poco, Diana desenmaraña una compleja historia familiar que se remonta al siglo XIX y la conduce hasta las hermanas Grace y Victoria Tremayne, propietarias de una plantación de té en Ceilán. 

La joven abogada se verá obligada a los pasos de sus ancestros y viajar a la hermosa y exótica isla de Sri Lanka para desvelar el misterio.

(Fuente: Ediciones Maeva Ficha técnica completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Una lectura inesperada que me ha gustado más de lo que esperaba. Es muy probable que os parezca ridículo el motivo por el que decidí leer este libro, pero no tengo razones para maquillarlo o inventarme algo, así que allá va: lo leí para hacer una foto y casi ni miré la sinopsis. Resulta que en mi casa tenemos un par de orquídeas y, como una de ellas está en plena floración, mi madre me pidió que usara alguno de mis libros para fotografiarla y que apareciera en mi cuenta de Instagram (el 98% de mis fotos son de libros, por eso me hizo esa petición). Como no tenía ninguno que mencionara orquídeas en el título o que las mostrara en su portada (tengo incontables libros pendientes en mis estanterías, pero el destino decidió que ninguno encajara con lo que buscaba), le eché un ojo a la web de la biblioteca y casi salté de alegría al ver la portada de éste. Ahora pensaréis que soy mega superficial, pero la cuestión es que, por un motivo aparentemente tonto, descubrí una buena historia :-) 

Esta novela está centrada en dos líneas temporales concretas. Exceptuando el prólogo, el cual nos muestra algo ocurrido en 1945, el resto del libro alterna unos sucesos ocurridos en 2008 con otros que tuvieron lugar entre 1887 y 1888. 

Tremayne House. Inglaterra. 1945. Ahí nos sitúa el prólogo para poder mostrarnos un atisbo de unas rencillas familiares que tienen su origen algunas décadas atrás. En dicho prólogo conocemos a Beatrice, una chica que llega a la casa Tremayne diciendo ser descendiente de Grace Tremayne (concretamente su nieta). Grace y Victoria Tremayne eran las hijas del señor Henry Tremayne, el patriarca de la familia tras la muerte de su hermano. En teoría, la casa debería haber sido para las dos, pero una carta da a entender que Victoria traicionó de algún modo a Grace y que Grace fue rechazada. Tras arrepentirse de lo que sea que hizo, Victoria le prometió en una carta a Grace que siempre le daría refugio a ella o a sus descendientes si alguna vez lo necesitaban. Victoria ya no está viva, pero su hija Deidre no parece querer cumplir con los deseos de su madre. Solo la intervención de su hija Emmely parece aplacarla...

¿Os liáis con tanto nombre? Si la respuesta es sí, ya os digo que eso no es nada, ya que al principio no es fácil tener claro quién es hija de quién y los parentescos exactos. No es que sean incontables personajes, pero en las primeras páginas yo sí que veía fácil liarse con algunos vínculos familiares (incluso cogí una libreta e hice un mini árbol genealógico para no perderme... de hecho, creo que el propio libro debería haber incluido algo así). Lo bueno es que, pasados unos capítulos, ya no hay confusión, así que el problema es solo al inicio. Cuando antes dije "hija" lo hice a propósito, ya que, por puro azar, solo nacen niñas en la familia. Los hombres con los que se emparejan de adultas y con los que son madres no pintan nada, pero realmente eso no es un fallo porque no son relevantes para lo que se narra. Solo se hace hincapié en Henry Tremayne y en otro relacionado con Grace. 

Ese prólogo inicial despierta bastante el interés y es útil de cara a vislumbrar que la familia Tremayne tiene secretos, pero el libro nunca vuelve a ese momento, algo que para mí fue un error. Se le podría haber sacado más provecho al vínculo que aparentemente iba a surgir entre determinados personajes y al hecho de que Deidre se mostrara tan arisca con cualquiera que estuviera vinculado con Grace Tremayne. 

Posteriormente, ya solo nos centramos en lo que va sucediendo en 2008 y en lo acontecido en 1887, año en el cual se originaron los problemas familiares.

Berlín/ Inglaterra/ Sri Lanka.- 2008. En esos 3 sitios iremos viendo como Diana, última descendiente viva de Grace, va removiendo el pasado para descubrir qué dinamitó la relación de Grace con su familia. Diana es un personaje con el que es fácil simpatizar de inmediato. Tiene una exitosa vida profesional y está felizmente casada...¿o no? Descubrir que su marido la engaña y que Emmely, a quien ella considera una abuela (aclaración de parentescos: Emmely es la nieta de Victoria Tremayne y Diana es la tataranieta de Grace Tremayne), ha sufrido un ataque y está grave, derrumba su mundo y la hace abandonar su casa de Berlín y trasladarse a Tremayne House. Allí, unas palabras de Emmely y unas pistas que recibe a través del mayordomo la ayudarán a ir indagando en la historia familiar...


Durante la primera mitad del libro, esta línea temporal es la que más peso tiene. Realmente se nota que un halo de misterio rodea a la familia Tremayne y considero que es fácil interesarse por descubrir qué ocurrió para así poder saber por qué Emmely vio tan importante alentar a Diana a investigarlo. Me gustaría destacar que la autora juega bien con la incertidumbre y la intriga, ya que en esos instantes creo que no se puede deducir qué derroteros tomará la historia. Además, Diana, a pesar de ser una persona con carácter, no resulta prepotente y es de agradecer que no pierda el tiempo y que se vea que, aunque solo sea por curiosidad, quiere averiguar qué pasó con sus antepasadas. Es adictivo ir viendo cómo encajan las piezas y el modo en que Diana sabe mantener su protagonismo y que su presencia ahí no quede diluida por la intervención de otros personaje. Ella sabe pedir y buscar ayuda cuando es necesario y  los personajes que la van acompañando consiguen ir generando cierto encanto. Lo malo es que, en la segunda mitad de la historia, esta línea temporal comienza a quedar totalmente eclipsada.  Hasta me atrevería a decir que era como si la propia autora ya solo mantuviera a Diana en el libro porque no podía eliminarla...

Colombo/ Vannattuppucci.- 1887/1888. Ésta es la línea temporal que se acaba comiendo cada vez más a la otra. Esto me pareció un gran error, ya que creo que ambas líneas temporales tenían el suficiente potencial como para que ninguna hiciera que la otra sobrara

Aquí conocemos a Grace con 18 años y a Victoria con 14. En 1887 es cuando se trasladan con sus padres desde Inglaterra a Sri Lanka tras el fallecimiento de su tío paterno. Él dirigía una plantación de té y ahora será Henry Tremayne, su hermano, quien se hará cargo del negocio.  
 
Las chicas echan de menos su vida en tierras inglesas, pero pronto comenzarán a enamorarse de la plantación y de la vida allí. Además, alguien irrumpirá en sus vidas y será el detonante de todo lo que ocurrirá a posteriori. 
 
Grace es descrita como la perfecta chica de clase alta que debe aspirar a casarse pronto con un hombre con poder, mientras que Victoria es una niña que sueña con disfrutar de aventuras.  
 
Será Grace quien centre la atención, y tengo que admitir que su personaje va evolucionando notablemente y que cada vez engancha más

A mí los capítulos dedicados a Grace no me hicieron gracia al principio, pero no porque ella me cayera mal ni nada parecido, sino porque los veía más monótonos en comparación con los capítulos de Diana. Yo no soy fan de descripciones de escenarios, plantas o de tipos de té, y eso era algo que tenía relevancia. En todo caso, admito que, sorprendentemente, tampoco me aburría, sencillamente es que yo disfruto más analizando secretos que ambientaciones o escenarios. Aún así, no negaré que al final acabé viéndole un ligero encanto a la plantación, pero al principio me parecía que eso interrumpía el ritmo de la historia. 

Cuando ya sí que nos centramos en los sucesos que irán siendo determinantes para que la vida de Grace cambie, es cuando ya su parte se vuelve adictiva y la de Diana se ralentiza. Es más, hasta los capítulos de Diana van teniendo cada vez menos páginas. 

Diana va obteniendo respuestas casi que por milagro divino y a veces nosotros sabemos cosas antes que ella. Me explico: los capítulos de Grace no son un diario ni nada, es una narración normal, así que Diana no sabe todo lo que nosotros vamos leyendo. Esto a veces me confundía, ya que veía a Diana cuestionarse algo y yo pensaba "¿qué hace? Si ya Grace lo acaba de explicar"... y entonces caía en que Diana no podía saber lo que yo sabía. Puede que me esté explicando fatal, pero tal vez debería haber habido un modo de que Diana supiera lo mismo que los lectores y que así no la estuviéramos viendo a ella perdida con cosas que nosotros si que vamos descubriendo antes. 

Lo bueno es que siempre hay algo que ejerce de aliciente para no perder el interés en la lectura. Aunque las dos líneas temporales no sepan mantener siempre el mismo nivel intriga, sí que es verdad que siempre hay una que tiene magnetismo. 

No es una historia de secretos rocambolescos ni giros excesivamente inesperados. Hay un momento en el que ya es fácil predecir qué rumbo va a ir tomando cada línea temporal, pero eso no evita que se quiera saber cómo van a ir afrontando exactamente los personajes lo que les espera. 

Además, los contratiempos y dificultades que tienen que afrontar van en consonancia con la época en la que viven y eso también te hace ver qué ambiciones y deseos podían marcar a la gente según la época en cuestión y según su cultura. Traiciones, venganzas, pasiones prohibidas, discriminación... hay un poco de todo. 


No quedan interrogantes al acabar la lectura. Lo que sí que me quedó a mí es una sensación agridulce con lo del prólogo porque me dio la impresión de que la autora pretendía sacarle más partido y al final se arrepintió. Bueno, eso y también creo que hubieron prisas para zanjar la historia. Como dije, se dan todas las respuestas, pero es de esas veces en las que vi ganas de acabar y por eso algunos acontecimientos me parecieron apresurados y hasta un poco ilógicos. 

Sea como sea, quiero dejar claro que, a pesar de sus casi 500 páginas y sus altibajos, a mí la lectura me dejó satisfecha. En términos generales, la autora sabe enganchar y, aunque podría haber pulido mejor varios aspectos, logra darle un buen toque emotivo y casi mágico a algunos pasajes en los que Diana reflexiona sobre sus antepasadas, lo cual hace que el libro tenga una belleza especial en determinados instantes. Si tenéis ocasión, yo os animaría a dejaros atrapar por la familia Tremayne y sus secretos. Y si sois fans del té y de descubrir países a través de los libros, éste os hará sentir que realmente habéis visitado una parte de Sri Lanka. 

Valoración del libro: 7,5/10 "A pesar de su extensión, es muy fácil avanzar en la lectura de esta novela y querer ir adentrándose en los secretos de la familia Tremayne. La historia alterna lo que le va sucediendo a la protagonista con lo que vivieron sus antepasadas, pero una parte va eclipsando poco a poco a la otra. Aunque se puede ir deduciendo qué rumbo tomarán algunos acontecimientos, eso no reduce el interés ante lo que se narra. Puede que no sea un libro extraordinario, pero deja buena impresión y te hace dar un pequeño viaje por ciertas localizaciones con encanto".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

lunes, 3 de mayo de 2021

Ojalá fuera cierto. Película (2005).- Opinión

 TÍTULO: OJALÁ FUERA CIERTO
TÍTULO ORIGINAL: JUST LIKE HEAVEN
AÑO DE ESTRENO: 2005

David (Mark Ruffalo) alquila un pintoresco piso en San Francisco sin intención alguna de compartirlo. Sin embargo, una vez instalado a su gusto, aparece Elizabeth (Witherspoon), una chica dominante que asegura que el piso es suyo. 

David cree que se trata de un malentendido, pero no puede impedir, ni siquiera cambiando la cerradura, que Elizabeth entre y salga a su antojo de la vivienda. 

(Fuente de la sinopsis: FILMAFFINITY)


 
OPINIÓN PERSONAL

Una película que combina muy bien drama, humor y romance. La he visto varias veces y siempre consigue sacarme alguna sonrisa y dejarme una buena impresión. Además, inevitablemente, siempre sufro con determinadas escenas que tienen un toque dramático importante (y yo tengo debilidad por escenas así). Eso sí, que nadie la vea esperando ver una adaptación calcada al libro en el que se basa: "Ojalá fuera cierto" de Marc Levy. Dicho libro es la primera parte de una bilogía, la cual decidí reseñar en una entrada que podéis ver aquí.  La adaptación coge la base de la historia, pero modifica completamente la forma de desarrollarla. En todo caso, me estoy adelantando, ya que primero quiero hablar de la película sin tener en cuenta el libro...

Los protagonistas son David y Elizabeth, dos personas cuyas vidas se unirán a raíz de un fenómeno que ninguno sabe explicar. 
 
Comenzamos la película conociendo un poco a Elizabeth mientras la vemos trabajar como doctora en un hospital. Ahí observamos un poco cómo es su carácter y lo importante que es para ella su profesión. Al acabar su turno e ir de regreso a casa, su coche choca con otro vehículo y nada vuelve a ser igual...

David es un chico al que conocemos mientras está buscando alguna casa para alquilar. Tras visitar varias propiedades y no quedar convencido con ninguna, una especie de casualidad le lleva hasta un pequeño piso que consigue enamorarlo...
 
La sorpresa vendrá cuando, una vez que David ya está instalado allí, Elizabeth se aparezca delante de él y lo acuse de ser un intruso. David no sabe ni cómo reaccionar ante lo que para él es una desconocida con problemas mentales que ha decidido acosarlo, pero lo que más le inquieta es la forma en la que ella aparece y desaparece dentro el piso. Además, ella insiste en que es la dueña de sea propiedad y que él es quien no debería estar allí.
 
Tras varias situaciones incómodas y discusiones, David descubrirá que no está alucinando y Elizabeth se dará cuenta de que se ha convertido en una especie de fantasma al que solo David puede ver (esto no es spoiler, en los primeros minutos de la película se deja clara cuál es la situación de Elizabeth).

¿Está Elizabeth muerta? ¿por qué no es consciente de lo que le ocurrió y hasta tiene problemas para recordar cómo era su vida? ¿qué puede hacer David por ella?  
 
Y sobre todo... ¿es posible llegar a sentir algo por una persona a la que ni puedes tocar?...

Como dije al principio, no todo es drama y no es una película centrada en ver a David asustado ante un fantasma y a Elizabeth lamentándose de su suerte. Ambos tienen personalidades muy carismáticas y, aunque él es más tímido y asustadizo, Elizabeth sabe sacarle su lado cómico. Como encima no están viviendo algo precisamente normal, David se propone averiguar qué le ha ocurrido exactamente a Elizabeth (ella ni tan si quiera se acuerda de su familia ni de en qué trabajaba) y eso deriva en situaciones muy surrealistas en las que es inevitable reirse y encariñarse más con los personajes.

Asimismo, también hay momentos en los que ambos abren su corazón y ahí dan ganas de abrazarlos. David a mí me pareció adorable, es un hombre sin una sola pizca de maldad y dispuesto a todo por ayudar a otras personas. Elizabeth lo complementa muy bien y a ella es fácil quererla por lo animada que intenta estar pese a todo y por su forma de conectar con David. 

Se le podría haber sacado más partido a algunas escenas, pero eso no evita que sea una película de ésas que se disfrutan y en las que se te pasa el tiempo volando

Lo único que siempre me deja una sensación agridulce es el desenlance. Digamos que ahí no todo transcurre como cabría esperar, algo que no es negativo porque hace que los acontecimientos no sean 100% previsibles. El problema es que luego es cómo si los guionistas o la persona que dirigió la película tuvieran prisa y decidieran zanjarlo todo rápidamente. Las últimas escenas son apresuradas y no se aprovecha la gran carga emotiva de ciertos hechos claves. No me desagrada el cierre, pero creo que faltó ampliar más las escenas finales

Centrándome ya en lo que es la película como adaptación, debo decir que el parecido con el libro es mínimo, de hecho, hasta los nombres de los protagonistas son diferentes. Si tuviera que dar un porcentaje de parecido entre libro y película, diría que es de un 10%, ya que ambas cosas solo se parecen en el detonante, pero el desarrollo y el final de la historia son completamente diferentes. Eso sí, con esto no estoy diciendo que ni la película sea mejor que el libro ni viceversa, a mí tanto el libro como la película me gustan bastante y creo que cada una tiene encanto propio. Además, en la novela es muy importante el tema reflexivo y entiendo que en la película eso no hubiera sido tan rentable de cara a darle fluidez a la trama. 

A continuación, destacaré las diferencias más relevantes. No puedo señalarlas todas porque entonces esta entrada no tendría fin, más que nada por lo que he mencionado de que película y libro siguen rumbos muy diferentes y entonces apenas coinciden en nada, así que he intentado mencionar los instantes claves que marcan los cambios más llamativos. Vamos allá...

DIFERENCIAS MÁS RELEVANTES ENTRE LIBRO Y PELÍCULA. ATENCIÓN SPOILERS. SI NO QUERÉIS CONOCERLAS: NO LEÁIS LA PARTE CON LAS LETRAS ROJIZAS. SI NO OS IMPORTA SABERLAS: SEGUID LEYENDO.

Si alguien quiere mencionar algún otro cambio aparte de los que yo voy a señalar, puede ponerlo en un comentario y, tras verificarlo, lo añadiré mencionando a la persona que lo propuso.

1.- Cambio de nombres.- 
 
En el libro, los protagonistas se llaman Arthur y Lauren. En la película, sus nombres son David y Elizabeth. 
 
En el libro, el mejor amigo de él se llama Paul, en la película se llama Jack. 
 

 
Mi opinión sobre este cambio: no le encuentro explicación. Lo único que se me ocurre es que quisieron "americanizar" los nombres, aunque tampoco es que los del libro sean tan raros como para no encajar en una película estadounidense. No le veo sentido, pero espero no liaros con el resto de diferencias, ya que voy a estar alternando constantemente entre unos nombres y otros. No tiene sentido que, por ejemplo, llame David al protagonista del libro si en el libro no se llama así. Y tampoco tiene sentido que llame Arthur al de la película porque allí se llama David. Usaré el nombre que corresponda dependiendo de si estoy mencionando un detalle de la película o del libro. 

2.- Accidente de Lauren/Elizabeth.- En el libro, Lauren sufre el accidente cuando se dirige en coche a pasar unos días a casa de unos amigos. Es por la mañana y pierde el control del automóvil por algún fallo que provoca que las ruedas se descontrolen. En la película, Elizabeth sufre el accidente de tráfico cuando está regresando a casa tras pasar más de 20 horas trabajando. Es de noche y justo antes de acabar su trabajo le han comunicado que ha conseguido plaza para trabajar fija en el hospital. Digamos que ese detalle es para resaltar que su vida se trunca en el mejor momento. El accidente de Elizabeth se produce tras chocar su coche con otro vehículo. En el libro no se habla de que Lauren estuviera haciendo horas extras para conseguir plaza, se da a entender que su puesto ya es fijo. Además, no hay otros vehículos involucrados en su accidente.

Mi opinión sobre este cambio: tanto en la película como en el libro, Lauren/Elizabeth está exhausta, pero no parece que ése sea un factor clave en el accidente. De hecho, en el libro duerme varias horas antes de sufrir en el accidente, así que podría decirse que no está 100% agotada. En la película no ha dormido nada, ya que el choque se produce justo cuando está volviendo a casa tras salir del trabajo, así que puede que ahí sí que se quisiera dar más a entender que el cansancio acumulado influyó para tuviera el accidente, pero no es algo que se llegue a analizar en ningún momento. Lo de la plaza en el hospital no es relevante, añadir eso en la película no está mal, pero no es un detalle decisivo de cara a nada de lo que ocurre a posteriori. Me parece que fueron dos formas diferentes de abordar el modo en el que Elizabeth se accidentó, pero ni en la película ni en el libro ese hecho es excesivamente importante.

3.- Reanimación y traslado al hospital.- En la película no se ve nada de los instantes posteriores al accidente. No se muestra la llegada de los equipos de emergencia ni el ingreso de Elizabeth en el hospital. Tras el accidente, ya saltamos unos meses en el tiempo y conocemos directamente a David. En el libro sí que se describe de forma exhaustiva todo lo que ocurre durante y después del accidente. Se nos cuenta cómo es dada por muerta y cómo "resucita" solo porque un enfermero de la ambulancia decidió no darse por vencido y seguir dándole descargas hasta que su corazón volvió a latir. Eso sí, él no supo inicialmente que había conseguido ese milagro, ya que es en el furgón policial (en el cual iba a ser trasladada directamente a la morgue) donde el cuerpo se cae de la camilla y, al ir a recolocarlo, los policías se dan cuenta de que tiene pulso. Se nos describe incluso su paso por el quirófano y cómo los médicos hacen un trabajo increíble por salvar su vida e intentar que tenga las menos secuelas posibles si despierta.

Mi opinión sobre este cambio: creo que lo del libro te ayuda a darle incluso más significado a lo que le sucede a Lauren/Elizabeth. Al mostrar cómo realmente murió y consiguió ser reanimada de milagro, digamos que, poniéndonos místicos, se puede interpretar que, al haber estado al "otro lado", su alma se desligó de su cuerpo y por eso se da el fenómeno de que se convierta en un medio fantasma. Entiendo que en la película tampoco se podían perder tantos minutos viendo de forma exhaustiva todo el asunto de la reanimación y de la operación, así que por eso comprendo que se eliminaran esos instantes. Además, es lo típico que en un libro sí que aporta mucho pero visualmente tal vez no dice tanto.

4.- Casa de Lauren/Elizabeth y mascota.- En el libro se menciona específicamente que su apartamento está en el primer piso de una casa victoriana y que Lauren tiene una perra que se llama Kali. En la película no tiene mascotas, de hecho, es muy maniática con el orden y la limpieza, así que no tiene pinta de ser de esas personas que disfrutarían teniendo un animal. Además, Elizabeth vive en la última planta de un pequeño edificio. Es más, su piso tiene un acceso directo a la azotea. 

Mi opinión sobre este cambio: veo lógico que penséis que da igual si vive en un primer piso, en un tercero o en un zulo. También veo normal que os dé igual si tiene un perro o no, pero son cosas que juegan un papel importante. 
 
PARA EXPLICAR MI OPINIÓN SOBRE ESTE ASPECTO, VOY A MENCIONAR DETALLES RELACIONADOS CON EL DESENLACE DE LA HISTORIA.- 
 
En la película, lo de la azotea es clave porque David es arquitecto paisajista y ella, durante una de sus conversaciones, le contó que siempre quiso hacer que la azotea fuera un lugar hermoso. Por pereza no lo hizo y el lugar se quedó siendo una simple azotea sosa en la que solo se ven un par de maceteros con plantas muertas. 
 
Como regalo, y con la esperanza de que Elizabeth recuerde al final todo lo que vivieron juntos mientras ella estaba en coma, David convierte esa azotea en un precioso jardín. 
 
Es una escena con mucho significado y ahí se le sabe sacar partido a la profesión de David y a la propia casa de Elizabeth. 
 
En el libro, lo de la vivienda da igual, pero la perra juega un papel clave porque ella percibe a Lauren. Como Lauren casi siempre está cerca de Arthur, eso permite que la perra se muestre confiada con él cuando la madre de Lauren la está paseando y Arthur se acerca haciéndose pasar por antiguo amigo de Lauren. Entiendo que en la película, al menos visualmente, pues es más bonito lo del jardín. Personalmente, ver a un perro entusiasmado con David... pues sí, vale, hubiera sido moni porque percibía a su dueña y tal, pero es más hermoso ver cómo él usa sus capacidades como paisajista para hacerle un regalo a Elizabeth y que en su escena final estén en una azotea que es una auténtica belleza llena de flores.

5.- Conocimiento de Lauren/Elizabeth sobre su propia situación.- En el libro, Lauren sabe que está en coma. Es plenamente consciente de su situación y sabe que ahora es una especie de ente desligado de su cuerpo. Cuenta cómo se sintió justo después del accidente y cómo pasó meses "atada" a su cuerpo físico sin poder alejarse del hospital. Le cuesta ir de un lado a otro y se tiene que concentrar muy bien para desplazarse. En la película, Elizabeth no sabe que es un fantasma al que nadie más puede ver. Es más, apenas recuerda nada de su vida y se comporta como si no pasara nada. 

Mi opinión sobre este cambio: entiendo que fueron dos formas diferentes de orientar la historia. El libro está más destinado a reflexionar sobre la vida y la película se enfoca más bien en mostrar una situación que empieza siendo cómica (por lo de que Elizabeth no sea consciente de que es un fantasma y crea que David es un okupa en su piso). En el libro, sí, vale, es innegable que hay un toque cómico, pero se realzan más los sentimientos de una Lauren que se siente sola por no ser vista , lo cual provoca que vea en Arthur un modo de poder comunicarse por fin. 

6.-  Modo de conocerse de los protagonistas.- En el libro, Arthur abre un armario al escuchar un ruido y se encuenta allí a Lauren. Tras el shock inicial, acaba escuchando la historia de Lauren y no le queda de otra que aceptarla cuando ella le va demostrando que dice la verdad. En la película, Elizabeth aparece de repente delante de David y lo acusa de ser un tipo que se ha colado en su casa. Amenaza incluso con llamar a la policía. Él intenta convencerla de que la intrusa es ella y se sorprende al ver cómo ella se esfuma de improviso. Tras varias apariciones se acaban dando cuenta de que solo él puede verla y ella se percata de que no puede ni agarrar objetos porque es un fantasma. 

Mi opinión sobre este cambio: como dije, la película juega más con el toque cómico y explota más lo del surrealismo de la situación, pero eso no significa que sea mejor que el libro. Como dije, son dos enfoques diferentes y a mí ninguno me parece malo. 

7.- Contacto físico entre los protagonistas.- En el libro, Lauren y Arthur pueden tocarse y sentirse con normalidad. De hecho, eso es clave en su relación, ya que les permite llegar a mantener relaciones. En la película, Elizabeth y David no pueden tocarse. Ella siente "algo" cuando él intenta tocarla, pero es solo una sensación, una especie de chispazo. 

Mi opinión sobre este cambio: realmente me está costando opinar sobre estas cosas, ya que a mí me gusta tanto el enfoque de la película como del libro. En el libro, digamos que, al poder tocar únicamente a Arthur, Lauren aprende a valorar más el contacto humano y se aferra a él. Además, eso hace que ellos puedan vivir una relación prácticamente normal y que solo se tengan que preocupar de que Arthur no parezca un chiflado si alguien los ve, ya que esa persona solo vería a Arthur abrazando o besando al aire. En la película, el no poder tocarse hace que notemos cómo David y Elizabeth sufren por no poder consolarse de ningún modo y que eso hasta los lleve a sentirse impotentes por la situación. Por tanto, no puedo elegir, le veo su encanto a ambas cosas. 

8.- Profesión de David/ Arthur.- En la película se matiza que David es arquitecto paisajista. Por eso, cuando Elizabeth le comenta lo de que quería que su azotea fuera un lugar especial, él le monta un precioso jardín allí. En el libro, Arthur dirige un estudio de arquitectura especializado en patrimonio, no trabaja con plantas ni flores. 

Mi opinión sobre este cambio: en el libro, la verdad es que la profesión de Arthur no es clave para nada. O bueno, depende de en qué sentido la valoremos, ya que lo más relevante es que Paul, su mejor amigo, es su socio. Al llevar la empresa juntos, vemos que ése es uno de los factores que ha servido para fortalecer su amistad. En la película, Jack, el mejor amigo de David, es psicólogo, pero no trabaja con David. Creo que en la película le cambiaron la profesión a David para que ese detalle fuera importante de cara a hacer algo por Elizabeth, así que no lo veo mal.

9.- Familia de Lauren/Elizabeth.- En el libro, Lauren solo cuenta con su madre. En la película, a quien siempre vemos es a una hermana de Elizabeth, a su cuñado y a sus sobrinos. 

Mi opinión sobre este cambio: no lo entendí, creo que la madre podría haber jugado el mismo papel de la hermana en la película. La única explicación que se me ocurre es que hicieron el cambio porque luego eso es decisivo de cara a entender por qué Elizabeth y David estaban destinados a conocerse... pero de eso os hablaré mejor en la diferencia nº16.

10.- Eutanasia/ testamento vital.- En el libro, los médicos convencen a la madre de Lauren de que hay que practicarle la eutanasia, así que ella debe autorizarlo. Como Lauren respira por sí sola y está en un coma aparentemente irreversible, no se puede desconectar simplemente un respirador u otra máquina, así que la madre tiene que autorizar que acaben médicamente con su vida. Cuando Arthur se entera, intenta abordar a la madre de Lauren y hacerla cambiar de opinión, pero no lo consigue. En la película, Elizabeth había dejado firmado que no quería vivir artificialmente en caso de sufrir un accidente o lo que fuera. Es su hermana quien finalmente debe dar el visto bueno, pero digamos que, al haber dejado escrita su voluntad, la hermana solo cumple con lo que Elizabeth quería. Para dejarla morir, únicamente deberían desconectarle el respirador que la mantiene con vida. David intenta hablar con la hermana haciéndose pasar por antiguo amigo de Elizabeth, pero ella cree que está loco y lo echa de su casa. 

Mi opinión sobre este cambio: el cambio de la película yo lo veo indispensable de cara al rumbo que la historia tomó ahí. Como en la película el intento de salvar a Elizabeth se reduce a unas escenas concretas, el papel del respirador juega un papel clave porque es lo que generará un momento de tensión cuando se le desconecte accidentalmente mientras David trata de sacar su cuerpo del hospital. Esa escena lo cambia todo, pero os lo comentaré mejor en la diferencia nº 11. 

11.- Fuga del hospital.- En el libro, Arthur y su amigo Paul se llevan el cuerpo de Lauren del hospital para evitar que le practiquen la eutanasia. Arthur pasa días preparando la fuga y Paul colabora consiguiendo una ambulancia que su padrastro tiene en unos talleres mecánicos de su propiedad. El plan es un éxito y Arthur se lleva a Lauren a la casa donde él pasó su infancia, la cual lleva años vacía. Pasan allí varios días antes de que los descubran y obliguen a Arthur a devolver el cuerpo de Lauren al hospital 
 
 
En la película, David y Jack prácticamente improvisan todo sobre la marcha. Se visten de médicos e intentan simular que van a trasladarla, pero los pillan y son arrestados por los de seguridad. Durante esos momentos de tensión, a Elizabeth se le desconecta por accidente el respirador y es ahí cuando milagrosamente abre los ojos y se despierta. 



Mi opinión sobre este cambio: en la película, lo que más pesa es que David vaya intentando que Elizabeth recuerde quién es mientras es un fantasma. Mientras eso pasa,  se van conociendo. En el libro aprovechan más el tiempo que se aíslan en la casa de él para conocerse, pero ella desde un principio tiene clara su identidad, así que nunca deben intentar que ella recuerde nada. Solo por ese cambio, es lógico que la película le dedicara más minutos a lo que Elizabeth vive antes de que decidan desconectarla. Era imposible añadir luego todo lo que vivían en casa de él, así que seguramente por eso los guionistas decidieron abreviar y resolver su situación médica durante la propia huida. 

ESTE CAMBIO YA PROVOCA QUE LIBRO Y PELÍCULA SIGAN DOS CAMINOS MUY DIFERENTES, NO SOLO A NIVEL DE VIVENCIAS POR PARTE DE LOS PROTAGONISTAS, SINO TAMBIÉN A LA HORA DE INTRODUCIR A NUEVOS PERSONAJES.

12. Forma de despertar de Lauren/Elizabeth.- En la película, tras despertar milagrosamente cuando se le desconecta el respirador, Elizabeth no reconoce a David ni recuerda nada de lo que vivieron juntos. Según se despierta, Elizabeth habla y deja claro que no sabe quién es David. A David lo embarga la tristeza y decide alejarse de ella. Se ve cómo luego Elizabeth es dada de alta y cómo su hermana y su cuñado la ayudan a instalarse nuevamente en su piso. Al llegar allí, ella nota que falta algo... nadie le habla de David, pero se interpreta que una parte de ella lo añora aunque no lo recuerde. Otro detalle a destacar es que no se ve que tuviera que superar secuelas físicas tras despertar del coma: Elizabeth despierta y está completamente normal a pesar de haber estado meses postrada en una cama en coma.

En el libro, todo es totalmente diferente. Como dije en la diferencia nº 11, Arthur se la lleva a su casa de la infanciam un lugar en el que él no puede evitar recordar a su madre, la cual falleció siendo él un niño. En esa casa vamos conociendo más cosas del pasado de Arthur y al mismo tiempo vemos cómo avanza su romance con Lauren. El cuerpo físico de ella lo coloca en una habitación y le da todos los cuidados que dicho cuerpo necesita para mantenerse con vida (lo hace gracias a investigaciones médicas que ha realizado y gracias a los propios conocimientos médicos de Lauren). Mientras tanto, él y el fantasma de Lauren viven un romance en todo el sentido de la palabra, llegando incluso a mantener relaciones, por muy surrealista que esto pueda parecer (eso sí, en el libro no queda raro por lo que mencioné de que ellos se pueden tocar con normalidad a pesar de ser ella una especie de fantasma). Aquí entra en juego el inspector Pilguez, que es el encargado de encontrar a Lauren tras haber sido denunciado su secuestro (este inspector no existe en la película). Tras unas investigaciones consigue dar con ellos, pero no actúa de forma inmediata porque le parece raro el comportamiento de Arthur y quiere darle una oportunidad para explicarse. Arthur no se lo pone fácil, así que cuando Lauren se da cuenta de que Arthur puede acabar en la cárcel, decide intervenir. Ella ve que el inspector está dispuesto a ayudarlo si la devuelve sin poner resistencia, así que Lauren consigue mover la puerta de la habitación en la que está su cuerpo y hace que el inspector la encuentre. Es aquí cuando Arthur le cuenta la historia a Pilguez y él decide creerla, pero le dice que de todas maneras debe llevarse a Lauren. Tras eso, Arthur se deprime porque sabe que ella morirá cuando le practiquen la eutanasia. El fantasma de Lauren desaparece 3 meses después y él interpreta que es que la han matado, pero luego se entera de que ha despertado del coma por sorpresa. Tiene secuelas físicas y no puede hablar, pero es por haber estado tanto tiempo en coma y se da por hecho que siguiendo una rehabilitación podrá ir mejorando.
 
Mi opinión sobre este cambio: es innegable que en el libro todo el proceso es más largo y elaborado, lo cual resulta más creíble, pero, salvo en lo de que Elizabeth despierte como si nada, pues creo la película no está tan mal. Al eliminar todo lo de la casa de él, la película tenía que solventar más rápido el tema y no lo hizo de forma horrible. Además, si valoramos los cambios antes de ese momento, pues ya estaba claro que la película no podía ser como el libro. Más que la escena de ella despertando, yo creo que la que tenía que haber estado más trabajada era la del encuentro final de los protagonistas.

13. Final de la historia de los protagonistas.- En la película, cuando Elizabeth está en su piso, sube a la azotea y la encuentra llena de plantas y flores. Allí está David y le dice que quiso hacerle ese regalo. Ella no entiende la razón, pero en su expresión se ve cómo nota ella nota que hay algo raro. Además, se percibe que siente que debería saber algo, pero es incapaz de recordar qué. Cuando David le toca la mano para devolverle la llave que utilizó para entrar en la vivienda, ese contacto actúa como un chispazo y Elizabeth ve cosas que vivió siendo fantasma. Le pregunta a él si fue verdad y la película acaba con ellos besándose en medio de la azotea. En el libro, cuando él se entera que ella ha despertado, decide ir a verla todos los días y se turna con la madre de Lauren para hacerle compañía en el hospital. Lauren no puede hablar, pero él la anima contándole cosas del exterior y cuidándola. Cuando por fin ella puede pronunciar unas palabras, le pregunta que quién es y por qué viene todos los días, quedando claro que no lo recuerda. Él decide utilizar las mismas palabras que ella usó siendo un fantasma para contarle su historia cuando se conocieron y empieza a narrarle todo lo que vivieron juntos... el libro acaba cuando él está empezando ese testimonio y no sabemos qué ocurrió después. Digamos que era uno de esos finales de libre interpretación en los que cada cual puede pensar lo que quiera.

Mi opinión sobre este cambio: la película era autoconclusiva, por tanto, se le quiso dar un cierre que dejara claro que Elizabeth y David iban a estar juntos. El libro tiene continuación, la cual se titula "Volver a verte" y es ahí dónde se resuelve la incógnita de qué pasó con Lauren y Arthur, así que es lógico que el autor hiciera un final que no aclarara gran cosa. Mi reseña de dicha continuación la podéis ver aquí. Esa segunda parte no fue adaptada al cine, algo que es lógico si tenemos en cuenta el final de la película de "Ojalá fuera cierto".

Otros pequeños cambios a destacar

14.- En el libro, aparte de con Paul y luego con el inspector, Arthur no habla explicitamente de la presencia de Lauren con más gente. En la película, David va a comprar unos libros sobre fantasmas para entender qué se supone que es Elizabeth y conoce a un librero que verdaderamente parece saber cosas sobre espíritus y que incluso percibe la presencia de Elizabeth. Sale en varias escenas, pero en el libro no existe.
 
 
15.- En el libro, Paul, el mejor amigo de Arthur, no conocía de nada ni a Lauren ni a su familia. En la película, Jack, que es como ahí se llama el amigo, tuvo un rollo con la hermana de Elizabeth cuando eran jovencitos. Nunca dejaron de hablarse y siguieron manteniendo el contacto a pesar del paso de los años (pero no porque ella le fuera infiel al marido ni nada, es que sencillamente seguían hablando). Cuando va al hospital con David a secuestrar el cuerpo de Elizabeth, la reconoce y se da cuenta de que es la hermana de la que fue su ex.

16.- En el libro no hay nada que indique que Arthur y Lauren se fueran a conocer antes de que ella sufriera su accidente. En la película, Elizabeth iba a tener una cita con alguien porque su hermana lo había preparado. Resulta que la hermana lo había planeado con Jack y era David quien iba a tener una cita con ella, así que estaban destinados a conocerse antes del accidente, solo que por una serie de circunstancias esa cita no llegó a producirse. 

17.- En el libro, Arthur acepta relativamente rápido la presencia de Lauren como fantasma. No intenta evitarla ni echarla. En la película, David quiere echar al fantasma y recuperar la tranquilidad, así que llama a mediums, chamanes y cazafantasmas para que purifiquen la casa o hagan algo. Incluso intenta ignorar a Elizabeth, pero ella siempre lo intenta fastidiar para que le haga caso, así que él acaba cediendo y se le despierta el cariño por ella. 

Y hasta aquí los cambios que he creído conveniente destacar. He intentado explicarme lo mejor posible, pero si tenéis alguna duda sobre cualquiera de ellos, me lo podéis decir sin problema. 

---------- FIN DE LOS SPOILERS ----------

Valoración de la película: 8,5/10"Divertida y no por ello carente de sentimiento. La historia de David y Elizabeth engancha y deja momentos de todo tipo. Es cierto que predomina el toque cómico y que podría haberse hecho más incisión en el lado dramático, pero es una película que vale la pena ver. Desde mi punto de vista, deja una buena impresión y es de ésas que nunca aburren por muchas veces que las veas".

Grado de parecido al libro: 1/10 "La película solo usa la base del libro para desarrollar la historia. Lo que los protagonistas viven en el libro y en la película es completamente diferente, de hecho, ni siquiera el desenlace es igual. El gran punto a favor de la película es que, a pesar de los incontables cambios, tiene su encanto propio y yo por lo menos perdoné que fuera tan diferente al libro".


 

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

domingo, 25 de abril de 2021

La inquietud de los muertos, Simon Beckett

TÍTULO: LA INQUIETUD DE LOS MUERTOS
TÍTULO ORIGINAL: THE RESTLESS DEAD
SAGA DAVID HUNTER #5
AUTOR: SIMON BECKETT

Tras su última experiencia como antropólogo forense al servicio de la policía, la carrera de David Hunter había recibido un duro revés. Nadie puede vanagloriarse de un trabajo bien hecho cuando el resultado de una investigación se salda con la muerte de dos policías y la dimisión de un oficial de rango superior.
Para Hunter, el futuro se presentaba incierto. Así que, agarrándose a un clavo ardiente, la llamada del inspector Bob Lundy, del departamento de policía de Essex, supone una última oportunidad de demostrar su valía: en el estuario de Saltmere, en las Backwaters, se ha localizado un cadáver en avanzado estado de descomposición, y solo Hunter puede ayudar en su identificación.

Nada más llegar a las marismas, Hunter comprende que el caso encierra numerosas preguntas sin respuesta. Todo el mundo quiere creer que el cadáver de hallado es el de Leo Villiers, el hijo del magnate de la zona desaparecido hace unos meses sin dejar rastro. Pero por las mismas fechas también se denunció la desaparición de una mujer casada con quien se rumoreaba que Villiers mantenía un idilio. ¿Acaso podría ser el cuerpo de ella? Todo apunta a que ambos sucesos están relacionados, salvo la sospecha de Hunter de que algo más se oculta tras el enrarecido ambiente psicológico del desolado estudiario... algo que emergerá a la superficie cuando la marea se retire.


** Aunque es el quinto libro de una saga, se puede leer de forma totalmente independiente. El protagonista es el mismo en todos los libros, pero los casos que se investigan son diferentes **

OPINIÓN PERSONAL
 
Había leído otra obra de este autor hace varios años ("El susurro de los muertos", cuya reseña podéis ver aquí), la cual me dejó una impresión lo suficientemente positiva como para quedarme con ganas de volver a leer algo suyo, lo que pasa es que luego no encontré nada y me fui olvidando del tema. Hace relativamente poco, echándole un ojo a la web de la biblioteca, me fijé en que tenían este libro y me lancé de inmediato a cogerlo (quiero creer que lo incorporaron hace poco a su catálogo, ya que no me puedo creer que llevara allí mucho tiempo y yo no me hubiera dado cuenta). Finalmente, tras haberlo leído, debo decir que la lectura me ha dejado bastante satisfecha. Tiene detalles mejorables, pero sabe mantener el interés

Como puse justo debajo de la sinopsis, se puede leer sin problemas a pesar de no ser la primera parte de la saga a la que pertenece. Si no habéis leído ninguno de los libros anteriores, no pasa nada, ya que se hace una buena introducción del protagonista y se describen brevemente los hechos que han marcado su vida y que son relevantes de cara a entender sus circunstancias actuales. 

David Hunter es un antropólogo forense en horas bajas. Tras haber colaborado en múltiples investigaciones policiales, ahora se ve ignorado por las autoridades debido a lo mal que acabó su último caso. Hasta su contrato con una universidad está a punto de finalizar y no parece que vayan a renovárselo, pero una llamada inesperada hará que tenga una nueva oportunidad para demostrar su valía

Un inspector de policía de Essex contacta con él para que se acerque de inmediato a la costa y participe en las labores de recuperación de un cadáver que ha aparecido en el agua. Cuando David llega, descubre que las autoridades parecen tener muy clara la identidad del cadáver (a pesar de su avanzado estado de descomposición) y que casi ni tienen en cuenta su opinión, así que no entiende para qué lo llamaron. 

Lo interesante comenzará gracias a que David es especialista en meterse en problemas y en toparse con pruebas, así que iremos viendo que la resolución del caso será más compleja de lo que todos creían...
 
Tengo que admitir que la investigación no es precisamente trepidante durante la primera mitad de la novela, pero, sorprendentemente, eso no hace que la lectura sea soporífera. La forma en la que el autor habla sobre temas forenses es lo que te absorbe y te hace perdonar que la trama en sí tenga algunos momentos lentos. En algunos thrillers lo importante suelen ser las detenciones, los interrogatorios, el ritmo frenético... pero aquí no. Debido a que el protagonista es especialista en asuntos forenses, el factor clave de cara a los descubrimientos es el análisis de los cuerpos y del entorno en el que aparecen. Y sí, digo "cuerpos" en plural porque el que aparece en el agua será solo el primero... y no digo más para no spoilear.  Esos análisis de los cadáveres no son aburridos ni descritos de un modo desagradable. Considero que este autor sabe hablar de estos temas y lo hace de un modo profesional y ameno. No intenta maquillar o endulzar las descripciones, pero tampoco se regodea dando explicaciones desagradables que no aporten nada. Mientras leía, a mí por lo menos me parecía asombrosa la forma en la que un cadáver podía dar tantas pistas sobre lo que le había ocurrido. Y no solo eso, sino que aquí en concreto se detalla el proceso de descomposición de un cuerpo en un entorno acuático y es algo que impacta. Pero repito, ya que veo importante dejar esto claro: todo tiene un tono profesional y casi educativo, no es macabro. Otra cosa es que sencillamente os desagrade leer sobre cosas así, lo cual es respetable. En ese caso, entendería que descartarais el libro. 

David nos implica en su profesión y por eso es fácil sentir interés por su manera de ir evaluando lo que sucede. Pero no todo es centrarnos en autopsias o cadáveres, ya que, a raíz de un accidente, David conocerá a los familiares de alguien que también desapareció y eso lo conducirá a realizar ciertos hallazgos inesperados. Como esa otra persona desaparecida parecía tener relación con aquella cuyo cuerpo acaba presuntamente de aparecer, habrá que ir atando cabos para entender varios hechos aparentemente inconexos.

El pobre David tiene una mala suerte increíble y se ve metido en muchos enredos sin pretenderlo, pero gracias a lo que va observando en la gente con la que se relaciona se va haciendo una idea sobre la presunta víctima y sobre cómo eran sus relaciones con los demás. Por si eso fuera poco, si ya de por sí los muertos parecen ocultar muchos secretos, los vivos no se quedan atrás y es inevitable desconfiar de diversos personajes, así que se podría decir que esta lectura tiene una buena dosis de intriga.

La historia se va volviendo más adictiva a medida que se comienza a dudar de todo lo que se dio por hecho en un principio. Hay actitudes sospechosas por todos lados, nuevas apariciones de cuerpos que aparentemente no tienen ninguna relación entre sí, un crimen que parece fuera de lugar... vamos, que se dan varias situaciones que presuntamente no están conectadas, pero sabemos que sí o sí tienen que acabar teniendo algún nexo. Ese halo de misterio que rodea a los acontecimientos hace que sea fácil leer con ganas. 

De manera muy sutil, también hay una especie de mini romance que no queda fuera de lugar. A mí me parece que eso ayudaba a darle un respiro al protagonista y no me desagradó. 
 
Lo único que verdaderamente me decepcionó fueron las últimas páginas del libro. Como dije anteriormente, el inicio no era de los que te dejan sin respiración, pero era perdonable porque se iban dando informaciones que iban dotando adecuadamente de suspense a la narración. Sin embargo, en la recta final sentí que el autor se había cansado un poco de todo, ya que empezó a dar todas las respuestas de un tirón (y encima algunas de ellas se daban por milagro divino o por una gran casualidad). Se perdió naturalidad y hasta me daba la impresión de estar leyendo un informe. El desenlace no deja cabos sueltos respecto al caso que estábamos investigando, pero no me gustó la forma en la que se desarrollaron esas páginas. Hasta el propio David parecía un mero espectador.

Hay una incógnita que sí que queda abierta, pero es algo relacionado con David y con una antigua investigación. Al ser una saga, vi lógico que esto fuera así. Está claro que el siguiente libro probablemente se centrará en eso y el autor quiso que tuviéramos ganas de leerlo. Yo no descarto hacerlo, pero primero tendré que conseguirlo, algo que por ahora veo complicado.

A pesar de todo, "La inquietud de los muertos" me parece una historia que podría gustarle a casi todos los fans de los thrillers y el misterio. No es perfecta, pero al menos sí que tiene un caso que está bien planteado y todos los personajes aportan algo. David es el principal y no queda relegado por ningún otro, pero eso no significa que los demás sean floreros. No les he nombrado en detalle en la reseña porque no son presentados relativamente pronto y creo que ahondar en ellos ya sería destripar demasiado sobre la investigación. Ni el propio David conoce sus identidades exactas ni su papel en el caso cuando se topa con ellos por primera vez. Ir viendo exactamente quiénes son es otro de los alicientes de la lectura.

Por cierto, antes de acabar, también me gustaría destacar me encantó la ambientación de esta novela. Todo transcurre en un pueblo en decadencia en el que predominan los estuarios y la sensación de opresión, y eso se transmite muy bien. David casi siempre está empapado o intentado escapar de las mareas que desbordan los estuarios, y eso consiguió hacerme pensar en lo importante que es tener cuidado en un sitio así para no acabar atrapado por el agua o incluso morir. Además, en la propia trama eso es clave para pensar en cómo recuperar pruebas o buscar pistas, lo cual hace que las autoridades siempre parezcan estar al límite y con miedo a perder evidencias por culpa de las mareas. Por tanto, ésta es de esas novelas en la que realmente la ambientación aporta algo y no está escogida al azar. 

Si tenéis ocasión de darle una oportunidad a esta historia, espero que también la disfrutéis. 

Valoración del libro: 7,5/10 "Una investigación criminal que sabe mantener el interés a pesar de ir desarrollándose con calma. El autor sabe sacarle partido a los temas forenses y logra que no resulten desagradables o tediosos para los lectores. La parte central de la novela es la más adictiva y es en ella donde más se precipitan ciertos acontecimientos. La resolución del caso tiene sorpresas, pero el autor falla al ir contándolas de una forma aséptica y de manera muy seguida. En todo caso, es una lectura a la que creo que vale la pena darle una oportunidad".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.