sábado, 1 de agosto de 2020

La cabaña, W. Paul Young

TÍTULO: LA CABAÑA
TÍTULO ORIGINAL: THE SHACK
AUTOR: W. PAUL YOUNG

La hija menor de Mackenzie Allen Phillips, Missy, desaparece durante unas vacaciones familiares. En el proceso de su búsqueda se encuentran evidencias de que pudo haber sido brutalmente asesinada en una cabaña abandonada en lo más profundo de los bosques de Oregón.

El padre reacciona rebelándose frente a Dios, ante lo que considera una radical injusticia. 

Transcurridos cuatro años, Mack recibe una extraña carta, firmada por Dios, que le conmina a reunirse con él en el lugar donde la niña murió. A pesar de lo aparentemente absurdo de la situación, decide acudir a la cita y sumergirse de nuevo en su más oscura pesadilla; lo que allí sucede cambiará su vida para siempre. 

(Fuente: Planeta de libros Ficha técnica completa aquí)

OPINIÓN PERSONAL

Me compré este libro prácticamente según se publicó en español, así que hace 10 años que lo leí por primera vez. Recuerdo que la portada y la frase debajo del título me intrigaron bastante, así que miré la sinopsis y ya supe que sí o sí tenía que leerlo porque me parecía muy original la premisa de un hombre recibiendo una carta para reunirse con Dios. Hace una década acabé la lectura muy decepcionada y me juré que no volvería a releerlo, pero hace unos días vi su adaptación cinematográfica, la cual me encantó, y decidí darle otra oportunidad. ¿Me ha fascinado esta vez? No, pero supongo que, al saber ya lo que me iba a encontrar, me lo he tomado de otra manera. Ya os aviso de que, a pesar de tener solo 271 páginas, no se lee en un suspiro, es un libro en el que la religión tiene mucho peso y en el que hay partes muy reflexivas. A nivel general, es una lectura que ni he odiado ni me ha encantado. 

Esta novela es una mezcla de thriller, drama, autoayuda y debate espiritual. El protagonista es Mack, un hombre cuyo mundo se vino abajo tras la desaparición de Missy, su hija de tan solo 6 años. Felizmente casado y padre de 5 hijos, Mack sentía que su vida no podía ser más perfecta, pero bastaron unos minutos para que la GRAN TRISTEZA apareciera y no lo volviera a abandonar. Así es como llama él al dolor que le provocó la pérdida de Missy. Mack estaba con ella y con otros dos de sus hijos pasando unos días en un parque natural cuando, tras una breve distracción, alguien se llevó a Missy. Su cuerpo no fue encontrado, pero todas las pistas indicaron que había sido víctima de un asesino en serie que se había llevado ya a 4 niñas. Lo único que se halló de Missy fue el vestido que llevaba puesto en el momento de su desaparición. Dicho vestido estaba tirado en una cabaña escondida en el bosque y también habían varias manchas de sangre en el suelo y en la prenda. 4 años más tarde, Mack recibe una carta en la que Papá, que es como su mujer suele llamar a Dios, le ofrece reunirse con él en la cabaña en la que Missy fue presuntamente asesinada.... ¿qué pasará si Mack acude? ¿de verdad es Dios quien estará allí para hablar con él?...

Esto no es spoiler porque es que te lo cuentan desde el principio: Dios es efectivamente quien está en la cabaña, pero no está solo, y lo que Mack vivirá allí cambiará su forma de ser y de ver las cosas.

Es muy fácil conectar con Mack en los primeros instantes, ya que se refleja muy bien la incertidumbre que le provoca la carta. Por un lado, tiene dudas sobre quién la envía realmente, pero por otro lado, si es Dios, le gustaría enfrentarle y que le explique por qué una niña inocente como Missy tuvo que morir.

Además, no entiende por qué le pide que vaya precisamente a la cabaña, el lugar en el que se supone que Missy sufrió tanto.

Antes de seguir opinando, quiero aclarar que yo respeto profundamente las creencias que cada persona tenga. No me voy a meter ni con la fe ni con las convicciones religiosas de nadie, pero quiero que también se respete mi punto de vista sobre determinados asuntos. Yo ni soy atea ni soy una creyente convencida, digamos que estoy en un punto intermedio. Si alguien rechaza totalmente leer algo sobre temas religiosos, éste no es su libro. La parte de thriller es la que da pie a la parte religiosa, pero investigar quién es el asesino de Missy no es ni de lejos el próposito de la historia. Creer que ése sí que era el objetivo fue mi error en mi primera lectura.

El libro analiza mucho lo que es el tema del perdón, la importancia de la fe, la forma en la que juzgamos a los demás, el amor de Dios por todos, el peso de la culpa, etc. El único asunto que a mí se me atragantó fue el del perdón. Sé que esto es muy subjetivo, pero yo no considero que todo sea perdonable y vi un poco adoctrinador el modo en el que se insistía en que solo así te liberabas. Me agobiaba viendo cómo hay un capítulo en el que se le habla al protagonista de esto y se le quiere obligar a que haga algo que claramente él no desea. Además, también se habla de cuáles pueden ser los orígenes de la maldad de alguien y aluciné un poco. No voy a hacer un debate de esto, pero, y siento actuar como una jueza, a mí no me vale que, por ejemplo, alguien mate a otra persona por placer y me intenten vender la excusa de que lo hizo por tener una infancia jodida. No voy contra el libro porque el autor no piense como yo, él es libre de ver las cosas como quiera, pero no pude evitar disgustarme con ciertas afirmaciones.

Eso sí, no estoy diciendo que todas las reflexiones sean malas, hay partes que me gustaron bastante y otras en las que, sin llegar a estar del todo de acuerdo, sí que vi interesante cómo se analizaron algunos comportamientos de los seres humanos. Lo que más disfruté, en el sentido de que me dió que pensar, fue lo se comentó del libre albedrío y lo de los juicios o los prejuicios (puede que a veces demos por hecho algo sin pensar y... ¿por qué nos dejamos llevar si no hay nada que lo justifique?).

Mientras vemos a Mack como padre y como hombre que tiene dilemas y que sufre, es más fácil empatizar con su personaje y conectar más con los diálogos.

En cambio, cuando los discursos pierden sentimiento y nos metemos de lleno en puras reflexiones que dejan en un segundo plano las vivencias del protagonista y de la humanidad en general la lectura se hace más pesada, especialmente para aquellas personas que, como yo, puede que busquemos más emotividad o un poco más de ritmo en la narración.  Debido a eso, al menos para mí, esta novela tuvo muchos altibajos.


Asimismo, creo que no se le sacó partido al vínculo de Mack y de Missy. Se podría haber profundizado más en la relación de padre e hija, pero solo nos adentramos en eso en la parte en la que se cuenta cómo desapareció Missy y los instantes posteriores. Cuando Mack está en la cabaña, vi que cuando la mencionaba era un poco distante, era como si simplemente planteara cuestiones sobre ella, pero no le vi de verdad como padre.

La forma en la que se caracteriza a Dios, a Jesús y al Espíritu Santo (sí, ellos dos también entran en juego), fue curiosa. Considero que ahí el autor sí que supo romper moldes y presentarlos de un modo que sorprendiera a los lectores.  Los mete como personajes de un modo natural e intenta que los veamos como iguales, así que esa cercanía también estuvo bien. Lo malo es que, como dije anteriormente, todo se perdía cuando el autor se olvidaba de ellos como personajes y se limitaba a que soltaran discursos como si estuviéramos en una clase de catequesis.

El cierre fue de lo mejor, ya que se volvió a poner el foco de atención en lo que le había ocurrido a Missy y volví a ver cómo los personajes se humanizaban.

Si buscáis una lectura diferente, ésta no es una mala opción, pero no esperéis nada trepidante. Desde mi punto de vista, tenía potencial para dar más de sí. He visto comentarios en los que algunas personas dicen que este libro les cambió la vida y su forma de pensar, pero a mí no. Ha sido pasable y ya está.

Adaptación cinematográfica

En 2017 se estrenó la película basada en este libro. Sam Worthington fue el escogido para interpretar a Mack y os aseguro que, al menos para mí, hizo un trabajo sublime, dotando al personaje de verdadero sentimiento y cuidando cada gesto a la hora de transmitir dolor, alegría y amor.

Es una adaptación bastante fiel y, de hecho, hay escenas que son calcadas al libro, pero hay más emotividad y nunca se olvida que el origen de todo es la desaparición de Missy.

Ya estoy preparando la entrada comentándola y en ahí mencionaré las diferencias más importantes :) ¿La habéis visto? Si es así, ¿os gustó?

Valoración del libro: 6/10 "Con un planteamiento bastante original, esta historia intenta hacernos reflexionar sobre el papel de Dios en las tragedias que ocurren diariamente. Aunque la novela tiene un pequeño toque de thriller, lo que de verdad predomina es el tema religioso y el drama. Hay capítulos en los que la lectura se vuelve bastante densa, pero en otros es interesante lo que se plantea. Creo que hay detalles mejorables en la forma de narrar y, aunque no estoy de acuerdo con determinadas lecciones, no me ha desagradado la lectura".

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

8 comentarios:

  1. Hola! Para mi también es un seis y Hasta un cinco diría. ..La saque de la biblioteca y no sabia que tenia versión cinematográfica. .Hace unos años
    Y como bien lo explicas hay partes que estaban Buenas si a uno le sirven para poner en su contexto.me explico? Y otras me parecieron casi delirantes.
    Tendría que releerlo para opinar mejor pero no lo haria...Por ahora.
    Gracias por tu honestidad.saludosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Te entiendo perfectamente, yo también dudé mucho entre el 5 y el 6, pero como la lectura se me hizo más llevadera que la primera vez que lo leí, pues por eso opté por el 6.
      Comprendo más o menos a qué te refieres, es que digamos que el libro tiene partes más aceptables que otras.
      La película, como es relativamente reciente y tampoco es que tuviera mucha difusión, es lógico que no la conozcas. Si la ves, espero que te guste, a mí me hizo llorar bastante.
      ¡Saludos y gracias a ti por pasarte por aquí y comentar! ;-)

      Eliminar
  2. ¡Hola, Omaira! ^^

    Después de leer tu comentario en mi blog (maravilloso, por cierto *-* si es que siempre me encanta leer tus comentarios ^^), tenía que venir corriendo a saber quién justificaba actitudes de mierda por infancias de mierda jajajajajajaja Ah, sí, sí, imagínate que me pierdo algo. No, no, no ;D
    ¡Vamos con tu (maravillosa) reseña! ^^ Así de salida, decirte que sigo en shock con el tema de que al señor se le presente Dios, el Espíritu Santo y Jesús. Es que real que estoy así O.O Pero bueno, dejando estos dramas de lado, me parece un inicio muy potente. No quiero ni pensar lo jodidamente horrible que tiene que ser estar en un momento maravilloso, todo yendo genial y, de repente, ver que alguien ha desaparecido. La ansiedad y el puto miedo extremo tienen que ser terribles >.<
    Vale, voy a intentar que esto quede mínimamente coherente, aunque sé que me perdonas de antemano porque, seamos realistas, Omaira; nunca escribo nada coherente xD
    Me gusta la mezcla de miedo y expectación que le genera recibir la carta. Realmente, tiene que ser impactante, sencillamente porque roza el surrealismo y, pese a todo, quedarse con la duda sería horrible. Así que por ese lado todo maravilloso.
    No has sido irrespetuosa en ningún momento. Ya sabes lo que opino de la religión, así que eso nos lo podemos ahorrar; pero tu reseña, como siempre, me ha parecido muy correcta y respetuosa :)
    Me sumo al carro de que hay cosas que no se perdonan. Un asesinato, entre ellas. Vamos, seré un monstruo, pero yo no perdonaría eso. Ni de puta coña. Es que lo pienso y me enveneno. De hecho, es que no creo que el perdón sea la forma de liberarse. Más bien, creo que el tema es aceptar que ha pasado y conocer el por qué pasó. Esto es totalmente subjetivo, pero realmente creo que la paz mental se consigue sabiendo y aceptando, no perdonando. Es que sería muy gracioso, ¿eh?, eso de perdonar cualquier cosa.
    Qué pena que el libro empiece bien y termine rozando la doctrina. Mi profesora de religión en el instituto era una hipócrita de talla mayor (y, ojo su papo gordo, la tía juraba y perjuraba que sería capaz de perdonar cualquier cosa y que ella no sentía rencor; pero luego faltaba alguien a su clase y se ponía hecha un orco JAJAJAJAJA) y ella era del team de "el problema es el libre albedrío" (añadía "del hombre", pero me parece una expresión puto machista, porque en todo caso es "del ser humano". En fin.) No es excusa. Lo siento, no lo es. Entiendo que hay que entender (valga la redundancia) cada caso como lo que es: una situación diferente. Pero no me sirven las excusas de las infancias rotas para romper vidas. Eso no es aprender. Tampoco aceptar. Es triste pensar que hay muchísima gente campando a sus anchas por el mundo escudándose en mierda que ni siquiera viene al caso. Y más todavía que, para variar, se les dé protagonismo (: Que a ver, con esto no digo que tengamos que vivir en una sociedad perfecta, pero ya sabes lo mucho que me repatean las excusas rancias.
    (comentario 1)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Carme! ¡¡PEDAZO DOBLE TOCHO COMENTARIO!! Me encanta!! Jo, muchas gracias por todo el tiempo que has empleado comentando ^^ Te respondo en cada uno para no mezclar respuestas.
      Jjajaj, es que leyendo tu entrada no podía evitar recordar a este libro. Me pareció una casualidad increíble que tuviera un personaje cuyas actitudes encajaban bien en cosas que se analizan en este libro.
      Tal cual, encima Mack no fue que se distrajo por una tontería, sino que sus otros dos hijos se estaban ahogando y, mientras los salvaba, se llevaron a Missy. Lo de que se aparezca la Trinidad, es chocante, pero ellos se aparecen como humanos y no como luces blancas, palomas ni nada místico. De hecho, y bueno, tampoco es un gran spoiler porque ella sale en el póster de la película, Dios se le aparece como una mujer negra para romper el mito de señor mayor con barba blanca.
      No veo incoherente tu comentario, lo he leído todo antes de empezar a responder y te he entiendo perfectamente jajajaj
      Mack con la carta hasta piensa que puede ser del asesino de Missy, pero lo hace dudar lo de que firme como "Papá", ya que casi nadie sabe que es así como su mujer llama a Dios.
      Es que no quiero que nadie se ofenda con lo de que yo no veo perdonable todo y tal, sé que no estoy diciendo nada chungo, pero ya sabemos que a veces hay mucha susceptibilidad.
      Total y absolutamente de acuerdo con cómo ves tú lograr la paz, yo pienso exactamente igual. Creo que te puede pasar algo malo y llega un punto en el que la rabia puede desaparecer o sientes que puedes pasar página, pero, sin necesidad de hablar de un asesinato, es que si alguien te ofende o te hace una trastada importante, no creo que puedas decir "te perdono" y estar en paz. A ver, a mí nadie me ha hecho nunca nada tan grave como para desearle el infierno, pero sí que me han jodido y no podría decir que no guardo rencor. No sé si me explico xD
      Y lo del asesinato ya es que es a otro nivel... este libro me hizo pensar en otro que no sé si conoces: "The lovely bones" (en español se publicó con el título original en inglés y también con el título "Desde mi cielo"). Ahí la protagonista es el espíritu de una niña asesinada y juraría que ella desde el otro lado quiere que su asesino pague. No me trago que los seres queridos ni la persona asesinada pudieran decirle a un asesino "te perdono y, claro, como tuviste una infancia jodida, pues es que el mal viene de atrás". No, no y no, cada cual que pringue con las consecuencias de sus actos.
      Uy, uy, entonces lo mismo tu profesora sí veía bien perdonar un crimen pero, lo mismo es que le habíais causado un daño irreparable al universo por no venir a su clase jajaj
      Puede que fuera porque hace unos años era más normal decir eso, pero si hablamos de la humanidad en general, yo también creo que lo correcto es "el ser humano".
      Lo peor es que se diga que esas excusas realmente tienen validez, pero bueno, si alguien las acepta, ok, pero al protagonista hay una parte en la que se le obliga a decir que perdona al asesino de su hija y, aunque te dicen que perdonar no es ser su amigo y blablablá, no lo vi correcto.

      Eliminar
  3. (... continuación xD)
    Sobre qué lleva alguien a hacer algo... me encanta estudiar esos temas. De hecho, creo que sobra que te diga que si hay salud mental de por medio me alucinan más todavía. Suena horrible, sí, pero es que decirte lo contrario sería mentirte. Así que por ese lado toda la razón a todo lo que comentas.
    Volviendo al tema (cómo me voy por las ramas, si ya te decía que estoy no iba a ser coherente), me parece bastante chungo que el libro empiece a convertirse en una clase de catequesis (personalmente, las mías eran un circo JAJAJAJAJAJA). Que sí, entiendo que en una novela así tenga un peso muy importante la religión, pero seguramente se podría transmitir el mismo mensaje (que no deja de ser una opinión) sin hacer tanto hincapié en algo que, la verdad, puede llegar a cansar.
    Me alegro mucho de que el protagonista sea tan potente ^^ Si es que cuando un personaje está bien construido se agradece un montón :D Y, bueno, qué decir de la película ^^ Pues que me alegro mucho mucho de que te gustara tanto :D ¡Y qué ganas de leer la entrada en la que comparas libro-película! :) Siempre que haces una te lo digo, pero de verdad que me parece que te pegas una currada súper bestia *-*
    (Tía, acabo de tener un momento muy drama. Había acabado la canción que estaba escuchando, he cambiado de pestaña para poner otra y casi cierro esta sin querer. Vamos, me da un algo si llego a cerrar después de llevar un rato escribiendo JAJAJAJAJAJA).
    Creo que poquito más me queda por comentar. Me ha encantado leer tu reseña, como siempre :) ¡Espera, me dejo algo! (sí, acabo de caer). Me encanta que se elija la cabaña como escenario, más que nada porque da paso al tema de "volver al momento" para poder afrontarlo.
    ¡Un besazo muy pero que MUY grande y feliz domingo! ^^

    PD: No sé si leerás esto hoy o ya mañana, así que voy a aprovechar para decirte que espero que la semana empiece de la mejor manera posible :D Ánimo con quién tú sabes ;D

    PD.1: Mierda. No me cabe el comentario junto. Vale. No pasa nada. Corto y mando dos jajajajajajajajaja Ya decía yo que llevaba mucho rato escribiendo XD ¡Perdona por la parrafada! >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (sigo yo también por aquí con la continuación del comentario xD)
      Sé que te atrae eso, pero aquí lo de la salud mental tampoco es que tenga mucha relevancia, así que en ese sentido no te pierdes nada.
      Mis clases de catequesis... unas eran un circo (veíamos películas o salíamos a dar un paseo) y otras eran estrictas (o te aprendías y recitabas ciertas cosas, o te llevabas bronca xD).
      Yo hasta hubiera perdonado lo de hacer hincapié en algo si hubiera notado que la historia seguía humanizada, pero ver a Mack simplemente escuchando una charla y que lo de Missy quedara relegado y fueran simples lecciones... No sé explicarlo, pero es como si en una parte se hubiera perdido el tono de novela y hubieramos pasado a leer simplemente un libro de conceptos religiosos.
      El protagonista aquí tiene sus más y sus menos, pero en la película... dejando de lado que a mí me encanta el actor protagonista por lo versatil que es, es que una simple mirada suya con la niña que hace de su hija transmite mucha ternura. Aquí, Mack a veces es como si ni hubiera tenido una verdadera relación padre-hija con ella.
      Va a ser un tocho entrada, tengo apuntadas las diferencias en una libreta y son 20 las que quiero mencionar, así que imagínate lo larga que me va a quedar la entrada xD
      A mí se me ha cerrado la pestaña algunas veces incluso sin tocar nada, no sé si tengo el navegador mal o qué, pero me ha pasado en el portatil normal xD
      Lo de la cabaña es un acierto y, me parece curioso como la escogida para la película es incluso idéntica a la de la portada del libro.
      He respondido hoy el comentario para no tenerte tanto esperando y porque estoy aprovechando para ir preparando ya la tocho entrada xD
      Y qué perdona ni que nada, si yo también a veces te dejo parrafadas a ti y encima divago jajaja
      En serio, muchas gracias por todo lo que has escrito ^^
      ¡Saludos y espero que estés teniendo una muy buena tarde de domingo! ;-)

      Eliminar
  4. Hola Omaira. El libro parte de una idea muy original, como bien dices. ¿Una carta con ese propósito? Parece interesante aunque ya veo que tampoco ha sido una lectura de 10. Así que, creo que me voy a centrar en la película. A ver si puedo verla. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marisa! Creo que lo que le falló para ser una lectura de 10 fue no perder el toque emotivo :/ Al centrarse más en temas religiosos, el protagonista perdió fuerza en la segunda mitad del libro. Yo la película es que aproveché que la dieron por televisión y la vi, pero espero que puedas encontrarla y la disfrutes.
      ¡Saludos y feliz domingo! ;-)

      Eliminar

Todos los comentarios con opiniones o dudas serán bienvenidos siempre que sean realizados con respeto.

▲ Los comentarios pasan por moderación, por eso no se publican inmediatamente ✔ Únicamente serán eliminados aquellos que contengan insultos o spam.

Si no quieres comentar sobre la reseña de un libro o película en concreto, y lo que quieres es dejar un comentario sobre otro tema, te aconsejo que accedas a la pestaña "Contacto"; situada en la parte superior del blog.