sábado, 19 de octubre de 2019

Amante consagrado, J.R. Ward

TÍTULO: AMANTE CONSAGRADO
TÍTULO ORIGINAL: LOVER ENSHRINED
SAGA "LA HERMANDAD DE LA DAGA NEGRA": 6º LIBRO
AUTORA: J.R. WARD

Extremadamente leal a la Hermandad de la Daga Negra, Phury no ha hecho más que sacrificarse por el bien de su raza, convirtiéndose en el hermano que tendrá que perpetuar el linaje de su Hermandad. Como el Gran Padre de las Elegidas, está obligado a ser el progenitor de los hijos e hijas que asegurarán la conservación de las tradiciones de la raza y que haya futuros guerreros para que luchan contra aquellos que quieren la extinción de los vampiros.

Mientras, la intención de la Elegida Cormia, su Primera Compañera, no es solo ganarse su cuerpo, sino también su corazón, aunque para ella sola... Se siente muy atraída por la noche responsabilidad que se esconde tras el macho emocionalmente herido. Pero Phury nunca se ha permitido conocer el placer o la alegría. A medida que la lucha contra la Sociedad Restrictiva se recrudece, la tragedia se cierne sobre la mansión de la Hermandad, y Phury tendrá que decidir entre el deber y el amor.

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)

AVISO: ESTE LIBRO ES EL 6º DE LA SAGA, POR LO QUE MI RESEÑA CONTENDRÁ INEVITABLEMENTE SPOILERS DE LOS LIBROS ANTERIORES A PESAR DE QUE EL PROTAGONISTA AQUÍ SEA OTRO.

LIBROS ANTERIORES: 
1. AMANTE OSCURO (reseña aquí
2. AMANTE ETERNO (reseña aquí)
3. AMANTE DESPIERTO (reseña aquí)
4. AMANTE CONFESO (reseña aquí)
5. AMANTE DESATADO (reseña aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Hasta ahora, todos los libros de esta saga me habían parecido maravillosos, pero supongo que alguno tenía que acabar decepcionándome. Lamento decir que "Amante consagrado" me ha parecido flojo y que Phury, su supuesto protagonista, me ha exasperado en muchos momentos (lo de "supuesto" lo explicaré más adelante). Si no fuera por los personajes secundarios, el libro habría sido un desastre.

Tras ocupar el puesto de Gran Padre para que Vishous no tuviera que renunciar a su felicidad, Phury está ahora en una situación limite. Al principio daba la impresión de que Phury no veía excesivamente complicado estar con las Elegidas y tener descendientes con ellas, pero ni siquiera ha sido capaz de consumar su unión con Cormia, su Primera Compañera. Hace meses que se instalaron en la mansión de la Hermandad y se podría decir que Phury la ignora bastante. Prioridades de Phury: compadecerse de sí mismo, drogarse, volver a compadecerse de sí mismo, escuchar la voz del hechicero menospreciándolo (es una voz interior suya), volver a drogarse, lamentarse un poco por Bella...resumiendo: está metido en un bucle y no parece que pueda salir de él.

Esta novela tiene 587 páginas, así que no es precisamente una lectura ligerita, y cuesta un poco avanzar cuando Phury es el foco de atención. Cuando dije "supuesto" protagonista, puse esa palabra porque en muchos instantes Phury es como un invitado en su propia historia. No os voy a decir que esto me dolió en el alma porque no fue así, si él y su actitud repetitiva hubieran acaparado la atención, fijo que me hubiera costado horrores terminar el libro y que le hubiera dado un suspenso.

Phury necesita ayuda, pero no lo admite. Vive encerrado en sus lamentos y en sus adicciones y no se esfuerza en hacer nada para cambiar.

Eso sí, tengo que reconocer que tampoco es que los miembros de la Hermanad se dejen la vida intentando que vea sus problemas, y eso me decepcionó. Phury es la representación de un adicto y sé que tampoco es que se pueda obligar a alguien así a cambiar si esa persona no pone un poco de su parte, pero nadie muestra un interés real en él. Todos se limitan a echarle la bronca ocasionalmente y a dejarlo de lado para sus misiones, pero no tienen una charla seria con él.

En la parte de acción no participa demasiado, no es que no haga nada relevante, pero es como si ahí él no pintara casi nada. Creí que al menos su relación con Cormia podría ser especial, pero nunca le vi realmente enamorado de ella. Como dije, él la ignora bastante y, de hecho, le pide a John que sea él quien le busque a ella cosas que hacer para entretenerse. Cormia ha vivido siempre en el Otro Lado, así que hubiera sido precioso si hubiera sido Phury quien le mostrara las sensaciones y opciones que ofrece el mundo normal. Pero no, él prefiere delegar y encargárselo a John. Aunque entre ellos dos solo hay una especie de amistad, les vi más complicidad a ambos que a Phury y a Cormia. Además, Phury sigue algo encaprichado de Bella, pero al menos no es excesivamente pesado con ese asunto y no desluce los pequeños momentos que Ward nos regala de Bella y Zsadist.

Phury y Cormia hablan lo justo, no tenían ni siquiera la tensión sexual que los otros protagonistas han tenido con sus parejas. Como mantener relaciones sería aceptar definitivamente lo de ser el Gran Padre, Phury parece que quiere evitarlo.

Y entre dudas, reticencias, momentos de atracción esporádicos y lamentos, pues vamos viendo cómo acaba lo de estos dos. En la recta final, una escena me dejó una sensación agridulce y otra me agradó, pero seguí sin sentirme maravillada por su romance. En todo caso, admito que me sorprendió un poco el desenlace (no os penséis que me quedé en shock sin poder hablar, sencillamente es que vi curioso cómo queda lo del Gran Padre...).

Cormia no es un mal personaje, realmente el problema es que la autora no la hace brillar y entonces sus actos dependen mucho de las decisiones de los demás y de lo que otros quieran contarle y enseñarle. Me gustó más que Phury, pero considero que la unión entre ambos debería haber estado más trabajada.

Y ahora vamos con lo bueno: los personajes secundarios. Desde mi punto de vista, son quienes llevan mayormente el peso de la historia y desprenden carisma e interés. Tenemos a Rehvenge, al cual vamos conociendo cada vez más y descubrimos su mayor secreto. Que conste que él me cayó bastante mal cuando apareció por primera vez en los libros anteriores, pero ahora me intriga muchísimo y tengo mucha fe en en su papel como protagonista de "Amante vengado" (el siguiente libro de la saga).

Qhuinn y Blay me encantaron, así de claro. Son dos vampiros que están en la friend zone y cuya relación no parece posible porque Qhuinn quiere a Blay como a un hermano y, en teoría, no es homosexual. Pero hay mucho magnetismo entre ambos y eso no es un problema para disfrutar de su actual amistad. A mí estos dos me parecían floreros en los otros libros, pero aquí me encandilaron. Con John forman un buen grupo y un acto inesperado de Qhuinn será el detonante de varios sucesos de gran tensión. Mientras que Phury me generaba cierta indiferencia, el destino de Qhuinn me tenía en vilo y leía con ganas para saber qué iba a ser de él.

Xhex también va teniendo más relevancia y, aparte de la fuerza que tiene su personaje por lo independiente que es, su atracción con John se va dejando entrever mejor. No es ningún spoiler, ya que si habéis leído todos los libros anteriores, creo que es muy obvio que ellos formarán pareja y, sin duda, tiene pinta de que serán una pareja explosiva.

Es innegable que "Amante consagrado" sirve para conocer mejor a las futuras parejas y para que los próximos protagonistas vayan dando un paso adelante. De las parejas anteriores, pues salvo de Bella y Zsadist, de las demás apenas vemos nada. Solo Wrath y Beth se lucen un poquitito.

Y no puedo terminar la reseña sin hablar de mis "queridos" restrictores (alias "pesados profesionales"). En "Amante desatado" no hicieron prácticamente acto de presencia, pero aquí ha tocado volver a soportarlos. Sin embargo, los he tolerado más que en otras ocasiones. Hay una incorporación totalmente inesperada a sus filas y, debido a lo inusual de la situación, no se puede predecir qué hará esa persona. Y no digo más. Da juego y es muy probable que lo siga dando.

Y hay algo de lo que no puedo hablar, pero os diré que me hizo mucha ilusión y que también me encantó el personaje que gracias a eso aparece por primera vez .

Los últimos capítulos son los mejores de Phury, los otros personajes dan lo mejor de sí a lo largo de toda la historia, pero él destaca más en la parte final.

A pesar de tener mis más y mis menos con este libro, no os voy a negar que esta saga sigue pareciéndome bastante buena y que no tardaré en continuarla.

Valoración del libro: 6/10 "Si no fuera por los personajes secundarios, mi valoración del libro sería más negativa. Phury es un protagonista débil en el sentido de que está metido en un bucle y no sale de ahí. Su romance con Cormia resulta forzado en varios instantes y cuesta creerse sus sentimientos. En cambio, los otros personajes se podría decir que le sustituyen como protagonista en muchos momentos y saben brillar y generar interés. Gracias a ellos hay momentos de acción y lograron que mi interés por algunos de los próximos libros aumentara notablemente".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Buscando a Alaska, John Green

TÍTULO: BUSCANDO A ALASKA
TÍTULO ORIGINAL: LOOKING FOR ALASKA
AUTOR: JOHN GREEN



Antes: Miles ve cómo su vida transcurre sin emoción alguna. Su obsesión con memorizar las últimas palabras de personajes ilustres le lleva a querer encontrar su Gran Quizá (como dijo François Rabelais justo antes de morir). Decide mudarse a Culver Creek, un internado fuera de lo común, donde disfrutará por primera vez de la libertad y conocerá a Alaska Young. La preciosa, descarada, fascinante y autodestructiva Alaska arrastrará a Miles a su mundo, lo empujará hacia el Gran Quizá y le robará el corazón...

Después: Nada volverá a ser lo mismo.

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)




OPINIÓN PERSONAL

No me ha disgustado, pero tampoco me ha entusiasmado locamente. La razón principal por la que he leído este libro es que vi el trailer de la serie basada en él y me intrigó. No es la primera vez que leo algo de John Green, ya había leído suyos "Mil veces hasta siempre" (reseña aquí) y "Bajo la misma estrella" (reseña aquí), los cuales me gustaron (BLME me encantó y el otro me dejó simplemente satisfecha), pero no sentía excesivo interés por sus otras obras. En el caso de "Buscando a Alaska", me ha sorprendido un poco cómo estaba orientada la historia, pero creo que el autor falló con el "antes". Ahora me explicaré mejor...

Esta novela se divide en dos partes: "antes" y "después". El "después" comienza en la página 181 (si no contamos los agradecimientos y una nota de John Green, son en total 294 páginas)., así que esa parte es más corta que la de "antes", pero, sin embargo, es mejor.

Al empezar, conocemos a Miles Halter 136 días antes del suceso que lo cambiará todo. En vez de capítulos, vamos viendo una cuenta atrás de días que nos conducirán al "después". Miles es un adolescente que está un poco harto de su vida, no tiene prácticamente ningún amigo y quiere encontrar un Gran Quizá, que vendría a ser algo así como una revelación o un cambio brutal en su existencia. Para buscar eso que le falta, decide dejar su casa en Florida y convence a sus padres para que le dejen ir a Culver Creek, un internado en Alabama en el que estudió su padre.

Ya aclaro que lo del tema del Gran Quizá queda diluido rápidamente. Las menciones a esto son escasas una vez pasadas las primeras páginas.

A mí la vida de Miles en el internado me pareció bastante normalita. Además, en muchos instantes, Miles es como si no tuviera sangre, vi en él cierta indiferencia ante lo que iba viviendo y no me dio la impresión de que para él fuera tan importante haber encontrado amigos ni estar en un sitio en el que parecía encajar más que donde vivía antes. Lo más curioso de él fue su afición a conocer las últimas palabras de gente famosa. Nunca había pensado en esto, pero me pareció algo llamativo y da que pensar.

Otra cosa que no me hizo gracia fue el asunto de los motes: Miles pasa a ser Gordo y el primer amigo que hace, Chip, es conocido como el Coronel. Como se nombra a varios personajes, al principio me lié un poco con tanto nombrecito (entre nombres reales y motes, temí confundirme y no distinguir quién era quién). Luego me acostumbré y esto no fue un problema, pero lo vi un poco absurdo.

Además del Coronel y Miles, el otro personaje relevante de este libro es Alaska (sí, ya me imagino que os parece obvio por el título). Alaska no tiene motes, es la atracción en persona, no quiere ser "normal", es divertida, carismática... es la chica que deja a Miles extasiado. Sinceramente, tanta atracción de Miles por Alaska me parecía surrealista. Nada más verla, él ya suspira por ella y no vi razones que justificaran eso. Ya os advierto que este libro no va de un romance, Alaska tiene novio y entre ella y Miles me pareció que simplemente había un buen rollo que Miles estropeaba un poco por su enamoramiento sin base. Hay otros dos personajes, Takumi y Lara, que componen la pandilla, pero sus aportes eran mínimos y yo los vi como unos secundarios deslucidos. El Coronel, al estar más pegado a Miles, tiene más presencia y eso hace que a él le conozcamos mejor.

Toda la parte del "antes" me resultó insulsa. La lectura no se hace excesivamente tediosa porque John Green tiene un modo de escribir que es ameno casi todo el tiempo. Lo malo es que eso no es suficiente y yo sentía indiferencia por lo que se contaba. Algunas reflexiones de Alaska, la clase de Religiones del mundo (me parecía interesante lo que el profesor les planteaba) y pequeñas trastadas de los personajes animaban un poco la trama. A pesar de lo que viven juntos, me faltó creerme más esa supuesta gran amistad que surgió, ya que acabé con la impresión de que simplemente se sentían cómodos estando juntos (fumando, bebiendo y pasando el rato), pero no vi una auténtica complicidad y en el desenlace queda claro que no sabían mucho los unos sobre los otros.

Alaska tenía potencial para dar más de sí, más allá de la chica ligeramente alocada y sin miedos que da la impresión de ser, es fácil ver que la rodea un pequeño halo de tristeza.

Esa faceta oculta suya la convierte en un enigma y provoca que sus amigos desconozcan las razones que la impulsan a tomar determinadas decisiones. Por un lado, está bien, ya que así también nos intriga a los lectores, pero por otro lado, queda la sensación de que a lo largo de todo el libro nunca llegamos a conocerla de verdad y que su personaje podría haber sido un poco más aprovechado.



Cuando comienza el "después" es cuando la historia vive sus mejores momentos. El punto negativo es que, como el "antes" no forjó bien los lazos de amistad y de unión entre los personajes, me costó conectar con lo que todos sintieron a raíz de lo que ocurrió. Sus sentimientos eran lógicos, pero le faltó más fuerza a la narración. En todo caso, esa parte considero que era más adictiva y leí con ganas porque quería descubrir cuál sería el desenlace.

El final no me decepcionó. Es agridulce, pero le vi un sentido.

Frases "Buscando a Alaska" de John Green
(haz click para ampliar)
Este libro trata temas como la amistad, la huella de ciertos enamoramientos o encaprichamientos, el peso de la culpa y un poco la incertidumbre ante lo que depara el futuro. Desde mi punto de vista, el que mejor tratado está es el de la culpa. Los demás flojean, pero porque creo que faltó trabajar más lo que le ocurría a los personajes. Sin tener en cuenta la historia en sí, John Green saber hacer reflexiones que no están nada mal y una de mis favoritas fue la siguiente ->





Adaptación


La serie consta de 8 episodios y será estrenada en Hulu el 18 de octubre de este año.





Valoración del libro: 6/10 "Durante prácticamente la mitad del libro, la historia me generó bastante indiferencia debido a que no vi bien desarrollada la amistad y la atracción que surge entre ciertos personajes. Luego noté una mejoría, pero a raíz de lo anterior me quedó una sensación agridulce porque no pude conectar del todo con los sentimientos del protagonista. A pesar de esto, John Green tiene un modo de escribir que es ameno en casi todo momento y gracias al cual no me sentí estancada en la lectura o con ganas de abandonar. Además, hay pequeñas reflexiones que no están nada mal".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

miércoles, 11 de septiembre de 2019

The fear, C.L. Taylor

TÍTULO: THE FEAR
AUTORA: C.L. TAYLOR


Sometimes your first love won’t let you go…

When Lou Wandsworth ran away to France with her teacher Mike Hughes, she thought he was the love of her life. But Mike wasn’t what he seemed and he left her life in pieces.

Now 32, Lou discovers that he is involved with teenager Chloe Meadows. Determined to make sure history doesn’t repeat itself, she returns home to confront him for the damage he’s caused.

But Mike is a predator of the worst kind, and as Lou tries to bring him to justice, it’s clear that she could once again become his prey…

(Fuente: Avon Books Ficha completa aquí)


OPINIÓN PERSONAL

Encontré este libro en un mercadillo inglés y no voy a negar que la portada fue lo que me hizo acercarme a él de inmediato, ya que me encanta el misterio que desprende y la belleza de la imagen en sí (lo sé, soy muy superficial, pero si encuentro un libro muy barato y su portada me fascina, solo por eso soy capaz de darle una oportunidad). Además, la frase de "Sometimes your first love won't let you go..." (A veces tu primer amor no te dejará irte...") me intrigó. Cuando leí la sinopsis, me esperaba una historia trepidante y muy oscura, pero finalmente no ha sido exactamente eso. Ha sido una lectura entretenida, pero no me ha sorprendido en exceso y creo que podría haber dado más de sí. En el momento de escribir esta reseña (septiembre de 2019), este libro no está disponible en español.

Esta historia tiene tres narradoras: Lou, Wendy y Chloe. Todas tienen importancia, pero se podría decir que la protagonista principal es Lou, ya que lo que ella vivió cuando tenía 14 años es lo que desata una tormenta en la actualidad. En esa época, Lou se enamoró de Mike, su profesor de kárate, el cual tenía 31 años en aquel momento. Él la engatusó y le dio a entender que su relación era normal y que podrían ser felices juntos, casarse y tener hijos... la diferencia de edad y lo de que él fuera un adulto y ella una menor de edad parecía que no le importaba. Sabemos desde el principio que las cosas se torcieron y que él acabó en prisión, pero ahora, 18 años después y ya en libertad desde hace tiempo, Mike parece que vuelve a sus andadas, algo que Lou no está dispuesta a consentir.

Lou regresa a su pueblo natal tras conseguir un nuevo empleo ahí y tras haber terminado de forma brusca una relación por culpa de las secuelas psicológicas que le quedaron de su relación con Mike.

Quiere volver a ver a Mike para enfrentarlo y se queda anonadada cuando lo ve de lejos besándose con una adolescente. Esa chica es Chloe y solo tiene 13 años, así que queda claro que Mike no ha cambiado.

Las acciones de Lou tras ese descubrimiento serán las que irán guiando el desarrollo de la historia...


Las primeras páginas fueron realmente adictivas, me entusiasmaron tanto que llegué a pensar que ésta podría ser una de mis mejores lecturas de 2019, pero luego noté un estancamiento y me fue fácil intuir el rumbo que iban a tomar ciertos acontecimientos.

La narración se centra en lo que ocurre en la actualidad, pero hay pequeños flashbacks sobre la relación de Mike y Lou cuando ella tenía 14 años. Esos breves recuerdos están en cursiva, así que se distinguen fácilmente, lo que vi mal es que me parecieron insuficientes. Sirven para dar una visión muy general de lo que sucedió entre Mike y Lou, pero están especialmente centrados en un viaje que ambos hicieron y que acabó muy mal. No se cuenta demasiado sobre los inicios de ese "enamoramiento" ni sobre cómo vivió Lou los momentos inmediatamente posteriores a la detención de Mike y al hecho de darse cuenta de que lo que él estaba haciendo era un delito. Intuyo que tal vez la autora pretendiera que viéramos eso a través del caso de Chloe en la actualidad, ya que en cierta forma Mike esta repitiendo el patrón, pero eso le restó fuerza a la rabia de Lou por el hecho de no ver con más detalle cómo fue lo que vivió con Mike y la huella que eso le dejó.

Lou no ha pasado página y ella lo admite. Su parte del presente me dejó conforme, realmente considero que lo que falla es lo que dije de su pasado, ya que eso es lo que impide sentir lo abrumadoras que pueden ser ciertas situaciones para ella ahora. En cuanto a Chloe, ella es una adolescente que vive a disgusto con su propio cuerpo y que siente que nadie excepto Mike la quiere, así que es muy complicado que vea cómo es él de verdad por mucho que Lou intente ir haciéndoselo ver. En un principio creí que los capítulos de Chloe me aburrirían, pero da más juego del esperado.

Desde mi punto de vista, lo más sorprendente de esta novela es lo que pasa en el reencuentro cara a cara de Mike y Lou. No me esperaba para nada que la trama fuera a dar ese giro y para mí ese instante fue un gran acierto, pues servía como base para que los acontecimientos siguientes estuvieran cargados de tensión. El problema es que no fue así porque todos los personajes se pusieron a partir de ahí en una posición que no cambió hasta los últimos capítulos. La lectura se tornó más monótona y, aunque no me aburría, notaba que estaba esperando algo que no iba a llegar.

Al principio mencioné a tres narradoras, ya he dicho el papel que juegan Lou y Chloe, pero no he aclarado el de Wendy. Pues bien, lo siento, pero es que no puedo hacerlo. Para mí estuvo muy claro desde los primeros capítulos quién era, pero sería spoiler si yo lo dijera porque en teoría podría ser  considerada una de las sorpresas del libro. Lo que me generaba dudas era que no sabía cómo influiría exactamente Wendy en lo que estaba haciendo Lou. Una vez se desvela de forma explícita su identidad, sí que es fácil ir adivinando cuál será su siguiente paso, pero en el tramo final fueron ella y Chloe las que más me asombraron con su manera de actuar.

Otro aspecto negativo es lo desdibujado que está el personaje de Mike. Sabemos que es malo, que obviamente es un pervertido que quiere estar con chicas menores y que es un manipulador, pero no nos adentramos en su mente ni le conocemos más allá de los hechos básicos que le definen. También se ve que le gustan las prácticas sexuales extremas, pero solo por pequeños datos que da Lou y que quedan casi como algo anecdótico. Hace lo que se espera de él y lo más llamativo que hizo fue lo que logró a raíz de un fallo de otro personaje. Me hubiera gustado que él también fuera narrador en algunos capítulos, más que nada porque considero que eso hubiera servido para que la peligrosidad de su personaje se notara mejor (en diversos instantes me daba la impresión de que no tenía mucho carisma y no entendía cómo les podía parecer tan maravilloso a sus víctimas).

Las últimas páginas tienen más acción y se da una carrera a contrarreloj cuyo final me resultó inesperado en determinados detalles. Debo reconocer que eso mejoró mi impresión global de la novela, aunque, al mismo tiempo, ahí se desvelan datos de gran importancia que son dichos de pasada, lo que provocó que volviera a sentir que Mike tenía un lado oculto más siniestro del que ya conocíamos y que eso estaba desaprovechado.

No nombro a más personajes porque los demás son complementarios, ninguno destaca especialmente y en muchos sentidos son un poco decorativos.

No es un mal libro, en términos generales es ameno y, aunque no da giros argumentales impresionantes, sabe mantener el interés. Eché en falta que se profundizara mejor en cómo actúan delincuentes como Mike y en su forma de aprovecharse de menores que son emocionalmente inseguros, pero dentro de lo que cabe tampoco es que se trate mal el tema, simplemente es que podría habérsele sacado más partido.

Además, leerlo en inglés no fue complicado, el lenguaje no es excesivamente complicado y el hecho de que los capítulos sean cortos ayuda a avanzar con facilidad incluso cuando la historia no está en sus mejores momentos.

Valoración del libro: 6/10 "Una historia que vive sus mejores momentos al principio y al final. Sabe mantener la atención, pero resulta previsible en varios aspectos, aunque no negaré que dos cosas concretas me sorprendieron. Si se hubiera profundizado mejor en algunos detalles, el libro hubiera ganado varios puntos. A pesar de todo, diría que es una lectura entretenida en casi todo momento".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.