miércoles, 7 de agosto de 2019

Princesa de cenizas, Laura Sebastian

TÍTULO: PRINCESA DE CENIZAS
TÍTULO ORIGINAL: ASH PRINCESS
TRILOGÍA PRINCESA DE CENIZAS #1
AUTORA: LAURA SEBASTIAN

Theodosia tenía tan solo seis años cuando los kalovaxianos invadieron su país y asesinaron a su madre, la Reina de la Llama y la Furia, delante de sus propios ojos. En aquel momento, la joven princesa lo perdió todo. Incluso su nombre.

Con el nuevo nombre de Thora y el ridículo apodo de «princesa de Cenizas», Theodosia ha vivido diez años prisionera en su propio palacio sufriendo los maltratos y las humillaciones del káiser. Pero cuando el dictador la obliga a ejecutar a la única persona que podría haberla salvado de su pesadilla, Theodosia decide resurgir de las cenizas. Su astucia es más poderosa que cualquier espada. Y un reino no se gana siempre en el campo de batalla.

Durante diez años la Princesa de Cenizas ha visto su tierra saqueada y a su pueblo esclavizado. Ha llegado el momento de ponerle fin a esta opresión.

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Aunque no suelo ser lectora habitual de historias así, de vez en cuando me da por darles una oportunidad y acabó más satisfecha de lo que creía. En este caso, vi el libro en la biblioteca y lo empecé sin grandes expectativas, pero logró engancharme y ahora me muero de ganas de leer la segunda parte de la trilogía (en España será publicada el 3 de octubre de este año y se titulará "Dama de humo").  Cuando lo cogí, como no lo había investigado previamente, creía que era autoconclusivo, pero a pesar de tener un final con muchos interrogantes, ha valido la pena leerlo.

La protagonista es Theodosia, una chica que estaba destinada a ser la reina de Ástrea, un país pacífico gobernado por su madre y protegido por los Guardianes, personas que gracias a unas gemas y a un poder innato tenían ciertas capacidades especiales (para sanar, para manipular el fuego, etc.). Un día, los kalovaxianos decidieron conquistar Ástrea y asesinaron a la madre de Theodosia sin que nadie pudiera evitarlo. Asimismo, acabaron con parte de la población y con los Guardianes, pero su káiser decidió dejar viva a Theodosia, que en aquel momento solo tenía 6 años.

Ha pasado una década y nada es como solía ser: Ástrea está en decadencia, los astreanos son cada vez menos y están sometidos, el káiser está explotando los recursos de Ástrea y utiliza las gemas únicamente con fines decorativos o para mejorar ligeramente algunas cualidades de los kalovaxianos, y Theodosia ya no es Theodosia.

Theodosia ahora es Thora. Su palacio es ahora su jaula de oro. El amor que la rodeó en su infancia ha desaparecido, ahora lo que más recibe son latigazos y humillaciones. Ya no es heredera al trono de Ástrea, ahora es la Princesa de Cenizas, pero bastará una chispa para que la llama de la rebelión cobre fuerza en su interior.


No os voy a decir que la historia es extraordinaria y que tiene mil toques originales porque no lo vi así, pero sí que me pareció entretenida, bien contada en casi todo momento y me sorprendió en algunos aspectos.

Uno de mis problemas es que le vi bastantes similitudes con "Una llama entre cenizas" (reseña aquí), no es que la trama sea exactamente igual, pero sí que tienen detalles en común: un personaje malvado que ordena castigos crueles, una protagonista que es más o menos una esclava y que desafiará al sistema, un chico que ha sido criado para ser el más malvado del mundo y, sin embargo, parece demasiado bueno, un cuarteto amoroso... A medida que avanzaba en la lectura, noté que ambas obras se iban diferenciando más, pero en determinadas cosas me pareció que "Princesa de cenizas" era una versión mejorada de "Una llama entre cenizas".

Dejando esto de lado, considero que el inicio de "Princesa de cenizas" fue bastante bueno. Theodosia cuenta por encima cómo fue la caída de Ástrea y cómo es su día a día, dejando claro que su función principal en la actualidad es ser despreciada por el káiser y servir como prueba de de que los astreanos ahora no valen nada. Recibe castigos ocasionales y, aunque recibe comida y tiene donde vivir, esto la perjudica porque los astreanos que siguen con vida creen que ella los ha traicionado y no son del todo conscientes de los castigos a los que es sometida. Se la llama Princesa de Cenizas porque en los eventos suele ser obligada a llevar una corona de cenizas que se va deshaciendo y la va dejando manchada, así que es como una burla a su antigua condición como princesa de Ástrea. De cara a hacernos una idea general de su situación, la introducción de la novela es correcta. A esto hay que sumarle que en los primeros capítulos Theodosia se ve obligada a hacer algo que la marcará para siempre. Alguien muy importante ha sido capturado y el káiser decide sacar partido de eso para destrozarla aún más emocionalmente. Desde mi punto de vista, se transmite bien la dureza de esa escena y se entiende que eso marque un antes y un después en la actitud de Theodosia.

Un punto a favor de Theodosia es que no se convierte en la rebelde perfecta de un día para otro.

Lo que ocurrió hace que comience a plantearse ciertas cuestiones que estaban dormidas en su interior y también provoca que ya no le parezca tan buena idea ser complaciente con sus enemigos para sobrevivir, pero no se subleva de forma inmediata, las variantes en su carácter y en su forma de actuar se van viendo poco a poco, lo que hace más creíble a su personaje. Además, comete errores, y esas imperfecciones ayudan a que se vea que incluso los objetivos más aparentemente justos pueden tener consecuencias no tan justas.


Junto a ella, los otros personajes con relevancia son el káiser, Søren, Blaise, Artemisia, Heron y Cress.

El káiser no conoce lo que es la piedad y cuando su personaje aparece queda claro que nunca tiene buenas intenciones. Søren es su hijo, aunque eso no lo convierte en la debilidad del káiser, al contrario, el káiser lo ve como un rival. En teoría, ha demostrado ser un digno sucesor de su padre y parte de los kalovaxianos le admiran. Sin embargo, la autora falla con él, ya que nunca me dio la impresión de que fuera realmente peligroso, es más, cuando se dice que ha hecho algo horrible, cuesta creerlo. Faltó que se transmitiera mejor su faceta oscura, así su lucha interna consigo mismo hubiera sido más potente y lo hubiera convertido en un personaje más complejo. Blaise, Artemisia y Heron son unos astreanos que harán acto de presencia una vez que la historia haya avanzado un poco. El más relevante de los 3 es Blaise y conocía a Theodosia de cuando ambos eran pequeños (sí, es lo que estáis imaginando, entre ellos hay teóricamente sentimientos especiales y Blaise debe rivalizar en cierto modo con Søren).  A mí solo me cayó bien Heron, aunque dice muy poquito, es el más razonable, los otros dos me enervaban por momentos. Y por último tenemos a Cress, que es la hija del theyn, mano derecha del káiser, y que parece la típica adolescente consentida que prefiere ignorar lo que ocurre a su alrededor para seguir manteniendo su buena vida, pero va sorprendiendo y lo que le ocurre en el último tramo de la novela es totalmente inesperado e impresionante.

Más o menos en la parte central es cuando el libro decae ligeramente y pierde fuerza. Vi que se dulcificaba la situación y que lo malo no parecía tan malo, a lo que también había que añadirle que Theodosia se volvió más repetitiva en pensamientos y en comportamiento y se le dio más importancia al tema del tonteo. No hay mucho romance en este libro, pero el que hay no me convenció del todo, más que nada porque me faltaron razones para creerme los sentimientos de los personajes. En todo caso, tampoco es que me disgustara, sencillamente me dejó un poco indiferente.

Por esto y porque vi escasa la información sobre la caída de Ástrea, le voy a restar puntuación a la historia. Me extrañó lo fácil que fue conquistada Ástrea y que los Guardianes no pudieran hacer prácticamente nada al respecto, supongo que en las otras dos partes de la trilogía se ahondará más en este asunto, pero aquí podría haberse dicho un poco más.

Salvo ese bache en la parte central, la lectura es muy entretenida y alcanza sus mejores momentos en el último tercio. Ahí se puede volver a ver claramente lo que es vivir bajo el yugo del káiser y tienen lugar diversos hechos que dan un giro importante a los acontecimientos. El desenlace es genial, acabé con unas ganas enormes de leer la continuación de la historia y creo que Theodosia tendrá que evaluar incluso a sus supuestos aliados si quiere lograr vencer a los kalovaxianos y volver a decir su nombre con orgullo...

Theodosia Eirene Houzzara.... habrá que ver si consigues realmente resurgir de tus cenizas... estoy deseando conocer tus próximas decisiones...

Composición de la trilogía:

1. Princesa de cenizas

2. Dama de humo.- Se publicará en España el 3 de octubre de 2019.

3. Ember queen.- Será publicado en inglés el 4 de febrero de 2020.



Valoración del libro: 7,5/10 "Sin ser extremadamente original, esta historia sabe captar la atención rápidamente y se vuelve especialmente adictiva en la recta final. Los fallos principales son que flojea en la parte central y que se da muy poca información de un hecho que para mí es muy relevante. En todo caso, me ha parecido un inicio de trilogía bastante bueno, y su protagonista, con sus errores y sus aciertos, logró ir ganándose mi aprecio".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

martes, 30 de julio de 2019

El reflejo del agua, Miriam Erlan

TÍTULO: EL REFLEJO DEL AGUA
DIARIO DE UNA VIAJERA EN EL TIEMPO #1
AUTORA: MIRIAM ERLAN

¿Alguna vez has sentido nostalgia de una situación que jamás has vivido? ¿Y si descubrieras que ese sentimiento se debe a un pasado por acontecer? 

Me llamo Diana, cuando leas mi historia habrán pasado más de doscientos un años. Sin embargo, puede que te hayas cruzado conmigo esta misma mañana, puede que sea tu compañera de asiento en el metro o que te esté observando en este preciso instante mientras lees las palabras que escribí hace muchos años. 

Al fin y al cabo no hay nada decidido, aunque quizás creas en el destino, es probable que pienses que el futuro ya está escrito, nada más lejos de la realidad, has de saber que los sucesos en el tiempo son moldeables, incluso los pasados. 

Ficha completa del libro en Amazon.es aquí


OPINIÓN PERSONAL

No ha sido lo que yo esperaba, pero logró ir despertando poco a poco mi interés a medida que avanzaba en la lectura. Conocí este libro gracias a su autora, pues ella me escribió, me lo dio a conocer y me ofreció leerlo, algo que le agradezco. Aprovecho también para pedirle disculpas, ya que he tardado más de lo que esperaba en terminarlo debido a diversas motivos.

Dicho esto, voy a contaros un poco de qué va. La protagonista es Diana, una joven que perdió a sus padres hace años y cuya pareja acaba de morir también ahora en un accidente. Debido al golpe emocional que esto ha supuesto para ella, decide ir a pasar un tiempo a una mansión que ha pertenecido durante varias generaciones a su familia y que se encuentra en Trasmoz (Aragón.- España). Esto ocurre en junio de 2018, pero la mayor parte de la historia se desarrollará en 1808, pues, tras acceder a una estancia de la mansión llena de lo que parecen varios espejos, Diana atraviesa uno de ellos y viaja en el tiempo. ¿Qué ha ocurrido? ¿Cómo es eso posible? ¿Habrá alguna razón para que Diana haya viajado 210 años atrás en el tiempo? 

Debo decir que el prólogo me gustó muchísimo. Es breve, pero Diana habla ahí sobre el destino de una forma que me pareció intrigante. Las primeras páginas también me agradaron y quería conocer más a Diana y cómo iba a afrontar el haber acabado accidentalmente en otra época. Quiero aclarar que Diana no aparece en un sitio cualquiera, va a parar a la misma mansión y allí se encuentra con antepasados suyos que, sorprendentemente, no se muestran extrañados por su llegada. Que algunos de los que estaban allí la esperaran no lo vi mal porque hay una razón para ello, la cual se irá descubriendo a lo largo de la novela. Lo que considero que sí que fue un pequeño fallo es que Diana no se mostrara más impactada. Se lo toma con bastante naturalidad y se adapta fácilmente a estar en una época en la que no existen ciertas comodidades de la actualidad. Desde mi punto de vista, hubiera estado bien ver un choque mayor en ella en este sentido, pero no solo se adapta bien a la situación y al entorno, sino que también le resulta sencillo tratar con sus antepasados. Rápidamente se llevan a las mil maravillas y se siente en confianza con ellos. Hay pequeñas rencillas, pero nada muy destacable.

Otro aspecto a destacar es que la autora adora el tema histórico, cosa que no le critico, ya que realmente se nota su pasión por este asunto y las ganas que tiene de dar información sobre ciertos hechos históricos. La cuestión es que en ocasiones no lo sabe encajar de un modo ameno en la obra. En cualquier reseña, todo lo que se dice se basa en la perspectiva de cada lector/a y en sus gustos, evidentemente habrá gente que adore leer sobre fechas, guerras, asaltos, motines y todo eso, pero yo no. No me desagrada leer sobre historia, pero tampoco soy muy fan. No niego que lo que la autora cuenta es importante para la trama, pero considero que su modo de transmitir esa información es aséptico y me daba la impresión de estar leyendo un libro de texto como los del instituto, lo que provocaba que me sintiera desconectada de la historia en esos instantes y que incluso me olvidara de que Diana era la protagonista, pues quedaba relegada a un papel secundario entre tanto dato histórico. Respeto que otra gente lo pueda ver fascinante, pero a mí no me convenció.

Además de a Diana, tenemos como personajes relevantes a antepasados suyos como Engracia y Samuel. Hay otros, pero estos dos son los que más presencia tienen y su papel es más fundamental de cara a los sucesos que se van desarrollando. Engracia se convierte en una abuela para Diana y la señora sabe bastante sobre los secretos de la mansión familiar y la estancia que permite realizar los viajes en el tiempo. Cuando ella se va sincerando, es cuando el libro atrapa más. En cuanto a Samuel, pues él es 9 años menor que Diana (ella tiene 29) y es nieto de Engracia (bueno, no exactamente, hay una historia familiar que aclara esto). No, no os voy a decir que surge un instalove, entre Diana y Samuel hay cierta complicidad, pero yo no diría que "El reflejo del agua" es una novela romántica. Tiene una dosis de romance pequeña, pero es muy sutil. En todo caso, dejando eso de lado, Samuel me gustó como personaje por su buen humor y su interés por saber más del futuro (a los demás les daba un poco igual y era algo ilógico que no tuvieran más curiosidad).

A medida que transcurren los días, Diana va entendiendo (o cree entender) qué es lo que debe cambiar del pasado, pero jugar a cambiar lo que ya ha ocurrido dos siglos antes puede tener consecuencias... o no. En este libro, el propósito es ver qué va haciendo Diana y sus aportes para modificar determinados hechos, pero no sabemos de verdad los efectos de sus actos porque hay segunda parte y lo más probable es que sea ahí donde se analice eso.

La continuación se titula "La música del agua" y es complicado no tener ganas de leerla tras el desenlace de "El reflejo del agua".

Aunque el libro va ganando cada vez más ritmo, es en los últimos capítulos en los que alcanza sus mejores momentos. A esto hay que sumarle que acaba justo cuando va a ocurrir algo que dará un giro a la historia y permitirá ver si lo ocurrido hasta entonces tiene consecuencias.

Por ese motivo, no descarto leer la continuación, pero esperaré un tiempo antes de decidirme a comprarla. Si alguien ya le ha dado una oportunidad y quiere dar su opinión, me encantará leerla en los comentarios.

"El reflejo del agua" no me ha disgustado, pero tampoco me ha apasionado. La base de la historia es buena, pero no he conectado con la forma de contarla.

Valoración del libro: 5,5/10 "Con un comienzo que intriga, es un  libro cuya lectura no resulta igual de entretenida en todo momento debido a lo extensas y detalladas que son determinadas explicaciones sobre hechos históricos. Las últimas páginas son las mejores y dejan ciertas ganas de leer la continuación".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

martes, 23 de julio de 2019

Promesas, LaVyrle Spencer

TÍTULO: PROMESAS
TÍTULO ORIGINAL: VOWS
AUTORA: LAVYRLE SPENCER

Emily Walcott es una jovencita voluntariosa y temperamental, así como una hija obediente y dispuesta a acatar el futuro que sus padres han decidido para ella. 

Su vida en Sheridan transcurre plácidamente entre la herrería de su padre y los libros de veterinaria, carrera a la que dedica toda su pasión. Charles, amigo de la infancia y futuro esposo, no parece despertar en ella más que un sentimiento de afecto fraternal. Tom Jeffcoat, un joven emprendedor y apuesto, llega a la población con el fin de instalar una herrería, convirtiéndose así en competidor del señor Walcott. 

Su sola presencia provoca en Emily verdadero fastidio. Ambos librarán una feroz batalla en la que el rechazo acabará dando lugar a una pasión desenfrenada que les arrojará a un abismo insondable. Tan insondable como sus propios sentimientos.


OPINIÓN PERSONAL

Tenía buenas expectativas con esta historia, no esperaba que fuera grandiosa, pero sí bonita. Lamentablemente, me equivoqué, ha sido un libro que sé que olvidaré fácilmente y cuya parte romántica no me ha convencido. Lo leí conjuntamente con las administradoras de "Un viaje en papel", "Doblando páginas" y "Lectura adictiva", y las impresiones finales fueron muy variadas. A dos les gustó, a mí me dejó bastante indiferente y otra lo está odiando (en el momento de escribir esta reseña, ella va más o menos por la mitad)

En las primeras páginas ya vi cosas que no me hicieron gracia. Al primer personaje al que conocemos es a Tom, un joven que llega a Wyoming en 1888 con ganas de iniciar una nueva vida abriendo una herrería y un establo para alojar caballos. Nada más llegar, se topa con Emily, la hija de Edwin, que es quien tiene actualmente un establo así en el pueblo, por lo que serían competidores en el negocio. Incluso antes de saber esto, Emily ya es arisca con Tom. Desde mi punto de vista, arma un drama porque él le da un consejo y porque accidentalmente le quita una bota y deja uno de sus pies descalzos. Lo sé, suena terrible, no sé cómo Tom pudo hacer algo tan horrible... Bueno, ya, voy a dejar mi sarcasmo a un lado y a ponerme seria. De cara a caerse mal, ésa me pareció una base muy floja. No lo vi cómico ni encantador, vi a un hombre medio listillo que llega nuevo a un sitio y busca ayuda y a una mujer que es antipática y que va de sufrida.

Por si esto no fuera suficiente, luego pasamos a ver mejor cómo es la vida de Emily y las cosas empeoran aún más. Josephine, la madre de Emily, está enferma, así que sus dos hijos (Emily y su hermano pequeño Frankie, el cual tiene 12 años) y su marido se tienen que hacer cargo de todas las labores del hogar. Otro drama total y absoluto, la mujer está bastante mal y lo que más lamenta su familia es tener que cocinar, lavar y limpiar. Hasta parecen sentirse incómodos por estar cerca de ella.

Edwin y Josephine llevan años casados, pero desde el principio queda claro que nunca han estado enamorados y que Edwin amaba en su juventud a Fannie, una prima de Josephine que a petición de la propia Josephine vendrá a ayudarles en casa.

Con este panorama en los primeros capítulos, queda claro que habrán dos historias de amor a desarrollar: la de Emily y Tom, y la del triángulo amoroso de los padres de Emily y Fannie. Miento, en verdad son dos triángulos amorosos, ya que Emily tiene novio, Charles, aunque a mí él me pareció muy decorativo

 ¿Conecté con alguno de los romances? No.

No es una novela que dé sorpresas, todo va sucediendo según lo esperado. El hecho de ser previsible no es lo peor, me veía capaz de perdonar eso si me hubiera creído los sentimientos de los distintos personajes, pero yo les vi intereses que para mí nada tenían que ver con el amor verdadero.

Emily es fría y distante. Está estudiando para ser veterinaria y no sueña solo con casarse y ser madre, lo que es un punto a su favor, el problema es que no me gusta cómo se comporta con los que la rodean y que no vi fundamentado su amor por Tom. Salvo un par de momentos en los que hablan sin estarse lanzando pullas, realmente no hay nada que los conecte. Detalles que no me gustaron de ella: no sé qué vio Emily en Tom, no me agradó que no le dejara las cosas claras a Charles, me irritaba su ligero desprecio a su única supuesta amiga y vi injusto su comportamiento cuando criticó en otros algo que en cierto modo ella también estaba haciendo.

Respecto a Tom,  él me gustó como emprendedor, pero de resto no vi nada destacable en él. En teoría, tiene el corazón roto por una relación anterior que salió mal, pero me parecía que lo que más le fastidiaba era la humillación que recibió. Aunque se mete un poco con Emily por no ser la típica señorita refinada, a mí me parecían simples bromitas y no vi que esa fuera la razón que despertó su amor/pasión. De hecho, al igual que con Emily, con él tampoco entendí de dónde surgió su amor. Sinceramente, vi que su atracción con una amiga de Emily era mayor. Incluso me atrevería a decir que en sus escenas con ella no me resultaba tan distante a nivel emocional.

Y el tercero en discordia, Charles, pues no se entera de la verdad porque no quiere. Hay señales y él las ignora, aunque considero que era un buen hombre y no se merecía que Emily le diera ilusiones y no fuera más directa. No es perfecto, pero tiene buenos sentimientos y durante todo el libro lo que interesa de él es ver cómo reaccionará en caso de descubrir lo que Emily siente en realidad.

Por último, el asunto Edwin-Josephine-Fannie tampoco es precisamente maravilloso. De los 3, mi favorita era Josephine.

Edwin es un hombre que le da mucha importancia al físico y a lo de las tareas domésticas, algo que solo servía para enervarme. Si alguien va a mencionarme que debo entender que eso era lo normal en esa época, ya aviso que eso lo entiendo, pero que eso no significa que la gente del siglo XIX tuviera el corazón de piedra y no pudiera verle más virtudes a aquellas personas a las que amaban. Solo hubo una escena de complicidad de Edwin con Josephine a pesar de llevar 20 años casados. Puede que no se amaran, pero tampoco se odiaban, así que él debería haberle tenido más aprecio y respeto.

Josephine es desgraciada y se culpa a sí misma de la infelicidad de otros, así que me dio pena su personaje. Hay una parte relacionada con ella que puede ser un poco desagradable de leer, pero a mí me pareció de lo mejor del libro porque te hace reflexionar sobre lo que somos y en qué quedamos cuando todo termina.

Fannie me resultó simpática y más capaz de razonar que Edwin, no tengo quejas relevantes sobre ella y realmente considero que lo suyo con Edwin era un aspecto de la trama que tenía potencial y que falló por la actitud de él.

En todo caso, imaginad lo poco que me gustaron Emily y Tom, que lo de estos tres me lo creí más.

Esta obra no es tediosa, pero tampoco es trepidante. Cuando estoy en una lectura conjunta, por mucho que me disguste el libro, suelo avanzar a buen ritmo para no quedarme atrás y así poder comentar. En te caso, eso fue lo que me motivó a terminarlo relativamente rápido, si lo hubiera leído sola, es probable que me hubiera costado más avanzar por el poco interés que le veía a la trama y por el hecho de que ninguna de las historias de amor que se planteaban lograban despertar mi romanticismo.

Por lo de que no fue soporífera y por las pequeñas partes que me gustaron, le daré un aprobado justito a la novela. No estoy diciendo con esto que nadie deba leerla o que es una pérdida de tiempo, la mía es una opinión más y cada cual decidirá si quiere darle una oportunidad.

Valoración del libro: 5/10 "A pesar de tener claro que esta historia iba a ser previsible, lo que realmente me ha decepcionado es cómo ha sido contada. No logré conectar con casi ningún personaje y fui incapaz de creerme los romances que se iban se iban desarrollando. No es un libro que resulte excesivamente tedioso, pero tampoco es adictivo. Podría haber sido mejor".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.