martes, 20 de febrero de 2018

Vivir del viento, Alberto Vázquez-Figueroa

TÍTULO: VIVIR DEL VIENTO
AUTOR: ALBERTO VÁZQUEZ-FIGUEROA

Nos cobran hasta por el aire que respiramos... 

Pero a partir de ahora, nos cobrarán incluso por el que ni siquiera respiramos. 

Una energía gratuita y natural se está convirtiendo en el sucio negocio de unos pocos especuladores que se aprovechan de nuestro desconocimiento y buena fe, porque la avaricia humana es capaz de contaminarlo todo... 

No sólo la tierra, el mar o el aire... también el viento.

Y nadie se da cuenta de nada hasta que un día un grupo de amigos decide denunciar esta enorme estafa, poniendo en peligro sus propias vidas.

(Fuente: Me gusta leer Ficha completa aquí)


OPINIÓN PERSONAL

Tenía este libro y decidí darle una oportunidad porque este año me he propuesto seriamente intentar leer el mayor número posible de las lecturas pendientes que tengo en casa y así, si no me llegan al alma (esto significa que no me gusten demasiado), donaré los ejemplares a la biblioteca o se los daré a alguien que pueda aprovecharlos mejor y haré hueco, ya que mis estanterías están casi al límite de su capacidad. "Vivir del viento" lo comencé con optimismo, la sinopsis me parecía intrigante y además tenía ganas de leer algo de su autor, pero me he llevado una decepción.

Las primeras páginas las vi un poco confusas, no parece que sea el inicio de una novela, sino que es como si ya lleváramos varios capítulos y supiéramos quiénes son todos los personajes. Se ponen a hablar y tuve que estar muy atenta para entender qué papel jugaba cada uno, quién estaba casado con quién, etc.

La historia comienza con Victor y Celeste visitando a su amigo Stanley Hooper en su rancho. Victor es un reconocido director de cine y Celeste, su esposa, una famosa actriz. Stanley es productor y entendí que habían ido a pasar unos días a su casa para encontrarse también con otro matrimonio, Norman y Lucia, que estaban pasando por un momento complicado por una grave enfermedad de ella. Una vez allí, surge una conversación en la que Norman crítica con dureza el tema de los aerogeneradores, pues según él, por mucho que sean una fuente de energía limpia no sirven para nada porque no se les saca provecho y muchos lo que pretenden es beneficiarse de las subvenciones que se dan por instalar un parque eólico.

Lo primero que no me hizo gracia fue la razón inicial de Norman para quejarse. Supuestamente le dio por pasar una noche cerca de un parque eólico junto a su mujer y le molestó el ruido. No sé, digo yo que por lógica tampoco te vas a dormir a un sitio así. Otra cosa sería si al lado de su casa hubieran instalado los aerogeneradores, pero bueno, digamos que alguna excusa tenía que tener para hablar de eso.

Sinceramente, la conversación me parecía forzada y encima todos los personajes me caían mal porque me parecían falsos. No falsos en el sentido de decir una cosa y hacer otra, sino falsos en el sentido de que no me transmitían ser gente real, hablaban y parecía que seguían un guión y no se les veía naturalidad. Sé que me estoy explicando realmente mal, pero fue una sensación extraña, no podía conectar con ninguno y encima no tenía interés en lo que se contaba, porque lo de los aerogeneradores se decía casi que como una anécdota y parecía que tenían más importancia las divagaciones de los personajes sobre aspectos irrelevantes de sus vidas.

Resultado de imagen de aerogeneradorEn teoría, la estafa que la trama plantea que hay con la energía eólica es lo más relevante, pero no resulta creíble cómo se desarrolla este tema. Se ponen a dar a entender que hay una gran conspiración cuando no tienen nada que apoye lo que dicen, no se les ve investigar, de repente parece que todos son expertos y ya, puestos a tirar la casa por la ventana, dicen que van a hacer una película para denunciar el fraude.

Planear bien ese proyecto y enfrentarse a los que se benefician de del fraude son los supuestos puntos clave de la novela, pero para mí llega un momento en el que hasta parece un elemento decorativo de la trama.

Cuando mencioné anteriormente a los personajes, os dije que Lucia, la mujer de Norman, estaba enferma y la relación de ambos para mí llegó a tener más protagonismo que lo de los aerogeneradores. Lucia sabe que no tardará en  morir y le hace una petición a Celeste para que su marido esté bien cuando ella haya muerto, pero es que incluso todo lo relacionado con eso aburre. Lucia es descrita como un ser inolvidable y maravilloso y parece que su matrimonio con Norman ha sido un camino de rosas y es surrealista, si leéis el libro, es que es como si el autor no hubiera tenido claro si quería hacer un libro romántico o un libro denunciando una estafa.

Dicho todo esto, ya habréis podido deducir que lo que sentí con esta lectura fue una mezcla de indiferencia y enfado en algunos instantes. No logré sentirme implicada con lo que se contaba y sentía que lo que leía no me estaba aportando nada. Más o menos a la mitad, considero que mejoró un poco, pero seguía fallando en lo mismo: los personajes hacían acusaciones sin fundamento y, aunque aparecieron unos enemigos que hicieron que la trama fuera un poco más trepidante, no entendí que se preocuparan de lo que decían gente como los protagonistas.

A ver, quiero aclarar algo para que no se malinterprete lo que he dicho: yo no considero que detrás de las energías renovables no haya ninguna estafa ni ningún negocio sucio, al igual que en todo, seguro que hay quien pretende aprovecharse de estas fuentes de energía, pero si un autor utiliza esto para un libro, lo mínimo que pido es que parezca creíble lo que se está diciendo y que no me presente a unos personajes que tienen una charla y de un momento a otro se creen los salvadores del mundo.

El tramo final es lo peor, el desenlace es brusco y me dejó la sensación de que la historia quedó a medias. Y por si esto fuera a poco, sin venir a cuento, un personaje se convierte de repente en experto en resolver catástrofes naturales y se pone a hablar de cómo se tenía que haber resuelto el vertido que causó el Prestige en Galicia (España). Es más, el último capítulo es un "Anexo: informe a las autoridades españolas" que habla de datos muy técnicos y, en serio, no sé a cuento de qué venía esto en el libro. 

De las 300 páginas que tiene, lo mejor de la novela es la parte central. Si hubiera profundizado o se hubiera centrado más en lo que parecía el tema principal, creo que mi decepción sería menor.

Valoración del libro: 3,5/10 "Con una premisa prometedora, es una historia que falla al presentar a unos personajes que denuncian un fraude sin aparentemente haberse informado del tema. Además, resultan irreales y no es fácil creerse su comportamiento. Me costó engancharme y aunque luego me pareció una lectura más entretenida, no sentí que me aportara gran cosa".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

6 comentarios:

  1. ¡Hola! Siento que te haya decepcionado. Molesta bastante que en un libro aparezcan tantas incoherencias. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marya! La verdad es que lo que más pena me ha dado es que la trama daba para más, pero si, varias cosas no han tenido sentido. ¡Saludos! ;-)

      Eliminar
  2. ¡Hola, Omaira! ^^

    ¡Antes de empezar una aclaración! Empiezo por esta reseña porque, si este año me da la vida (y dejo de estancarme en el mismo género porque, coño, siempre termino por leer novela romántica xD), quiero acabar la trilogía de "Los orígenes" - que te recomiendo MUCHO - y la saga esta principal. Sí, sí ^^ A ver si lo consigo jajajajajajaja
    Vale, ahora pasamos con el libro. Pues que ni me interesa ni creo que le dé una oportunidad. Así para empezar me parece de traca que diga "cómo tendría que haberse solucionado el tema del Prestige". Hostia, tan guay que es, ¿dónde estaba cuándo pasó? Vamos, es que me parece ya el colmo del surrealismo. Pero es que la trama, en general, me parece de esas que consiguen que quieras pegarte un tiro.
    Es tal cuál lo dices: ¿quién narices se pone a dormir al lado de un aerogenerador? Es como las personas que dicen que las torres de alta tensión son malísimas. Sí, es verdad, pero nadie duerme dentro y, joder, hay que tener un poco de sentido común. Los aerogeneradores están en zonas en las que no molestan. De hecho, se ven desde la carretera y NO hay casas alrededor. Eso o es que los que he visto yo en mi vida han sido los raros xD
    Nada, nada, que vaya truñaco. Pero es que el hecho de que digas que las conversaciones son forzadas ya es el colmo. No te has explicado mal, se te ha entendido perfectamente, así que no padezcas. De hecho, te entiendo perfectamente porque me ha pasado más de una vez leyendo un libro. Entiendo que construir un diálogo creíble es difícil y lleva tiempo, pero el mismo autor tenía que haberse dado cuenta de que nada cuadraba. Es como si tú y yo nos sentamos en una cafetería y te pones a hablarme del precio del atún en los últimos cuarenta años. Te quedabas sola, eso seguro jajajajajajaja
    Espero que tus siguientes lecturas de "limpieza-de-estatería" sean más amenas :) Y, jo, a ver si este año te topas con libros guays :D
    Una reseña genial, pero eso ya lo sabías ;)
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz domingo, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Carme! Jjaja, tranquila, entiendo que te saltes la reseña del 6º de CDS... lo que no pensaba es que te habías planteado terminar la saga en un futuro próximo :o Los Orígenes los leeré pronto debido a que lo que se cuenta en el último de CDS me intrigó :D Tal vez la próxima vez que vaya a la biblio coja el primero.
      Respecto a este libro: según lo que se dice, es que a las autoridades tampoco les interesaba resolver vertidos como el del Prestige y el plan que te expone el libro era lanzar sacos de cemento, grava y otras cosas para recubrir el barco hundido y así que dejara de salir el fuel. Yo no sé si algo así funcionaria o no, pero este tema está metido totalmente a la fuerza en el libro.
      Exacto, yo no entiendo que alguien puede decir que le molestan los aerogeneradores porque no le dejaron dormir en una noche de acampada... Ni que fueran aparatitos enanos que no se ven y te hubieras dormido al lado sin darte cuenta. Los aerogeneradores que yo he visto también están siempre alejados de zonas habitadas. Que molesten a vecinos, solo vi unos hace poco en las noticias porque resulta que se los pusieron más cerca de lo debido y el giro de las aspas ocasionan sombras en sus casas y hace que parezca que viven en una discoteca por el parpadeo constante. Pero vamos, por norma general, sí que tengo entendido que están alejados de las casas.
      Jjajja, me alegra que se haya entendido lo de las conversaciones, ya que hasta a mí me parecía raro la sensación que me transmitían.
      xD No te preocupes, no te hablaré nunca del precio del atún jajajaj Pero mira, es un buen ejemplo para compararlo con el libro, ya que imagínate que te hablara de eso y no solo te diera por escucharme sino que me propusieras hacer una película para denunciarlo sin investigar nada más. Pues en esta novela pasa eso, pero con la energía eólica.
      Ohh... me encanta el nombre que le has dado a mis lecturas xD En serio, creo que es probable que me veas mencionar eso de "limpieza-de-estantería" en el futuro. Y no, no son más amenas, lo bueno es que ya hay 1/4 de una repisa libre porque doné este libro a la biblioteca y le voy a dar el de "Brida" de Paulo Coelho a una vecina. Ése me disgustó tanto que ni escribiré reseña en el blog porque no tengo ni motivación, así que me limité a poner una breve opinión en Goodreads.
      ¡Saludos y que tengas una muy buena semana! ;-)

      Eliminar
  3. ¡Hola Omaira! Vaya, pues menudo chasco con el libro. Eso de la crítica social y las conspiraciones me gusta mucho, es una lástima que una trama así se haya desaprovechado de este modo. Es que sin duda todo son defectos, entre lo de los personajes falsos y los diálogos irreales...Y luego está lo de la historia de amor, que tampoco lo veo. Con lo que nos cuentas, aún me sorprende la nota que el has dado.
    Una lástima que tu año lector vaya como va, aunque lo bueno es que estás haciendo una buena limpieza de tus estanterías, ¿no? De todas formas, sigo pensando que si un libro no te gusta, deberías dejarlo...

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura! Pues sí, ha sido una gran decepción :-( No es que esperara que fuera una maravilla, pero tampoco que me dejara sensaciones tan negativas.
      Le aumenté un poco la nota al final porque la lectura se hizo algo más llevadera en la parte central, pero definitivamente no lo recomendaría ni en broma. Lo de la energía eólica tenía mucho potencial, además yo no había leído nada antes del tema, pero es que parece que el autor se dedica a criticarla sin investigar bien el tema.
      Y sí, este libro dejó un hueco, porque se fue directo a la biblioteca...
      Y lo de dejar libros ya lo estoy haciendo, con el de "Cuentos de mujeres solas" me di por vencida, lo que supuso otro hueco más en la estantería jajaja
      ¡Saludos! ;-)

      Eliminar

Todos los comentarios con opiniones o dudas serán bienvenidos siempre que sean realizados con respeto.

▲ Los comentarios pasan por moderación, por eso no se publican inmediatamente ✔ Únicamente serán eliminados aquellos que contengan insultos o spam.

Si no quieres comentar sobre la reseña de un libro o película en concreto, y lo que quieres es dejar un comentario sobre otro tema, te aconsejo que accedas a la pestaña "Contacto"; situada en la parte superior del blog.