sábado, 22 de febrero de 2020

La bibliotecaria, Logan Belle

TÍTULO: LA BIBLIOTECARIA
TÍTULO ORIGINAL: THE LIBRARIAN
AUTORA: LOGAN BELLE


Regina Finch se ha ganado a pulso su puesto en la sede central de la Biblioteca Pública de Nueva York. Pero un encuentro fortuito con Sebastian Barnes, millonario, exitoso fotógrafo y principal mecenas del centro, transformará su austera y aburrida existencia en una vida llena de acción, lujo, erotismo y nuevas experiencias. 

Gracias a su acercamiento al mundo de Bettie Page, una modelo convertida en reina de las pin-up y fetiche para millones de admiradores en todo el mundo, Regina dejará de ser la ingenua y tímida bibliotecaria para convertirse en el objeto del devorador deseo de Sebastian.


(Fuente: Planeta de Libros Ficha completa aquí)


OPINIÓN PERSONAL

Este libro ha puesto a prueba mi paciencia y creo que solo lo terminé para ver hasta qué punto podría seguir rebajándose la protagonista. No soy una ilusa, solo con la sinopsis ya me imaginaba por dónde iban a ir los tiros y eso realmente no me importaba, pero al menos quería creerme el romance y disfrutar de la pasión entre los protagonistas. Lamentablemente, al final no ocurrió nada de eso. En esta novela me encontré con una protagonista que destaca por su incapacidad para decir "no" y con un protagonista que se cree que es la última Coca Cola del desierto y que resulta que no es más que un prepotente al que le gusta dar órdenes y que las mujeres suspiren por él.

Voy a calmarme... mejor os cuento primero un poco de qué va el rollo y luego intento explicar tranquilamente los motivos por los que odié esta novela.

Regina acaba de conseguir el trabajo de su vida. Siempre ha soñado con poder ser bibliotecaria en la Biblioteca Pública de Nueva York y lo ha logrado, pero pronto verá que no es tan feliz como ella creía que iba a ser. Aquí ya empecé a tener mis problemas con Regina. Sé un trabajo puede parecer una maravilla y luego no serlo, pero es que sus quejas no me parecían muy fundamentadas. Lo que más le molestaba a Regina era trabajar en el mostrador de préstamos, ya que resulta que ella quería estar en las salas de archivo y con ejemplares importantes... a ver, querida, por muchos estudios que tengas, sin experiencia es muy complicado que entres a trabajar directamente donde tú quieres, y lo de ser jefa de un departamento a la primera es prácticamente imposible.

Estar en un mostrador de préstamos no me parece un castigo divino (que conste que yo nunca he sido bibliotecaria, pero no me parece que el puesto sea malo), pero a Regina sí. Eso sí, lo que sí que le parece que está muy pero que muy bien es conocer a un tío y olvidar todos sus sueños.

Un día, Regina abre por casualidad la puerta de una sala a la que supuestamente no debería entrar y se encuentra a una pareja manteniendo relaciones sexuales, lo que le provoca una mezcla de estupefacción y de interés. Posteriormente...¡¡¡ohh¡¡¡.... ¡¡sorpresa!!! ¡¡se cruza con el chico al que ha visto y se queda embobada con él!!! Os prometo que yo el cliché lo hubiera podido perdonar, pero lo que no puedo pasar por alto es como ella pierde todo su carácter solo para complacer a Sebastian.

Sebastian es la joyita que tenemos como protagonista masculino: es rico, tan atractivo que te hace perder el sentido, es fotógrafo en sus ratos libres (y no precisamente de paisajes) y desprende poderío... Ésta me da que es la descripción que la autora nos quiere vender, pero la realidad es que es un personaje que solo piensa en sí mismo y en sus caprichos. Si a Sebatian no le gusta algo, o eso se cambia o se enfada.

Regina no es una top model vistiendo, así que como a Míster Perfecto no le agrada su ropa barata, le deja claro que debe dejar de vestirse así. Sin haber vivido nada que te haga pensar que ya hay confianza entre los dos, Sebastian empieza a imponer sus gustos en Regina.

En todo caso, quiero dejar claro que Sebastian no tiene la culpa de todo, el personaje de ella es muy débil y no tiene lógica que se preste a cierta cosas solo porque él se lo pide y sin apenas conocerlo. Si me dijerais que ella acepta lo que él le propone porque lo desea, pues me callo, pero es que da a entender que solo lo hace para complacerlo. Por favor, es que hasta tiene que tirar su bolso porque a él no le gusta...

No hay escenas en las que se vayan conociendo, la química entre ambos es nula y no se dan razones que justifiquen la atracción. Y si hablamos del enamoramiento, eso ya no hay por dónde cogerlo. Vale que Regina no parece el perfil de mujer con la que él suele salir y podríamos decir que eso puede que a él lo intrigara, pero no intenta conocerla y no puede ser que lo enamorara su intelecto porque ella casi ni habla en su presencia. Es como una muñeca que se deja manejar y su presunto gran objetivo (trabajar rodeada de libros) queda anulado porque nada es más importante que Sebastian. Hace mal su trabajo y te quiere dar a entender que el problema es que la borde de su jefa no es comprensiva (y sí, su jefa es un ogro, pero no es la culpable de que Regina llegue tarde a trabajar o directamente ni vaya...).

También hay que comentar que a Sebastian no le van las relaciones sexuales normales, al señor lo que le va es la dominación y probar cosas nuevas, cosa que realmente yo no veo mal, cada cual que haga lo que quiera, pero Regina se siente incómoda con determinadas prácticas y él solo para cuando ella prácticamente se colapsa. No vi seducción ni un disfrute real del sexo, más bien ella se dejaba hacer y a él lo vi más enfocado en buscar su propio placer. No sé, puede que otra gente le encanten las escenas eróticas de este libro y yo lo respeto, pero a mí me dejaron bastante fría.

En cuanto a personajes secundarios... pues la verdad es que brillan por su ausencia. Tenemos a la compañera de piso de Regina, con la que supuestamente no tiene nada en común y luego son super amigas, a un par de empleados de la biblioteca que adoran a Regina y no sé por qué, a la jefa mala que realmente tampoco es que fastidie mucho, y poco más. Yo los vi muy decorativos a todos. Teniendo en cuenta que ni los protagonistas tenían ninguna profundidad, hubiera sido asombroso que los personajes secundarios sí que la tuvieran.

Dentro de lo que cabe, el modo de escribir de Logan Belle no es soporífero. Es bastante simplón para mi gusto, pero no te mueres del aburrimiento porque no se excede en descripciones y pasa rápido de una escena a otra. Solo por eso he sido un poquitito amable con la puntuación (no, no le voy a dar el aprobado, pero tampoco veo justo darle un cero).

No os voy a recomendar el libro, pero como siempre digo: mi opinión no es la única en el mundo. Si os llama la atención y queréis leerlo, adelante. Ojalá lo disfrutéis más que yo.

Valoración del libro: 2,5/10 "A pesar de que se lee rápido, la historia es un desastre. A ver, es mi opinión, pero es que te habla de una relación en la que yo no vi amor por ningún lado y en la que simplemente vemos a una protagonista sin personalidad obedeciendo a un hombre que desconoce lo que es escuchar y respetar un poco aquellos estilos de vida que son diferentes al suyo. Ni siquiera el tema de la pasión me pareció bien trabajado. No soy más dura con la nota porque al menos es fácil avanzar en la lectura y reconozco que me intrigaba saber si la protagonista iba a lograr espabilarse".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

8 comentarios:

  1. ¡Hola, Omaira! ^^

    "La última Coca Cola en el desierto" JAJAJAJAJAJAJA Lo que me he podido reír con eso, por favor xD Eeeeen fin, vamos al lío. Así que este es el gran libro que te ponía enferma. Vaya joya, tía, vaya joya.
    Así de salida, darte la razón en que rara vez se empieza a trabajar desde arriba. Es normal que en prácticamente cualquier trabajo primero te tragues la faena que nadie quiere hacer y, poco a poco, vayas ascendiendo (si tiene que darse el caso, claro). Ser bibliotecaria... pues me vas a perdonar, pero yo aceptaba encantada. Que sí, que hay gente muy gilipollas que te da el día, pero en general creo que es un trabajo agradable y bonito. Vamos, yo feliz como una perdiz. Así que tampoco entiendo que la protagonista lo pinte como el jodido Apocalipsis. Ya no hablemos de su jefa. Vale, es una perra, se acepta; ¿pero no se presenta a trabajar y le echa la culpa a su jefa? ¿Hola? ¿Y por qué leches no la despiden? Alucino.
    Lo que más me molesta, si lo pienso fríamente, es el p**o cliché de que una mujer debe cambiar su vida entera en favor de los deseos de un hombre. No, joder, no. Es que no me cabe en la cabeza que sea tan idiota de empezar a hacer todo lo que él le pida, ¡sólo porque él se lo pide! Los argumentos circulares, que dan mucho asco. En fin. Prosigamos.
    Así que al tío le va la dominación en la cama. Bueno, se acepta. Lo que no se acepta es que ella lo esté pasando mal y a él le suden las pelotas. El sexo egoísta... aj, qué rabia. Y si a ella no le gusta ese rollo, ¡qué lo diga! Es que no me entra en la cabeza, de verdad que no.
    El numerito de la ropa - aka: hola, amigo clasista, elitista y gilipollas - y el dramita de que se enamore de ella sin que la pobre chavala abra la boca es ya de traca y media. Para llorar. Pero mucho. Y muy fuerte.
    Nada, Omaira, no me acerco al libro ni con un palo xD Si tú te has puesto enferma, imagínate lo que me saldría a mí de la boca. Uf, pasando jajajajajajaja
    Me alegro de que por lo menos la prosa de la autora, aún siendo simplona, permitiera avanzar ^^"
    Me ha encantado la reseña ^^
    ¡Un besazo muy pero que MUY grande y feliz domingo, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Carme! Esa expresión era la más dulce que se me ocurría para expresar lo que él se creía xD jajajajaj
      Yo también aceptaría sin dudar el puesto de bibliotecaria. Además, por cómo describe Regina lo que tiene que hacer (lo poco que lo describe), realmente parece un trabajo tranquilito. De hecho, ni siquiera parece que ella tenga que ir a buscar los libros que la gente pide, le pasa el aviso a otro empleado y ella solo los entrega. Lo de despedirla...no te preocupes, cuando pasa tenemos al maravilloso Sebastian para que la consuele y le ofrezca una vida mejor...
      Tal cual, y lo peor es que aceptes cambiarlo todo solo porque la otra persona lo desea y cuando tú supuestamente has logrado tu sueño.
      Ella se contradice. Se presta a probar cosas que claramente no le van a gustar y luego se pone mal, pero al mismo tiempo te suelta el cuento de que le gusta ese lado de él.
      No se me ocurre ni una razón que justifique el enamoramiento y lo del clasismo... totalmente de acuerdo. Además, si te enamoras, supongo que el hecho de que tu pareja no vista de marca no es un trauma -.-
      Jjajaja, a mí me da que me divertiría enormemente con tu reseña, pero no quiero que sufras, así que entiendo que lo descartes xD
      En todo caso, como ahora estoy a tope con la romántica, a ver si encuentro otro que sí que pueda recomendarte :D
      ¡Saludos y espero que estés disfrutando mucho del finde! ;-)

      Eliminar
  2. ¡Buenas!

    Una pena que sea un desastre de libro. Tenía buena pinta, la verdad :(

    Nos quedamos por el blog. ¡Nos leemos!

    ¡Un abrazo!

    Sara (Modus Leyendi)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias por pasaros por aquí ^^ El libro... a ver, si os llama, no lo descartéis, pero yo no puedo destacar casi nada bueno. ¡Saludos! ;-)

      Eliminar
  3. Tenía buena pinta. Lástima que se vaya torciendo la trama. Me ha encantado tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece (es Relatos y Más, es que aparecen dos en el perfil).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Rocío! La idea no es mala, pero es que a mí por lo menos no me gustó nada cómo se desarrolló la historia -.- Me alegra que te guste mi blog ^^ Mañana visitaré varios, así que me apunto el tuyo. ¡Saludos! ;-)

      Eliminar
  4. Vaya, menudo desastre de lectura, y eso que el título prometía...Coincido contigo, no me parece justificado lo de que se queje constantemente de su trabajo y luego lo de que sea tan sumisa con el tipo ese. Me parece el tipo de libro que le encantaría a Carme (sarcasmo Modo On). Qué lástima.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura! Sí, el romance pintaba bien y más por ser supuestamente en una biblioteca, pero nada... es un desastre. Teniendo en cuenta que a ti ni te van las historias románticas, ésta incluso la abandonarías si empezaras a leerla.
      ¡Saludos! ;-)

      Eliminar

Todos los comentarios con opiniones o dudas serán bienvenidos siempre que sean realizados con respeto.

▲ Los comentarios pasan por moderación, por eso no se publican inmediatamente ✔ Únicamente serán eliminados aquellos que contengan insultos o spam.

Si no quieres comentar sobre la reseña de un libro o película en concreto, y lo que quieres es dejar un comentario sobre otro tema, te aconsejo que accedas a la pestaña "Contacto"; situada en la parte superior del blog.