sábado, 1 de agosto de 2020

La cabaña, W. Paul Young

TÍTULO: LA CABAÑA
TÍTULO ORIGINAL: THE SHACK
AUTOR: W. PAUL YOUNG

La hija menor de Mackenzie Allen Phillips, Missy, desaparece durante unas vacaciones familiares. En el proceso de su búsqueda se encuentran evidencias de que pudo haber sido brutalmente asesinada en una cabaña abandonada en lo más profundo de los bosques de Oregón.

El padre reacciona rebelándose frente a Dios, ante lo que considera una radical injusticia. 

Transcurridos cuatro años, Mack recibe una extraña carta, firmada por Dios, que le conmina a reunirse con él en el lugar donde la niña murió. A pesar de lo aparentemente absurdo de la situación, decide acudir a la cita y sumergirse de nuevo en su más oscura pesadilla; lo que allí sucede cambiará su vida para siempre. 

(Fuente: Planeta de libros Ficha técnica completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Me compré este libro prácticamente según se publicó en español, así que hace 10 años que lo leí por primera vez. Recuerdo que la portada y la frase debajo del título me intrigaron bastante, así que miré la sinopsis y ya supe que sí o sí tenía que leerlo porque me parecía muy original la premisa de un hombre recibiendo una carta para reunirse con Dios. Hace una década acabé la lectura muy decepcionada y me juré que no volvería a releerlo, pero hace unos días vi su adaptación cinematográfica, la cual me encantó, y decidí darle otra oportunidad. ¿Me ha fascinado esta vez? No, pero supongo que, al saber ya lo que me iba a encontrar, me lo he tomado de otra manera. Ya os aviso de que, a pesar de tener solo 271 páginas, no se lee en un suspiro, es un libro en el que la religión tiene mucho peso y en el que hay partes muy reflexivas. A nivel general, es una lectura que ni he odiado ni me ha encantado. 

Esta novela es una mezcla de thriller, drama, autoayuda y debate espiritual. El protagonista es Mack, un hombre cuyo mundo se vino abajo tras la desaparición de Missy, su hija de tan solo 6 años. Felizmente casado y padre de 5 hijos, Mack sentía que su vida no podía ser más perfecta, pero bastaron unos minutos para que la GRAN TRISTEZA apareciera y no lo volviera a abandonar. Así es como llama él al dolor que le provocó la pérdida de Missy. Mack estaba con ella y con otros dos de sus hijos pasando unos días en un parque natural cuando, tras una breve distracción, alguien se llevó a Missy. Su cuerpo no fue encontrado, pero todas las pistas indicaron que había sido víctima de un asesino en serie que se había llevado ya a 4 niñas. Lo único que se halló de Missy fue el vestido que llevaba puesto en el momento de su desaparición. Dicho vestido estaba tirado en una cabaña escondida en el bosque y también habían varias manchas de sangre en el suelo y en la prenda. 4 años más tarde, Mack recibe una carta en la que Papá, que es como su mujer suele llamar a Dios, le ofrece reunirse con él en la cabaña en la que Missy fue presuntamente asesinada.... ¿qué pasará si Mack acude? ¿de verdad es Dios quien estará allí para hablar con él?...

Esto no es spoiler porque es que te lo cuentan desde el principio: Dios es efectivamente quien está en la cabaña, pero no está solo, y lo que Mack vivirá allí cambiará su forma de ser y de ver las cosas.

Es muy fácil conectar con Mack en los primeros instantes, ya que se refleja muy bien la incertidumbre que le provoca la carta. Por un lado, tiene dudas sobre quién la envía realmente, pero por otro lado, si es Dios, le gustaría enfrentarle y que le explique por qué una niña inocente como Missy tuvo que morir.

Además, no entiende por qué le pide que vaya precisamente a la cabaña, el lugar en el que se supone que Missy sufrió tanto.

Antes de seguir opinando, quiero aclarar que yo respeto profundamente las creencias que cada persona tenga. No me voy a meter ni con la fe ni con las convicciones religiosas de nadie, pero quiero que también se respete mi punto de vista sobre determinados asuntos. Yo ni soy atea ni soy una creyente convencida, digamos que estoy en un punto intermedio. Si alguien rechaza totalmente leer algo sobre temas religiosos, éste no es su libro. La parte de thriller es la que da pie a la parte religiosa, pero investigar quién es el asesino de Missy no es ni de lejos el próposito de la historia. Creer que ése sí que era el objetivo fue mi error en mi primera lectura.

El libro analiza mucho lo que es el tema del perdón, la importancia de la fe, la forma en la que juzgamos a los demás, el amor de Dios por todos, el peso de la culpa, etc. El único asunto que a mí se me atragantó fue el del perdón. Sé que esto es muy subjetivo, pero yo no considero que todo sea perdonable y vi un poco adoctrinador el modo en el que se insistía en que solo así te liberabas. Me agobiaba viendo cómo hay un capítulo en el que se le habla al protagonista de esto y se le quiere obligar a que haga algo que claramente él no desea. Además, también se habla de cuáles pueden ser los orígenes de la maldad de alguien y aluciné un poco. No voy a hacer un debate de esto, pero, y siento actuar como una jueza, a mí no me vale que, por ejemplo, alguien mate a otra persona por placer y me intenten vender la excusa de que lo hizo por tener una infancia jodida. No voy contra el libro porque el autor no piense como yo, él es libre de ver las cosas como quiera, pero no pude evitar disgustarme con ciertas afirmaciones.

Eso sí, no estoy diciendo que todas las reflexiones sean malas, hay partes que me gustaron bastante y otras en las que, sin llegar a estar del todo de acuerdo, sí que vi interesante cómo se analizaron algunos comportamientos de los seres humanos. Lo que más disfruté, en el sentido de que me dió que pensar, fue lo se comentó del libre albedrío y lo de los juicios o los prejuicios (puede que a veces demos por hecho algo sin pensar y... ¿por qué nos dejamos llevar si no hay nada que lo justifique?).

Mientras vemos a Mack como padre y como hombre que tiene dilemas y que sufre, es más fácil empatizar con su personaje y conectar más con los diálogos.

En cambio, cuando los discursos pierden sentimiento y nos metemos de lleno en puras reflexiones que dejan en un segundo plano las vivencias del protagonista y de la humanidad en general la lectura se hace más pesada, especialmente para aquellas personas que, como yo, puede que busquemos más emotividad o un poco más de ritmo en la narración.  Debido a eso, al menos para mí, esta novela tuvo muchos altibajos.


Asimismo, creo que no se le sacó partido al vínculo de Mack y de Missy. Se podría haber profundizado más en la relación de padre e hija, pero solo nos adentramos en eso en la parte en la que se cuenta cómo desapareció Missy y los instantes posteriores. Cuando Mack está en la cabaña, vi que cuando la mencionaba era un poco distante, era como si simplemente planteara cuestiones sobre ella, pero no le vi de verdad como padre.

La forma en la que se caracteriza a Dios, a Jesús y al Espíritu Santo (sí, ellos dos también entran en juego), fue curiosa. Considero que ahí el autor sí que supo romper moldes y presentarlos de un modo que sorprendiera a los lectores.  Los mete como personajes de un modo natural e intenta que los veamos como iguales, así que esa cercanía también estuvo bien. Lo malo es que, como dije anteriormente, todo se perdía cuando el autor se olvidaba de ellos como personajes y se limitaba a que soltaran discursos como si estuviéramos en una clase de catequesis.

El cierre fue de lo mejor, ya que se volvió a poner el foco de atención en lo que le había ocurrido a Missy y volví a ver cómo los personajes se humanizaban.

Si buscáis una lectura diferente, ésta no es una mala opción, pero no esperéis nada trepidante. Desde mi punto de vista, tenía potencial para dar más de sí. He visto comentarios en los que algunas personas dicen que este libro les cambió la vida y su forma de pensar, pero a mí no. Ha sido pasable y ya está.

Adaptación cinematográfica

En 2017 se estrenó la película basada en este libro. Sam Worthington fue el escogido para interpretar a Mack y os aseguro que, al menos para mí, hizo un trabajo sublime, dotando al personaje de verdadero sentimiento y cuidando cada gesto a la hora de transmitir dolor, alegría y amor.

Es una adaptación bastante fiel y, de hecho, hay escenas que son calcadas al libro, pero hay más emotividad y nunca se olvida que el origen de todo es la desaparición de Missy.

Ya estoy preparando la entrada comentándola y en ahí mencionaré las diferencias más importantes :) ¿La habéis visto? Si es así, ¿os gustó?

Valoración del libro: 6/10 "Con un planteamiento bastante original, esta historia intenta hacernos reflexionar sobre el papel de Dios en las tragedias que ocurren diariamente. Aunque la novela tiene un pequeño toque de thriller, lo que de verdad predomina es el tema religioso y el drama. Hay capítulos en los que la lectura se vuelve bastante densa, pero en otros es interesante lo que se plantea. Creo que hay detalles mejorables en la forma de narrar y, aunque no estoy de acuerdo con determinadas lecciones, no me ha desagradado la lectura".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

domingo, 26 de julio de 2020

Noches en el jardín, E.L. Swann

TÍTULO: NOCHES EN EL JARDÍN
TÍTULO ORIGINAL: NIGHT GARDENING
AUTORA: E.L. SWANN 
(seudónimo de Kathryn Lasky)

Maggie, de 61 años, se está recuperando de una apoplejía en su casa de Cambridge, Massachusetts. Allí la descubre Tristan, un arquitecto de jardines, también en la sesentena, que está rediseñando el jardín de la casa vecina. 

Cada día espía a Maggie a través de una brecha en el muro que separa las dos propiedades, intrigado por la belleza de esta excepcional mujer y por su extraordinaria fuerza de voluntad, mientras ella se esfuerza por aprender de nuevo a hablar y a caminar. 

Cuando Tristan le ofrece hacerse cargo de su descuidado jardín, Maggie acepta, y entre ellos surge un apasionado romance que ninguno de los dos se hubiera atrevido a imaginar, al tiempo que el marchito jardín de Maggie recupera todo su antiguo esplendor.



OPINIÓN PERSONAL

Una historia con magia que, sin ser perfecta, tiene partes que logran enamorar. Compré esta novela sin saber nada de ella. Fui a una librería solidaria en la que nunca sé lo que encontraré, ya que lo que la hace especial es que los libros siempre van cambiando por el flujo tan alto de donaciones y compras que hay. Es un sitio al que hay que ir sin prisas y en el que incluso te puedes sentar en el suelo a rebuscar en cajas llenas de ejemplares que no han podido ser colocados en las estanterías por falta de espacio. Allí he encontrado historias que no hubiera conocido en librerías normales porque actualmente están descatalogadas, y ésta es una de ellas (en el momento de escribir esta reseña, el libro está descatalogado y no existe edición en digital). Como la portada me parecía una belleza y la sinopsis me gritaba "cómprame", decidí darle una oportunidad. 

Tenemos como protagonistas a Maggie y a Tristan, dos personas de sesenta y pocos años que, sin esperarlo, encontrarán el amor cuando ya ninguno de los dos lo esperaba

Maggie sufrió un derrame cerebral hace 8 meses y ahora vive intentando superar las secuelas que eso le dejó. No siempre consigue expresar lo que quiere, tiene problemas para andar y es incapaz de mover una parte de su cuerpo. Cuenta con unas cuidadoras que la ayudan en su día a día, pero a veces no encuentra motivaciones para esforzarse. No vivió la vida que le hubiera gustado, estuvo casada con un alcohólico que, aunque no la maltrataba, la ignoraba, sus hijos adultos han heredado de su padre su vicio por la bebida, su jardín, que es su zona favorita de la casa, está hecho un desastre porque ella no puede cuidarlo y sus hijos consideran que no hay que gastar mucho en él... sin duda, la llegada de Tristan lo va a cambiar todo...

Tristan es un reconocido arquitecto paisajista. Los nuevos vecinos de Maggie lo han contratado para que convierta su jardín en un sitio espectacular y, aunque él se toma muy en serio su trabajo, esta vez será una mujer y no un jardín la que consiga su atención. Mientras está trabajando, ve a Maggie a través del muro que separa las dos propiedades y es como si algo nuevo se despertara en su interior. Ni él sabe explicarlo, pero lo que sí que tiene claro es que quiere saber más de ella. 

Lo primero que amé es ese flechazo mutuo. No puede ser calificado de instalove porque lo que se despierta es un interés que poco a poco va llevando a algo más. Vi ternura y un aura mágica en la forma en la que ambos conectaron. Recuerdo que con "Los puentes de Madison" (reseña aquí) me pasó algo similar, ya que siempre me ha parecido encantador que dos personas se encuentren de forma inesperada y por primera vez sientan que han encontrado eso que llevaban toda una vida buscando: el amor verdadero

No hay intereses ocultos, malos entendidos ni momentos incómodos. Lo que surge entre Tristan y Maggie es natural y es un amor puro. Además, pronto ven que su amor por la jardinería también puede unirles incluso más, así que Tristan decide ir devolviéndole la vida al jardín de Maggie al mismo tiempo que también hace que su alma reviva. Un simple gesto entre ellos transmite mucho y te hace desear encontrar ese tipo de complicidad con alguien. Incluso me gustó cómo él entiende las limitaciones de Maggie y no por ello la trata como una inútil. Él se adapta a ella e intenta animarla a que ella misma confíe más en sus capacidades. 

Eso sí, no voy a decir que esta historia es absolutamente perfecta, ya que considero que el tema de la jardinería es un arma de doble filo. Por un lado, es lógico que tenga importancia porque tanto el jardín como el amor por las plantas por parte de los protagonistas juegan un papel importante. Por otro lado, si sois como yo y no os fascina leer descripciones de plantas y de flores, esto os resultará agotador en determinados instantes.

Hay momentos en los que parece más importante extenderse en la descripción de una planta que en los sentimientos de los personajes. Y sí, puede que a veces utilicen las plantas como metáforas de lo suyo, pero a mí eso me cortaba el rollo.

A esto hay que unirle que, aunque tiene sus razones, en la segunda mitad el libro Maggie resulta un poco cansina hablando mal de casi todo el mundo. Que sí, que sus hijos tienen varios defectos, pero el tono de sus pensamientos es de una superioridad que irrita. Maggie me generó sentimientos contradictorios. Me encantaba cuando estaba con Tristan, pero cuando estaba sola me despertaba una ligera antipatía. Lo bueno es que solo era "ligera" y que nunca llegué a odiarla, pero se me agriaba un poco la expresión cuando veía esa altanería en ella. 

Ya os digo que Tristan y Maggie no se limitan a charlar, a plantar y a tomar el té... y me gustó que no se quiera transmitir la idea de que el deseo sexual desaparece con el paso de los años. Lo negativo es que la autora cae un poco en lo repetitivo y deja de aprovechar el potencial que tenían los encuentros de Maggie y Tristan (no me refiero solo al tema de la atracción, sino también a sus conversaciones). En la recta final es como si tuviera prisa por acabar y, de hecho, mete unas situaciones de tensión en las que ni parece querer profundizar, lo que es una pena, ya que ahí es cuando Maggie más debe de hacer frente al hecho de que quieran controlar su vida y de que crean que por ser mayor y haber sufrido un derrame es incapaz de saber lo que desea. 

Y NO PERDONO QUE LO QUE OCURRIÓ EN EL DESENLACE SE DESCRIBIERA COMO ALGO MERAMENTE ANECDÓTICO. Lo pongo en mayúsculas porque me cabreó. No me enfureció lo que pasó, más bien lo que no me hizo gracia es que el último capítulo fuera tan breve y que no se viera mejor lo que a nivel emocional supuso para los personajes lo que ocurrió. Volví a ver más importante hablar de un jardín  que hablar de sentimientos. Si la autora se hubiera metido más de lleno en lo que uno de los protagonistas sentía, fijo que hubiera logrado hacerme llorar. El desenlace es motivo, pero le falta fuerza.

En todo caso, más allá de los detalles que no me convencieron, es innegable que esta historia tiene cosas positivas y por eso os animaría a darle una oportunidad. Además, es una novela corta, ya que tiene 201 páginas, la letra no es una miniatura y los capítulos son cortos (y cada uno está encabezado con el dibujo de una flor, cosa que me parece una preciosidad... y sí, no me vuelve loca de entusiasmo leer descripciones de flores pero sí que me gusta verlas jajaj). Si os topáis con esta obra en alguna librería de segunda mano, no perdéis nada por echarle un ojo y ver si Tristan y Maggie también consiguen robaros un poco el corazón.

Valoración del libro: 7/10 "El romance que presenta esta historia me ha resultado encantador y, aunque no me ha convencido que no se le haya sacado más partido, he disfrutado de la lectura. Lo peor es que las descripciones de plantas y flores me hacían desconectar un poco. Si se hubiera ahondado más en determinadas escenas o situaciones, hubiera sido un libro perfecto".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

domingo, 19 de julio de 2020

Detrás de sus ojos, Sarah Pinborough

TÍTULO: DETRÁS DE SUS OJOS
TÍTULO ORIGINAL: BEHIND HER EYES
AUTORA: SARAH PINBOROUGH


David y Adele parecen una pareja ideal. Él es un competente psiquiatra y ella la esposa perfecta que le adora. Pero ¿por qué él es tan controlador? Y, ¿qué es lo que oculta ella? 

A medida que Louise, la nueva secretaria de David, entra en la órbita de la pareja, en vez de hallar respuestas se va encontrando con preguntas cada vez más inquietantes. 

Lo único que está claro es que en este matrimonio hay algo peligroso. Pero Louise no se imagina hasta qué punto es así, y hasta dónde puede llegar alguien para proteger sus secretos. 

(Fuente: Alianza Editorial 
Ficha técnica completa aquí)



OPINIÓN PERSONAL

Una grata sorpresa, eso ha sido este libro. A ver, no diré que esperaba que fuera un horror porque no es así, de hecho, hablé tanto de él durante un tiempo que por eso me lo regalaron hace unos meses, pero como rara vez se cumplen mis expectativas, tenía miedo de que no me pareciera tan maravilloso como a otros lectores. Lo empecé a leer conjuntamente con Celes, administradora de "Un viaje en papel", pero a ella se le ha atragantado un poco y, en el momento de escribir esta reseña, todavía no lo ha terminado. No lo odia, pero no le resulta adictivo (Celes, algún día propondré una LC que nos fascine a ambas xD). A mí no me ha parecido 100% perfecto, pero sí que ha logrado mantener mi curiosidad en todo momento y su final me ha dejado boquiabierta.

Tenemos a 3 protagonistas: David, Adele y Louise. David y Adele son un matrimonio perfecto de cara al mundo. Se acaban de mudar y su intención es intentar reconducir su relación, ya que, más allá de las apariencias, vemos que realmente las cosas no van nada bien entre ellos. Él es psicólogo y ella no trabaja porque se dedica a cuidar de la casa y a hacer que todo sea perfecto para David. Eso sí, no os imaginéis a una dulce ama de casa que se hace la ciega ante los devaneos de su marido, os prometo que Adele tiene muy poco de inocente y que esta historia no sería nada sin ella. En cuanto a Louise, ella va a ser la secretaría de David en la consulta en la que él va a comenzar a ejercer, pero ya se conocían de un encuentro anterior. Una noche en un bar, un tonteo, besitos... sin duda, su reencuentro estará marcado por la incomodidad y por el sentimiento de culpa.

Todo gira en torno a estos tres personajes, pero solo Adele y Louise serán narradoras. Aunque David es el eje de sus actos, no se echan en falta capítulos narrados por él. Ir conociéndole a través de los ojos de ambas es suficiente, especialmente porque eso hace que no podamos saber su versión de los hechos, algo fundamental de cara a que la intriga no disminuya. Recuerdo una frase promocional de "Perdida" que le viene muy bien a esta historia: "Toda historia tiene tres versiones: la de él, la de ella y la verdad". 

Hay algo muy oscuro en el matrimonio de Adele y David, ninguno parece inocente, ambos son contradictorios en sus actitudes, se quieren y se odian... ¿será consciente Louise del lío en el que se ha metido al meterse en sus vidas?.

El ritmo de la historia es bueno en casi todo momento, solo noté un bajón en el último tercio, aunque luego hubo remontada y los últimos capítulos fueron espectaculares.

No es una novela en la que hayan sorpresas a cada página, más bien la autora se dedica a ir jugando con los lectores y va dejando caer pequeñas frases que te descolocan y que se convierten en alicientes para querer seguir leyendo. No hay acción a raudales ni giros inesperados cada segundo, pero cuando un libro tiene una protagonista tan buena como Adele, yo soy capaz de perdonar eso.

Adele es muy especial y también es uno de los personajes más enigmáticos con los que me he topado. Tiene muchas facetas: esposa devota, mujer sufrida, estratega, amiga fiel... esto último es quizá lo más interesante, pues Adele sabe que Louise no es simplemente la secretaria de David y, sin embargo, decide ser su amiga y ayudarla. Las intenciones de Adele no son fáciles de adivinar y sus pensamientos parecen contradictorios: ama a David, pero al mismo tiempo da la impresión de que lo menosprecia, disfruta estando con Louise, pero también piensa ocasionalmente en ella como un juguete... Y lo más misterioso es que Adele sabe cosas que no debería saber... Los capítulos narrados por ella valen oro y saben generar todo tipo de sensaciones. Además, cuando David está con ella, es como si hubiera un muro invisible entre ambos, así que no se entiende su presunto amor, pero es inevitable querer saber qué secretos ocultan y por qué David ejerce un control tan férreo sobre Adele (digo esto porque, por ejemplo, ella está obligada a contestar el teléfono a determinadas horas cuando él la llama).

Louise es más aburrida. No digo que no pinte nada, ya que sí que juega un papel fundamental, pero su función digamos que no es ser carismática. Está divorciada, tiene un hijo pequeño y siente que su vida ha caído en una rutina que la ahoga. Conocer a David hace que vuelva a sentirse atraída por un hombre y la amistad que surge con Adele también la saca de la monotonía, aunque ella teme que Adele descubra su secreto con David.

La pobre Louise deja de saber lo que es la tranquilidad al conocer a este matrimonio y encima comienza a obsesionarse más con ellos cuando ve que David puede que no sea el hombre adorable que aparenta...

La impresión que yo tenía de la función de Louise era más o menos acertada, aunque ni de lejos me imaginé su destino final. Lo malo es que en ningún instante vi muy fundamentados sus sentimientos por David y, por tanto, los riesgos que corrió por él. Su amistad con Adele sí que está mejor trabajada y me creía más su preocupación por ella que por David. En todo caso, no voy a negar que Louise nunca pierde interés y saber qué iba a ocurrir con ella también me producía curiosidad.

Respecto a lo que son los descubrimientos, considero que algunos se pueden ir intuyendo a medida que vamos avanzando en la lectura, y ya os aviso que os tocará tener la mente abierta para aceptar determinadas cosas. A mí cierto tema me dejó una sensación agridulce, no porque viera mal meter ese elemento en la historia, sino porque vi mucha facilidad por parte de alguien para dominarlo. Sé que no se entiende lo que digo, pero es que tendría que haceros spoiler para explicarme mejor.

Lo que sí que me pilló desprevenida fue lo que se desveló en el último capítulo. De por sí, los últimos 4 capítulos adquieren un ritmo vertiginoso y pasan muchas cosas, pero la confesión final y el GRAN DESCUBRIMIENTO... madre mía, se me debió quedar cara de idiota leyendo, ya que eso no me lo vi venir. Además, aunque se resuelven todos los misterios, yo aceptaría leer una segunda parte para ver cuál es la siguiente jugada de un personaje...

Si tenéis ocasión y os van los libros en los que la psicología de los personajes es lo más importante, no dudéis en darle una oportunidad. A mí la historia me fue absorbiendo poco a poco y llegóunl punto en el que no podía parar de leer.

Adaptación

La adaptación de esta novela será una miniserie que constará inicialmente de 6 episodios. Será estrenada en Netflix en 2020 (en el momento de escribir esta entrada, la fecha concreta no había sido anunciada).

La foto de la derecha muestra a los 3 personajes protagonistas (Adele, David, Louise) en una de las pocas fotos oficiales que hay hasta ahora para promocionar la serie.



Valoración del libro: 8/10 "El gran mérito de esta historia es la forma en la que va evolucionando y el interés que genera una de sus protagonistas. Adele es carismática, inteligente, imprevisible y lo tiene todo controlado. Lo interesante es que los lectores no podemos adivinar sus planes y por eso cada palabra o pensamiento suyo tiene mucho valor. Sin necesidad de ser precisamente trepidante, esta novela logra enganchar y nos regala un final que creo que pillará por sorpresa a la mayoría. Si lo pienso, yo todavía alucino con el último descubrimiento. Si queréis adentraros en un matrimonio cuyos secretos son muy turbios, no dudéis en darle una oportunidad".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.