viernes, 10 de junio de 2022

El mapa de los anhelos, Alice Kellen

TÍTULO: EL MAPA DE LOS ANHELOS
AUTORA: ALICE KELLEN

¿Y si te diesen un mapa para descubrir quién eres?
¿Seguirías la ruta marcada hasta el final?

Imagina que estás destinada a salvar a tu hermana, pero al final ella muere y la razón de tu existencia se desvanece. Eso es lo que le ocurre a Grace Peterson, la chica que siempre se ha sentido invisible, la que nunca ha salido de Nebraska, la que colecciona palabras y ve pasar los días refugiada en la monotonía. Hasta que llega a sus manos el juego de El mapa de los anhelos y, siguiendo las instrucciones, lo primero que debe hacer es encontrar a alguien llamado Will Tucker, del que nunca ha oído hablar y que está a punto de embarcarse con ella en un viaje directo al corazón, lleno de vulnerabilidades y sueños olvidados, anhelos y afectos inesperados. Pero ¿es posible avanzar cuando los secretos comienzan a pesar demasiado? ¿Quién es quién en esta historia?

Ficha técnica completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Quería que me gustara, pero me ha dejado bastante indiferente. He leído varios libros de Alice Kellen y, aunque ninguno me ha robado totalmente el corazón, hay algo que me empuja a querer seguir leyendo cosas suyas. Su estilo de escritura suele ser ameno, así que probablemente eso es lo que ha evitado que deje de darle nuevas oportunidades. La sinopsis de "El mapa de los anhelos" me parecía increíblemente prometedora, pero no he logrado conectar ni con el desarrollo de la historia ni con la mayoría de personajes.

De por sí, con el inicio tuve sentimientos contradictorios. Por un lado, me pareció que esas páginas tenían un buen toque emotivo y te invitaban a querer saber más sobre Grace, la protagonista. Lucy, su hermana, había muerto recientemente, y Grace se dedica ahí a contarnos que nació para salvarla (Lucy enfermó siendo una niña y sus padres decidieron tener otra hija que pudiera ser compatible de cara a donar células, etc.). Tras la muerte de Lucy, Grace, quien ya es una veinteañera, nos narra lo perdida que se siente en la vida y el vacío que le dejó el fallecimiento de Lucy. Cuando se descubre que Lucy le ha dejado un último regalo para que encuentre el rumbo de su existencia, Grace deberá decidir si quiere afrontar riesgos y luchar por su felicidad. Hasta ahí, yo fui bien, aunque lo que me chirriaba un poco es que Grace me recordaba muchísimo a Anna, la protagonista de "La decisión más difícil" de Jodi Picoult. No sé si conocéis ese libro, pero también tiene película ("La decisión de Anne"), y la forma de hablar sobre nacer para salvar a una hermana me resultaba muy similar. La mayor diferencia era que Anna era una niña y Grace es una adulta, pero no podía evitar pensar en esa historia. Sea como sea, sí que quiero aclarar que no digo que estas dos obras sean obras calcadas, ya que luego "El mapa de los anhelos" va tomando derroteros muy diferentes. Y también me gustaría advertiros que no debéis leer "El mapa de los anhelos" esperando reflexiones o un debate sobre lo correcto o incorrecto que es tener un hijo para salvar a otro, ya que eso es solo un detalle de la trama en el que nunca nos adentramos de verdad.

¿Qué es lo que falla en esta novela? La falta de complicidad entre los personajes y lo infantil y caprichosa que se va volviendo Grace. Ver cómo Grace iba dando pasos de cara a recuperarse emocionalmente de la muerte de su hermana podría haber sido algo que resultara conmovedor y doloroso, pero su forma de tratar a los demás lo ensombrece todo. Aparte de Grace, conocemos también a sus padres y a Will, un chico al que Lucy le deja el encargo de acompañar a Grace a la hora de ir dándole una serie de mensajes y retos que ella le preparó antes de morir. Hay otros personajes, pero estos tres son los más cruciales. Pues bien, aunque Grace está pasando una época dura, da la impresión de que considera que solo ella se puede permitir pasar por ese duelo o tener altibajos. Hay instantes en los que se puede entender su rencor por haber sido dejada de lado porque la prioridad para sus padres era cuidar a Lucy, pero en otros momentos le dan unos berrinches que resultan agotadores. Grace se contradice a sí misma queriendo que la dejen superar lo ocurrido y, al mismo tiempo, dedicándose  a juzgar a los demás por hacer lo mismo.

A esto hay que sumarle que, desde mi punto de vista, a este libro le sobraba totalmente el romance. Con solo leer la sinopsis y ver cómo entra Will en juego, os imaginaréis que él y Grace pueden sentir algo el uno por el otro, pero yo no les llegué a ver ni la más mínima química nunca.  

Will mantiene una actitud muy reservada durante el 90% de la novela. Apenas habla de sí mismo, toma distancia cuando alguien parece querer saber un poco más sobre él y no vi nada que me justificara su presunta atracción con Grace (que tampoco es que la notara, ya que como mucho parecían cómodos el uno con el otro... y no siempre...). Ni las entregas de mensajes de Lucy les unen, pues la mayoría de veces Grace prefiere leerlos a solas. 

Y cuando por fin Will se abre un poco... mejor no digo nada para no spoilear... pero hay quien se toma muy a la tremenda algo que no es para que nadie se cabree...

Siendo sincera, os diré que gran parte del libro me resultó monótono. Lucy es la razón por la que empieza todo, pero su personaje tiene menos protagonismo del que merece. Tras las primeras páginas, es como un fantasma del que sabemos muy poco. No se explora su relación fraternal con Grace, lo que la familia vivió durante su enfermedad (se dan retazos, pero es casi anecdótico el modo en el que se habla de todo) y tampoco nos ponemos demasiado en su lugar. Ni siquiera se hace mucho hincapié en sus mensajes. La autora se empeña en destacar solo a Grace, relegando así a los demás personajes y a sus sentimientos. Solo hay unos capítulos en los que Lucy y Will le toman el relevo a Grace, y esa parte fue la mejor de todo el libro. Es ahí cuando se descubre qué unía a Lucy y a Will, y amé esas páginas. Hay madurez, tristeza, alegría y mucho realismo en esas líneas, y se agradece ver cómo se forjó el vínculo entre esos dos personajes. Pero lo bueno dura poco, así que no tardamos en volver con Grace.

Teniendo en cuenta que la novela ronda las 500 páginas, hay poca trama que comentar. Si hubiera sido menos extensa, hubiera sido mejor. Su fallo fue no sacarle partido a nada y querer hacer brillar únicamente a Grace (y encima no conseguir ni eso). No vi evolución en su personaje y siguió siendo la misma chica impulsiva y egocéntrica que al principio.

El desenlace... querría deciros que fue grandioso o que al menos tuvo algo que hiciera que valiera la pena todo lo demás, pero, inexplicablemente, la autora ni nos muestra algo que yo considero que era relevante (si habéis leído el libro, el gif de la izquierda os dará una pista de lo que me faltó... SPOILER no perdono no haber visto el contenido de las cartas de los padres o el abuelo FIN DEL SPOILER)


El cierre fue lo esperado y encima Grace se mostró más altiva que nunca creyendo que sabía mejor que nadie lo que le convenía al resto. No hay sorpresas y el único giro inesperado que hay con otro personaje queda como un aderezo que no merece ser verdaderamente destacado.

No me odiéis si habéis amado el libro ni lo descartéis solo por lo que yo digo. Si os atrae, dadle una oportunidad y así os podréis formar vuestra propia opinión. La mía es una más y, como siempre digo, es imposible que todo el mundo ame un libro concreto. Ojalá hubiera amado esta lectura, pero no he podido evitar sentir que me he encontrado con una historia plana en la que la autora no se arriesga y ni siquiera quiso darle verdadera profundidad a los personajes, lo cual solo sirvió para dejar a algunos como meros elementos decorativos.

Valoración del libro: 4/10 "Las primeras páginas son ligeramente prometedoras, pero luego no se aprovecha correctamente la base de la trama y tampoco se ahonda lo suficiente en todos los personajes. El romance hace aguas por la falta de interacciones entre los protagonistas, los cuales se limitan a tener conversaciones breves y a discutir si la cosa se vuelve un poco seria. Considero que la autora se quiso centrar en exceso en un solo aspecto de la trama, pero no desarrollar mejor el resto hizo que ni eso quedara bien. Solo un par de capítulos me parecieron especiales, el resto del libro creo que es totalmente olvidable"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

jueves, 2 de junio de 2022

La biblioteca de los muertos, Glenn Cooper

TÍTULO: LA BIBLIOTECA DE LOS MUERTOS
TÍTULO ORIGINAL: SECRET OF THE SEVENTH SON
TRILOGÍA WILL PIPER/LA BIBLIOTECA DE LOS MUERTOS: 1º PARTE
AUTOR: GLENN COOPER

Bretaña, siglo VII. En la abadía de Vectis crece Octavus, un niño al que le auguran poderes diabólicos. Octavus no tarda en empezar a escribir una lista de nombres y fechas sin ningún sentido aparente. Pero poco después, cuando una muerte en la abadía coincide con un nombre y una fecha de la lista, el miedo se apodera de los monjes.

Nueva York, en la actualidad. Un asesino en serie tiene atemorizada a toda la ciudad. Poco antes de morir, las víctimas reciben una postal con la fecha de su muerte escrita. ¿Quién recibirá la próxima postal? ¿Quién será la siguiente víctima? ¿Quién está detrás de estas muertes?

Un secreto escalofriante, oculto desde hace siglos, está a punto de ser revelado. 

Ficha técnica completa aquí)


OPINIÓN PERSONAL

Una historia que desaprovecha su premisa. Admito que empecé esta lectura sin expectativas, de hecho, solo me lancé con el libro porque una vecina hizo limpieza de estanterías en su casa y me lo dio. En las primeras páginas, mi interés se despertó ligeramente, pero luego tuve mis más y mis menos con el modo en el que se desarrolló todo. Aunque el libro me fue resultando cada vez más entretenido, al final me quedó una sensación agridulce porque noté que no se le sacó el partido suficiente a la trama.

La narración abarca dos líneas temporales. Por un lado, vemos qué va ocurriendo a partir de mayo de 2009, momento en el cual comienza una pequeña oleada de muertes que tienen un factor común: las victimas recibieron justo antes de fallecer unas postales con un ataúd dibujado y una fecha escrita. Lo tétrico es que la fecha escrita acabó correspondiendo con el día en que esas personas perdieron la vida, así que... ¿qué pretende el asesino? ¿por qué no parece haber ningún tipo de conexión o patrón entre las muertes (más allá de lo de la postal)? Por otro lado, la novela también nos lleva al año 777 y nos muestra los acontecimientos tan extraordinarios que se van dando a raíz del nacimiento de un niño. Si leéis la sinopsis, os destripa completamente lo que ocurre con ese niño, algo que estropea una de las sorpresas principales de la trama. Si por casualidad no habéis leído la sinopsis, seguid ignorándola

Hasta más o menos la mitad, para mí la parte más interesante del libro era la del presente. El protagonista principal ahí es Will Piper, un agente federal que sueña con su jubilación. Brilló durante una época, pero ahora se conforma con hacer trabajos menores y solo quiere que los meses pasen rápido para poder retirarse. Que le encarguen el caso del asesino de las postales no le hace ninguna gracia, pero poco a poco su intriga aumenta. 

Como protagonista, Will no me pareció excesivamente espabilado. No genera antipatía, pero tampoco simpatía. Aunque tiene algún que otro momento bueno, no da la impresión de que se esfuerce en exceso. De compañera tiene a Nancy, una agente infravalorada a la que en muchos instantes juzga más por su físico que por su intelecto. Y sí, vale, a veces se compenetran, pero faltó que tuvieran una actitud más activa en la investigación. Las pistas aparecen por casualidad y cuesta creer que así se pueda avanzar en un caso.

Lo que sostiene al libro es que lo de los asesinatos no parece tener una explicación clara, y ésa es la clave que ayuda a mantener el interés. 


En cuanto a lo del pasado, el problema es que no nos metemos de lleno en lo del monasterio hasta que la lectura está un poco avanzada. Tanto al principio como al final, hay saltos temporales que no parecen tener sentido. Vemos incluso a figuras históricas como Truman o Churchill tener cameos que rozan lo absurdo o que pueden ser considerados prescindibles. Cuando esos flashbacks empiezan, no se comprende su significado, y cuando ya por fin les ves una explicación, dichos flashbacks acaban y no se vuelve a ahondar en lo que presuntamente supuso lo que se mostró en ellos. Al llegar al punto en el que por fin la atención se concentra en el monasterio, sí que es más fácil engancharse a lo que va pasando en esa línea temporal. No es que sea increíblemente trepidante, pero sí que dan ganas de saber cuál será el destino final de un personaje.

El ritmo de la narración no es ni lento ni rápido, se puede avanzar sin dificultad, pero le falta chispa. Tal vez el mayor fallo es que se puede ir atando cabos relativamente pronto porque a los lectores se nos da más información que al propio protagonista. Cuando ya tienes claro lo que pasa en el pasado y ya conoces a todos los personajes del presente, pues no es complicado tener una teoría sobre lo que está ocurriendo. Eso sí, no niego que el secreto en cuestión tenía un potencial brutal, el problema es que no se aprovechó. El autor debería haber dedicado más páginas a la incidencia que tuvo cierto hecho a lo largo de los años... desde 777 hasta la actualidad. Si leéis el libro, veréis que algo así da para muchas reflexiones, las cuales no se hacen. 

No nombro a los personajes secundarios porque describir brevemente a cualquiera de ellos ya os puede desvelar más de la cuenta. Ninguno da excesivas sorpresas y creo que el autor falló con su modo de desarrollar a varios. Hay una pequeña incertidumbre respecto a cómo acabará todo, pero los descubrimientos se dan de modos muy convenientes y milagrosos. Incluso me hubiera gustado ahondar mejor en las razones que estaban detrás de los actos de algunos personajes, ya que grandes planes parece que surgen de meros impulsos. 

El desenlace es casi autoconclusivo, solo hay un detalle que te deja claro que hay una continuación. 


Las últimas páginas son las más animadas y, aunque pudiera parecer obvio si luego se reflexiona sobre ello, a mí realmente me pilló por sorpresa el final de la parte del pasado. Fue impactante y, a pesar de que hay una cosa que no entendí del todo, me dejó con ganas de más. Aún así, admito que me da cierta pereza empezar "El libro de las almas" (2º parte). Y tampoco es que me muera de curiosidad por saber cómo se cerrará todo en "El fin de los escribas" (cierre de la trilogía). Me tengo que pensar si leerlos o no, aunque tampoco es que los tenga, ya que se ve que mi vecina no sintió curiosidad por ellos y esos no los compró. 

Teniendo en cuenta la fama que tiene esta trilogía, cabría esperar una historia más memorable, pero yo diría que no es una lectura que te deje demasiada huella. En todo caso, cada cual tiene sus gustos y existe la posibilidad de que a vosotros os cautive más que a mí. 

Valoración del libro: 6,5/10 "Un presunto asesino cuyos crímenes parecen aleatorios, un niño que desde un monasterio pudo ser clave a la hora de cambiar el curso de la historia y unas postales que alterarán muchas vidas, esos son los elementos principales de la trama. Esta novela se deja leer y no está mal, pero tiene muchos altibajos y varios aspectos podrían haber sido mejor desarrollados. Se tenía que haber jugado mejor con el hecho clave del libro, pero queda como un adorno porque ni se reflexiona bien sobre él. Como distracción, el libro es una buena opción porque resulta entretenido casi siempre, pero no es extraordinario".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

martes, 17 de mayo de 2022

Mi dulce niña, Romy Hausmann

TÍTULO: MI DULCE NIÑA
TÍTULO ORIGINAL: LIEBES KIND
AUTORA: ROMY HAUSMANN
 
 
 
Una cabaña sin ventanas en medio del bosque. La vida de Lena y sus dos hijos sigue reglas estrictas: los horarios para comer, ir al baño o estudiar se respetan a rajatabla. El oxígeno les llega a través de un «aparato de circulación». El padre provee a la familia de alimentos, los protege de los peligros del mundo exterior, se ocupa de que sus hijos siempre tengan una madre. 
 
Pero un día consiguen escapar... y es entonces cuando empieza la verdadera pesadilla. Porque todo parece indicar que el secuestrador quiere recuperar lo es suyo. 
 
Ficha técnica completa aquí)
 



OPINIÓN PERSONAL

Con un buen toque inquietante, ésta es una de esas historias que te atrapan y no te permiten parar de leer. Quería darle una oportunidad desde hace tiempo, pero pasaba lo típico de pensar que "no era el momento". Sin embargo, al final, por puro impulso me lancé con la lectura y me vi sorprendida por cómo me enganchó desde la primera página. Admito que he reflexionado mucho sobre qué puntuación darle y, aunque hay un detalle que no me convenció, he decidido otorgarle las nota máxima (sobre 10 le daré un 9,5, pero se lleva las 5 estrellas)

Un accidente, un traslado de emergencia al hospital, unos recuerdos que hacen presagiar una historia dura... esos son los elementos que marcan el inicio de "Mi dulce niña". Lena está muy grave, acaba de ser atropellada y no se sabe si sobrevivirá. Junto a ella está Hannah, su hija de 13 años, que es la única que puede aclarar qué ha pasado y quiénes son exactamente, ya que no llevan ninguna identificación oficial y ni se sabe de dónde han salido. Hannah se muestra muy cauta con la información que da, pero pronto empieza a decir cosas que hacen al personal del hospital y a la policía pensar que ambas pueden haber escapado de una situación verdaderamente horrible...

En esta novela no hay florituras ni perdemos el tiempo con escenas que no aportan nada. Además, hay diversos narradores, y todos ellos tienen un papel clave y un punto de vista interesante de analizar. Como a Lena la conocemos cuando está al borde de la muerte, es Hannah quien más lleva el peso de la trama al inicio. Según comencéis a leer sus capítulos, os daréis cuenta de que es alguien peculiar. Su testimonio te deja ver que no ha salido de un hogar normal y corriente, y encima se nota que vivía bajo reglas estrictas y que tiene una visión bastante singular de lo que está pasando. 
 
Os prometo que mi curiosidad alcanzó niveles máximos desde el principio y me moría de ganas de saber más detalles sobre Hannah y Lena.
 
Cuando están en el hospital, también entra en juego Matthias, el padre de una joven que desapareció hace 14 años. Su hija se llamaba Lena, y la policía le ha planteado la posibilidad de que ella sea la mujer atropellada.  No me digáis que la cosa no se va poniendo cada vez mejor... a mí me costaba parar de leer y admiraba el ritmo tan bueno que llevaba la historia. Apenas puedo decir mucho más de la trama, ya que eso me llevaría a caer en spoilers que es mejor que desconozcáis. Lo que os puedo adelantar es que la autora sabe jugar magistralmente con sus personajes y con las pequeñas sorpresas. En vez de limitarse a dar un gran giro inesperado en la recta final, Romy Hausmann va dosificando las revelaciones, lo cual consigue que la lectura nunca decaiga y que siempre haya un aliciente para seguir avanzando.

Os advierto que no debéis subestimar a Lena, pues con ella es con quien empieza a verse realmente la magnitud de lo que ha pasado. Hay cosas que son lo que parecen, pero en otras os daréis cuenta de que hay engaños y de que hay que ir explorando poco a poco en los testimonios de los personajes para conocer la verdad. Ni siquiera podréis fiaros de la aparente identidad de algunos. Llegará un punto en el que desconfiaréis de todos y tendréis que aceptar que cada cual puede que solo cuente lo que le conviene... a veces es por una buena razón, pero en otras ocasiones los motivos son más complejos y no siempre son políticamente correctos. 

La propia sinopsis cuenta que estamos ante el relato de un secuestro, el cual ve la luz gracias a un imprevisto. La cuestión es descubrir qué hay detrás de ese suceso y comprobar si ya no hay nada que temer. Todo tuvo lugar en una cabaña, allí era como si el mundo de fuera no existiera y deberéis estar atentos a cada declaración de los personajes para saber qué pasaba allí y cómo era el hombre que estaba detrás de todo.  No importa que conozcamos a la victima ya en libertad, aquí se ve cómo dicha victima puede seguir en otro tipo de cárcel después de haber escapado. Tanto la parte del cautiverio como la de la libertad mantienen el mismo nivel de interés, da igual que sepáis cómo acabó aparentemente todo, pues no hay momento en el que no se descubra algo nuevo. 
 
Un delito no solo afecta al culpable y a las victimas, también abarca a todos aquellos que les rodean, y ese lado de la historia lo descubrimos gracias a los capítulos de Matthias (el padre de Lena).  Lo que él cuenta nos ayuda a ver cómo afectó a su vida y a la de su mujer lo sucedido, las consecuencias que tuvo, lo que perdieron y la forma en la que afrontan la aparente resolución del caso. No penséis que lo de ellos no importa, pues ahí también hay secretos y diferentes interpretaciones ante los acontecimientos que se van dando.

La mayoría de personajes pueden despertar vuestra compasión, pero también vuestra desconfianza. Nunca nos extendemos en exceso con ninguno, y cuando hay un salto de uno a otro, la autora se asegura de que el anterior no pierda interés y de que pase algo que te haga desear volver a él. Como hace lo mismo con todos, se asegura de que nunca quieras a dejar a ninguno de lado

Mi única queja, y es la razón por la que le he restado un poquito de puntuación a la novela, es que hay un personaje concreto que no tiene voz. Su única participación directa es una especie de carta al final, pero eso no era suficiente para mí. 
 
Considero que merecía sus propios capítulos y que no tenerlos provoca que quede un punto ciego en la trama, es como un hueco que los demás no pueden rellenar. 
 
Por mucha fuerza que tengan el resto de personajes, ése en concreto era insustituible de cara a dar su versión
 
 
Más allá de la trama en sí, se trata el poder de los medios a la hora de informar sobre un suceso, la forma en la que se van cambiando las versiones, los efectos psicológicos poco visibles de haber vivido algo dramático, la manera de juzgar a las propias víctimas... vamos, que es un libro muy completo. Además, el cierre lo deja todo aclarado, así que es un punto a favor que no quede ningún cabo suelto. 
 
Si os gustan las lecturas con un lado oscuro y llenas de intriga, dadle una oportunidad a ésta. Si lo hacéis, ojalá os atrape tanto como a mí. Os aseguro que la narración es tan fluida que eso invita a que no queráis daros un respiro leyendo. No os miento si os digo que yo devoré 200 páginas en una tarde (eran 348 en total).

Valoración del libro: 9,5/10 "Perturbador, adictivo, oscuro y cargado de pequeños giros argumentales. Una historia bien ejecutada y con unos personajes que saben mantener la atención. Un secuestro que esconde mucho tras de sí y una liberación en la que no hay nada muy claro, esos son los principales ingredientes de esta novela que consigue atrapar y sorprender. Si no fuera por un detalle, la consideraría perfecta. En todo caso, la recomiendo sin dudar y ya la considero una de mis lecturas favoritas".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.