jueves, 17 de noviembre de 2022

Sigue mi voz, Ariana Godoy

TÍTULO: SIGUE MI VOZ
AUTORA: ARIANA GODOY


Todos conocemos el amor pasional que te nubla la razón, el amor a primera vista que te vacía el estómago y el amor platónico que te llena el corazón de fantasía y admiración.

Pero ¿es posible enamorarse de alguien sin tan siquiera conocerlo? ¿Puede una persona enamorarse de otra sin haberla visto? ¿Es posible desarrollar sentimientos por una persona que solo has escuchado?

Klara encontrará la respuesta a esas preguntas, escuchando con dedicación todos los días su programa favorito de radio Sigue Mi Voz.

(Sinopsis y portada extraídas de la página de Penguin Libros España.
Libro publicado por Montena, 
sello editorial del grupo Penguin Random House)


OPINIÓN PERSONAL

Una historia contada con dulzura y que esconde más de lo que parece. Hasta ahora, de Ariana Godoy solo había leído 2 libros de su saga Darks (Heist (reseña aquí) y Fleur (reseña aquí)), los cuales no me dejaron una mala impresión (aunque "Heist" fue el que verdaderamente me encandiló y me pareció adictivo por su toque oscuro tan inesperado). Aquí la autora tiene un estilo muy diferente, se respira más calma y la ternura impregna muchas de las páginas. No lo digo como algo negativo, al contrario, me ha gustado ver cómo Ariana Godoy sabe crear libros tan diferentes entre sí y demostrar que lo hace bien

Klara, nuestra protagonista, es una adolescente que está pasando un bache importante. Su madre falleció a causa de un cáncer y, a raíz de eso y de otros motivos, ella decidió aislarse lo máximo posible. Vive junto a su hermana Kamila y a su cuñado Andy, los cuales realmente la adoran e intentan que vuelva a abrirse al mundo. Sin embargo, Klara apenas es capaz de salir de casa. Lo único que le da cierta alegría es escuchar diariamente el programa radiofónico Sigue mi voz, presentado por Kang, un joven que sabe transmitir buen rollo y conectar muy bien con sus oyentes. Klara nunca interacciona con el programa, pero un día decide mandar unos mensajes a través de sus redes sociales y eso provocará una reacción que ella no esperaba... será un hecho que la colme de alegría y de temor al mismo tiempo...

Lo mejor del inicio es lo fácil que es meterse en la lectura gracias a la simpatía e interés que genera Klara. Se ve que ha pasado momentos duros y, a pesar de que no detalla en exceso lo que ha vivido, se nota que tiene mucho que superar. No oculta que ha pasado por una depresión y que todavía está haciendo frente a diversos miedos que ponen en jaque su salud mental, así que es inevitable querer saber mejor qué le ocurrió y ver cómo afronta varios acontecimientos inesperados. 

El tema de su amor por el programa de radio también atrapa. Solo por la sinopsis, ya daréis por hecho que Kang, el locutor, tendrá un papel importante. Klara no tiene una obsesión ni nada con él, sencillamente le gusta escucharlo, así que cuando él comienza a hablar con ella... yo me morí de amor, y no voy a decir nada más sobre cómo se desarrolla todo porque merecéis descubrirlo leyendo la novela. 

No todo se reducirá a un posible romance. Se habla de la salud mental, de la amistad, del acoso y del impacto que supone una enfermedad en una familia y en quien la padece.

Hay unos aspectos mejor tratados que otros, pero ninguno queda mal

Otro punto a favor de esta obra es que hay un giro inesperado que te hace darte cuenta de que hay más dramatismo del que parecía. Tuve hasta que releer la página en la que se desvelaba porque creo que es algo que no se veía venir. Me impresionó y tuve que reinterpretar y darle otro sentido a lo que había pasado hasta ese momento. 

Lo único que vi mejorable en las primeras páginas fue el tipo de mensajes que Klara mandaba al programa de radio. Y quiero recalcarlo porque es importante la diferencia: mensajes AL PROGRAMA DE RADIO, no a Kang directamente. Digo esto porque ambas cosas no son precisamente lo mismo y están tratadas de manera diferente. Los mensajes al programa se supone que asientan las bases de la trama, y me dio la impresión de que la autora tenía ganas de saltarse rápido esa parte. Era como si solo viera eso como un puente para la conexión que iba a surgir entre determinados personajes y no quisiera detenerse demasiado ahí. Es decir, lo añadió porque no le quedaba de otra, sin meter eso no podía surgir lo que iba a ocurrir después, pero no lo hizo bien de cara a hacer creíble que Kang sintiera interés por Klara. Las prisas provocaron que se mostrara una versión infantil de Klara que no se correspondía con su personalidad o con su forma de ser el resto del tiempo, y es una pena, pues no se le veía nada verdaderamente especial a dichos mensajes. Afortunadamente, tras eso y con los acontecimientos tomando otro rumbo, todo mejora notablemente.

Las páginas vuelan, cuesta parar de leer porque siempre hay un halo de incertidumbre que te impide conocer con exactitud las decisiones que tomarán los personajes. Todo lo que rodea a Klara y a Kang tiene un aire especial... ¿es él la persona que aparenta en la radio? ¿es tan seguro de sí mismo y encantador como parece? ¿puede Klara afrontar la posibilidad de que en persona puedan aceptarse mutuamente? 

Posteriormente, cuando la novela entra en otra fase, ya veréis que surgen nuevos interrogantes y nuevos dilemas, lo cual enriquece la historia y la hace todavía más adictiva.

Hay varios personajes secundarios, pero no quiero describirlos para no contar más de la cuenta. Lo que os puedo adelantar es que todos tienen perfiles muy diferentes: unos caen bien desde el principio, otros no son lo que parecen, y hay a quien odiaréis con toda el alma y os darán ganas de pegarle cuatro gritos bien dados para que deje de destilar tanta maldad. Y sí, el libro promueve la psicología positiva y aprender lecciones y ser buenos, pero yo no he llegado al nivel de creer que la gente cruel merezca comprensión. 

La recta final me mantuvo en vilo. Desde mi punto de vista, todo lo relacionado con la salud mental está correctamente tratado, y en las últimas páginas es cuando se demuestra que hay fantasmas que es complicado que desaparezcan del todo. Posiblemente hay aspectos de este tema que merecerían un mayor desarrollo, pero creo que no se comete el error de banalizar el asunto o de dar a entender que se puede encontrar una solución milagrosa de un minuto a otro.

Lo que no me convenció del desenlace es que me faltaron dos cosas: una conversación y una explicación. Un personaje nunca llega a conocer directamente lo que vivió otro, se da a entender que lo sabe, pero yo odio tener que presuponerlo. A mí me gustan las cosas claras, no las suposiciones. Y  cuando digo que no se dio una explicación, me refiero a que un personaje no justificó una mentira que para mí cambiaba el significado especial y único del primer contacto directo entre Klara y Kang. Eso quedó en el aire y no me hizo gracia. Pero no os quedéis con lo malo, os prometo que he disfrutado muchísimo de la novela: me ha enamorado, me ha hecho sufrir y ha conseguido sacarme sonrisas. Sin duda, quiero seguir leyendo más de Ariana Godoy. 

Valoración del libro: 8/10 "Con una narración fluida y un estilo sencillo, esta historia consigue despertar rápidamente el interés. Además, los diversos acontecimientos van provocando una pequeña vorágine de emociones y cuesta querer parar de leer. Klara es una protagonista que debe ir afrontando varios retos, los cuales pondrán en jaque su tranquilidad y su corazón. La acompañaremos mientras se enamora, pero también mientras aprende a vivir. Hay partes que pudieron haber sido mejor desarrolladas, pero no negaré que, en términos generales, la lectura me ha dejado satisfecha".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

martes, 8 de noviembre de 2022

Después, Stephen King

TÍTULO: DESPUÉS
TÍTULO ORIGINAL: LATER
AUTOR: STEPHEN KING


Jamie Conklin, el único hijo de una madre soltera, solo quiere tener una infancia normal. Sin embargo, nació con una habilidad sobrenatural que su madre le insta a mantener en secreto y que le permite ver aquello que nadie puede y enterarse de lo que el resto del mundo ignora. 

Cuando una inspectora del Departamento de Policía de Nueva York le obliga a evitar el último atentado de un asesino que amenaza con seguir atacando incluso desde la tumba, Jamie no tardará en descubrir que el precio que debe pagar por su poder tal vez es demasiado alto.

Ficha técnica completa aquí)



OPINIÓN PERSONAL

Sorprende ver a un Stephen King que se centra en los hechos y no se excede en descripciones. Admito que no soy excesivamente fan del autor porque suele frustrarme su costumbre de irse por las ramas y contar hasta de qué color es el pavimento de una calle. Hay gente que sé que adora su forma de escribir, pero no es mi caso. Aunque he disfrutado de un par de libros suyos, no suelo conectar con su estilo. Sin embargo, vi mencionar que "Después" era diferente y que se leía en un suspiro por lo fluida que era la narración y por su brevedad (supera por poco las 240 páginas y la letra no es tamaño de hormiga). Efectivamente, es una novela que sabe mantener la atención y es muy fácil avanzar, pero a nivel de trama podría haber dado más de sí

La premisa es prometedora: Jamie, nuestro protagonista, es un chaval que tiene el don de poder ver a los muertos cuando están recién fallecidos. Por el planteamiento que se hace, yo lo interpreto del siguiente modo: entre la vida y la muerte, hay una especie de puente de tránsito. Mientras el alma o lo que sea de la persona fallecida encuentra su camino hacía el otro lado, Jamie es capaz de verla. Salvo casos excepcionales, la presencia de esa gente apenas dura unos días, luego se van difuminando y Jamie no sabe qué es de ellos ni cómo es el sitio al que cruzan. Además, más allá de eso, también nos adentramos en ciertas limitaciones que tienen esos fantasmas, y ese dato será clave. Ignorarlo, sentir curiosidad, querer ayudar, aprovecharse de él... el don de Jamie generará muchas reacciones, y algunas le pondrán en peligro...

La primera mitad me gustó muchísimo. Jamie como narrador es un acierto, pues sabe resultar amigable y contarnos con cercanía y con cierto desenfado lo que supondría que alguien pudiera tener un don como el suyo. Como es lógico, también vive instantes de temor por lo que ve, y sabe transmitirnos correctamente sus sensaciones. Le conocemos siendo un niño y vemos lo que le va ocurriendo entre su infancia y su adolescencia. Los personajes secundarios que más relevancia tienen son un vecino suyo, su madre y Liz (una agente de policía que es la novia de la madre de Jamie y que será clave en los hechos principales). A su manera, cada uno hace aportaciones importantes, aunque creo que el principal punto fuerte de estos personajes es mostrar diferentes perspectivas o reacciones ante lo que Jamie es capaz de hacer.

No os mentiré: no es una novela increíblemente trepidante. Tiene agilidad y va enlazando correctamente diversos sucesos, pero no es apasionante. Como mencioné anteriormente, disfruté bastante de la primera mitad. Me agradó conocer a Jamie, saber cuáles eran sus circunstancias, ver lo que nos contaba de su don y descubrir cómo se lo tomaban ciertas personas. A esto hay que sumarle que le vemos en plena acción en varias ocasiones y sus encuentros con personas muertas saben captar la atención. La cuestión es... ¿qué propósito tiene la historia? ¿cuál es el eje o aspecto de la trama que plantea un interrogante que te haga querer saber el final? Pues eso es lo que no está muy bien definido. Jamie se ve envuelto en algo que preferiría haber evitado, pero la situación en cuestión tiene un toque de comedia. No voy a entrar en detalles porque no es mi intención destripar todo lo que ocurre, así que me limitaré a decir que los acontecimientos que se van dando se inician y se resuelven sobre la marcha, no parecen quedar cabos sueltos para seguir avanzando en la lectura.

En la segunda mitad es cuando los hechos comienzan a tomar un cariz diferente. Surge un presunto gran enemigo, vínculos de confianza se rompen y Jamie deja de tener independencia total a la hora de decidir si acercarse a un fallecido. 

¿El problema? No hay auténtica sensación de terror o inquietud. La presencia del malo malísimo queda desdibujada por lo manejable que parece el asunto y  la coacción que llega a sufrir Jamie da la impresión de ser una anécdota cuyo final se puede intuir. Me dio la impresión de que la trama caía en la monotonía y que no se le sabía sacar partido a lo que iba sucediendo. 


No negaré que la lectura sigue resultando entretenida, pero carece de chispa, le falta un "algo" para conseguir dejar huella. Tal vez si el libro fuera más extenso y hubiera ahondado más en determinados acontecimientos, habría logrado dejarme más satisfecha.

Lo más destacable del desenlace es que se da una revelación que yo no me vi venir. Me quedé con ganas de explorar más ese tema y que las explicaciones a lo que se descubrió no quedaran en meras suposiciones. Supongo que Stephen King simplemente quiso dar un golpe final y no vio eso como lo más importante y por eso no quiso profundizar. 

Más allá de todo, si sois como yo y tenéis reticencia a leer cosas del autor porque consideráis que se enrolla más de la cuenta, pues podéis probar a leer "Después" y disfrutar de una obra que no está mal como distracción. Tiene retazos de thriller, comedia y drama, así que no llega a ser una obra totalmente oscura ni completamente simplona.

Valoración del libro: 6,5/10 "Un Stephen King más directo que de costumbre nos ofrece una historia que entretiene y atrapa por momentos. Sí que es cierto que llega un punto en el que le falta tener un rumbo mejor definido, pero al menos no se puede decir que se convierta en una novela aburrida. Aunque decae durante la segunda mitad y es ahí cuando pierde puntos, acaba dando una pequeña sorpresa al final, la cual mereció más atención. En términos generales, es un libro que no está mal, pero no tiene nada que resulte inolvidable"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

domingo, 30 de octubre de 2022

Rebeca, Daphne du Maurier

TÍTULO: REBECA
AUTORA: DAPHNE DU MAURIER

Sólo era una señorita de compañía de la aburrida y arrogante señora Van Hopper, de vacaciones en Montecarlo. Hacía poco que había acabado sus estudios y ése era su primer trabajo, trabajo que, aparentemente, debía llevarla a recorrer medio mundo. Pero no fue así.

En su camino se cruzó de repente Maz de Winter, quien hacía tan sólo un año que había perdido a su esposa en un desgraciado accidente. Se conocieron, se enamoraron y decidieron casarse. Tras la boda, se trasladaron a Manderley, la mansión de la que su nuevo marido era propietario.

Impresionada por un mundo al que hasta entonces no había ni soñado con tener acceso, su vida no fue lo fácil que cabía esperar. Una persona regía aún con su presencia los destinos de la casa: Rebeca, la primera mujer de De Winter permanecía en cada uno de los rincones de la mansión...


OPINIÓN PERSONAL

Más entretenido de lo que esperaba. Independientemente de lo que me haya parecido la historia, "Rebeca" ya es especial para mí porque me vincula con dos amigas a las que aprecio enormemente. Por un lado, el ejemplar que tengo me lo regaló Celes (administradora del blog "Un viaje en papel", en el cual, a pesar de estar ahora mismo en pausa, podéis leer las entradas tan elaboradas que hacía y ver muchísimos libros y películas que ella recomendaba), quien siempre me sorprende con los títulos que me hace llegar. Y por otro lado, a raíz de una conversación, surgió la oportunidad de leerlo conjuntamente con Carme (podéis encontrarla en Instagram aquí, y así veréis las publicaciones tan bonitas y llenas de sentimiento que hace), con quien tengo lecturas conjuntas que parecen malditas porque rara vez nos dejan satisfechas a ambas (aunque ésta nos ha parecido aceptable a las dos). Puede que me haya ido por las ramas, pero no quería dejar pasar la oportunidad de agradecerle nuevamente a Celes su regalo y a Carme que haya ido comentando conmigo la historia :) Ahora sí, me centro...

Sin Nombre, así es como me refería a la protagonista de este libro mientras leía, ya que nunca se revela cómo se llama. No entendí la razón por la que la autora nunca quiso darle una identidad, pues no ocurre nada que te haga pensar que ese dato era crucial para los acontecimientos que se iban dando. Sin Nombre es una mujer joven que vive al servicio de una aristócrata mayor. En uno de los viajes que hace con ella, conoce a Max de Winter, el apuesto dueño de Manderley, una finca que es la envidia de todo el mundo. A pesar de su diferencia de edad (él tiene 42 años y ella se supone que unos veintipocos, ya que suelen mencionar que es jovencita y que posee un aspecto aniñado), algo que suele recalcar más él porque teme que ella se aburra a su lado, ambos se comprometen. El problema empezará cuando vuelvan a Manderley y la sombra de Rebeca los atrape...

Las primeras páginas me hicieron temer lo peor. Lo siento, pero a mí que alguien describa hasta el color de las hojas de un árbol me aburre. Y en el inicio lo que vemos es a Sin Nombre describir Manderley exhaustivamente. Hay un primer capítulo con ella divagando y también hablando temerosa del pasado, lo cual te hace intuir que tuvo que vivir algo horrible. Tras eso, ya damos un salto atrás y vamos al instante en el que conoció a Max. A partir de ahí es cuando vemos cómo surgió su matrimonio, su llegada a Manderley y lo que supuso para ella vivir siendo comparada con Rebeca, la primera esposa de Max (fallecida meses atrás). Afortunadamente, en ese salto temporal hay un cambio de estilo narrativo y pude engancharme mejor a la lectura

Admito que no es una novela de excesivos sobresaltos. Creo que lo más interesante es que la autora juega un poco con los lectores y logra que hagas teorías complejas sobre lo que va ocurriendo (complejas en el sentido de que yo hasta me imaginaba trastornos de personalidad en ciertos personajes... eso y posibles sucesos inquietantes). Lo malo es que, al menos en mi caso, siento que todo fue más simple de lo que parecía. Al acabar el libro, creo que tanto Carme como yo nos decepcionamos un poco al ver que las cosas no tomaron el rumbo oscuro que esperábamos. Pero me estoy adelantando, no quiero hablar todavía sobre mi opinión del desenlace. 

Ir viendo lo que le va sucediendo y lo que va descubriendo Sin Nombre en Manderley resulta entretenido. La presencia indirecta de Rebeca consigue darle una sensación de opresión al día a día de Sin Nombre, y eso es un punto a favor de cara a querer ver las reacciones de la protagonista ante lo que le van contando. La percepción que ella tiene es que Rebeca y Max eran el matrimonio ideal, así que le cuesta hacerse a la idea de que ella es ahora la nueva señora de De Winter y que tiene derecho a disponer de todo y a tomar las decisiones que considere necesarias. Los personajes secundarios también parecen querer sacar a colación el tema de Rebeca todo el tiempo, así que eso te hace querer saber el motivo por el que era tan especial. Sin necesidad de aparecer, es innegable que Rebeca consigue ser el eje de la trama. 

Sin Nombre siempre mantiene una actitud muy suave, y eso es lo que para mí le resta fuerza a la historia. Es más de una ocasión, da la impresión de ser una mera espectadora, y no la vi "competir" realmente con Rebeca. Piensa en ella, se tortura a sí misma creándose mentalmente una imagen de una Rebeca insuperable, se comporta como una niña con su propio marido y se limita a actuar lo mínimo, pero no intenta hacer nada que la diferencie de Rebeca. Su relación con Max me gustó hasta antes de casarse, le veía un toque juguetón y descarado a él que me hacía pensar que harían una pareja con bastante potencial, pero luego ella es como una niña. No se muestra una relación de igual a igual, ella siempre es muy cauta y él muy condescendiente, así que no se observa auténtico amor. Y ya de pasión ni hablemos, eso es totalmente inexistente, es muy milagro ver un simple besito casto entre ellos. 

El punto positivo es que, sin necesidad de ofrecer nada asombroso, la lectura es amena. No es inolvidable ni ofrece una trama verdaderamente tenebrosa, pero logra que quieras saber el final. Aunque puede que sea una percepción errónea mía, en más de una ocasión me dio la impresión de que la autora pretendía tomar cierto rumbo en la historia y luego se arrepintió. Se dan escenas que te hacen pensar en que Sin Nombre cruzará determinados límites, pero luego terminamos enfocándonos más en lo cruciales que eran los secretos de otros personajes. 

Más allá del fantasma de Rebeca, la otra enemiga de la protagonista parece ser la señora Danvers, ama de llaves de Manderley y persona de confianza de Rebeca. 

Me sorprendió saber que mucha gente considera que Danvers es un ejemplo de personaje malvado y carismático, ya que a mí me pareció que no hacía gran cosa y que era manejable. La vi como un personaje más entre todos los secundarios. Es más, lo único que le permitía hacer alguna que otra jugarreta era la permisividad de la protagonista. Es cierto que tiene más escenas que otros, pero, al igual que los demás, su papel es limitado. En todo caso, cada lector/a tiene su opinión y todas son respetables. 

En el último tercio aumenta la tensión y lo que más me gustó fue que nada era lo que parecía. Me agradó que se justificara bien todo lo que se descubrió, pero sí que esperaba un golpe de efecto mayor. Lo peor fue el cierre, pues parece simplemente el final de un capítulo normal y deja varios detalles a la imaginación. Puede que yo sea muy básica, pero odio que se dé un suceso final y no se aclaren las circunstancias. Y no digo más porque no pretendo destripar el desenlace. 

Sé que esta obra tiene diversas adaptaciones cinematográficas, pero la verdad es que no he visto ninguna y tampoco me muero de curiosidad por ellas. Si alguien quiere recomendarme alguna en concreto, me encantará saber cuál y tal vez la busque :)

Valoración del libro: 7/10 "Una historia cuyos secretos no son tan tenebrosos como parecen. Es fácil querer avanzar en la lectura y tiene mérito que el personaje de Rebeca logre generar interés a pesar de no tener una presencia directa, pero tampoco es que pasen demasiadas cosas. Si la protagonista y otros personajes hubieran tenido una personalidad más marcada, es posible que el libro hubiera sido más memorable. Es entretenido y no está mal, pero se le podría haber sacado más provecho a diversos aspectos de la trama"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.