miércoles, 27 de julio de 2022

Sin una palabra, Linwood Barclay

TÍTULO: SIN UNA PALABRA
TÍTULO ORIGINAL: NO TIME FOR GOODBYE
BILOGÍA NO TIME FOR GOODBYE #1
AUTOR: LINWOOD BARCLAY

Te levantas. La casa está vacía. Tu familia ha desaparecido.

Es una mañana que no olvidará jamás. Cynthia Archer, de quince años, despierta con una fuerte resaca y temiendo la inevitable confrontación con sus padres. Pero cuando sale del dormitorio no encuentra a nadie. No ve a sus padres, tampoco a su hermano, Todd. De repente. Sin dejar rastro. No están.

Veinticinco años después, Cynthia sigue con varias preguntas y ninguna respuesta. ¿Asesinaron a su familia? Si fue así, ¿por qué a ella no? Y si están vivos, ¿por qué la abandonaron de un modo tan cruel? Cynthia tiene ahora su propia familia, y una hija. Teme que les vuelva a ocurrir lo mismo, por eso accede a participar en un programa televisivo sobre el extraño suceso, con la esperanza de que aparezcan nuevas pistas… o de que su padre, su madre o su hermano se pongan finalmente en contacto con ella.

Lo que llega es una carta que le pone a Cynthia los pelos de punta. Quizá revolviendo el pasado haya cometido el peor error posible.



OPINIÓN PERSONAL

Un libro cuyo mayor punto fuerte es lo adictivo que resulta. Lo cogí por impulso en la biblioteca tras leer la sinopsis y ver que planteaba un misterio bastante intrigante. No tenía expectativas porque no leí ninguna opinión antes de empezarlo, así que me entusiasmé al ver lo mucho que me atrapó desde la primera página. Lo malo fue que luego varios detalles me dejaron una sensación agridulce. Disfruté la lectura, pero me quedé con ganas de más en algunos aspectos.

El inicio es muy directo y te transporte al momento en que la vida de Cynthia cambió. Corría el año 1983 y Cynthia era por entonces una adolescente de 14 años. Había pasado una noche movidita por culpa de una discusión con sus padres y temía lo que iba a pasar al despertarse. Al fin y al cabo, la habían pillado borrada y enrollándose con un chico al que todos consideraban problemático. Cuando llegó a casa, cayó profundamente dormida y creyó que la gran bronca ocurriría al levantarse. Sin embargo, al abrir los ojos descubrió que tanto sus padres como su hermano no estaban en casa. Todo estaba perfectamente ordenado y no había ninguna nota que justificara su ausencia. Al pasar las horas, Cynthia se dio cuenta de que algo muy extraño había ocurrido...

Casi 25 años después, Cynthia sigue sin saber qué le sucedió a su familia. Para intentar encontrar nuevas pistas, decide participar en un programa televisivo que se dedica a mostrarle casos así al público. Aparentemente, no consigue tener una gran repercusión, pero pronto empiezan a pasar cosas que le demuestran que remover el pasado sí que ha tenido consecuencias.

Cynthia es el eje de todo, pero no es ella la narradora. Terry, su marido, es quien nos irá contando lo que va pasando. No poner a Cynthia como narradora es un arma de doble filo. Por un lado, evitar que ella nos cuente todo ayuda a que no sepamos qué piensa realmente y también crea "puntos ciegos" en la historia, pues no siempre sabemos con exactitud dónde está cuando pasan algunas cosas o si todo es como ella lo cuenta. Lo que le ocurrió le dejaría secuelas psicológicas a cualquiera, y verlo todo desde el punto de vista de Terry te hace notar mejor cómo ha afectado eso a la forma de Cynthia de criar a Grace, su hija de 8 años. Lo negativo es que no tener el testimonio directo de Cynthia nos hace perdernos su perspectiva ante algunos descubrimientos llamativos que se van dando. Por esa razón creo que algún que otro capítulo narrado por ella no hubiera estado mal. Además, su marido tiene un papel más activo cuando otros personajes plantean nuevos interrogantes o cuando se dan hechos inquietantes, por lo que eso la deja a ella en la sombra en varias ocasiones.

El interrogante principal de la novela, que es saber qué fue de los padres y el hermano de Cynthia, consigue mantenerse hasta los últimos instantes, pero eso no evita que sí que se puedan intuir determinadas cosas. Aunque nunca pude afirmar con total seguridad "seguro que lo que pasó fue que...", sí que noté de manera relativamente fácil de qué personajes debía desconfiar. 

El fallo del autor es no jugar al despiste con ciertos datos, ya que cuando nos vamos adentrando en la investigación, piensas "¿nadie se dio cuenta de que esto era raro? ¿por qué nadie indagó en este detalle?" Por tanto, es inevitable que puedas hacer varias teorías y que adivines parte de lo que ocurrió. 


Lo mejor es que se van dando algunos acontecimientos que animan la trama y que consiguen que sientas algo de incertidumbre ante lo que va pasando..

El estilo narrativo del autor es fluido y realmente logra que quieras saber con seguridad cuál será la resolución del caso. Independientemente de que puedas intuir cómo pueden resolverse algunos interrogantes, sí que es cierto que otros son más complicados y por eso yo quería obtener todas las respuestas. 

El tono de la historia no es completamente serio, hay toques de humor y a mí por lo menos no me resultaron forzados porque ayudaban a liberar tensión y encajaban con el perfil de los personajes. Terry, el marido de Cynthia, es un tío sencillo que solo intenta llevar un existencia apacible como profesor de instituto y hacer lo mejor para su mujer y su hija, por lo que es normal que sienta que todo lo que le empieza a pasar a su familia le viene grande y que tenga reacciones muy humanas que mezclan lo cómico y lo dramático. En términos generales, lo vi como un personaje realista, y considero que eso le hacía ganar puntos. 

Los demás personajes secundarios no brillan mucho, aunque tampoco creo que pudieran dar mucho más de sí. Aportaban lo justo y necesario y, personalmente, tampoco me quedé con ganas de ver más de ellos. Solo hay uno que era una pieza clave y que creo que quedó más relegado de lo que debía.

El desenlace resuelve todos los frentes abiertos. Las explicaciones dadas no son ilógicas y, si me pongo a pensarlo, lo único que me chirrió fue la frialdad que demostraron algunos personajes ante hechos verdaderamente desgarradores. 


Lo curioso es que, a pesar de que el libro puede ser considerado totalmente autoconclusivo, tiene segunda parte. Dicha continuación se titula "No safe house" y la veo absolutamente prescindible. 

Puede que me equivoque y sea una obra maestra, pero creo que no aporta nada especial (tras leer la sinopsis y varias opiniones, me ha dado la impresión de que no presenta un misterio tan prometedor como el de la 1º parte  y ni siquiera le veo el sentido a recuperar a algunos personajes).




Dejando esto de lado y volviendo a "Sin una palabra", os diría que es una buena opción si lo que deseáis es una lectura ligera y que sepa enganchar lo suficiente como para que queráis conocer el final. Si no fuera porque en el último tercio comenzó a flojear y perdió parte de su magnetismo, probablemente le hubiera dado un notable alto. Como no fue así, sencillamente diré que está bien y es adictiva, pero no deja tanta huella como parecía en un principio.

Valoración del libro: 7/10 "Atrapa desde el inicio y es fácil avanzar sin darse cuenta, pero le faltó jugar mejor con el misterio principal. Aunque algunos interrogantes se mantienen hasta el final, no se vio lo suficientemente bien la reacción de determinados personajes ante lo que ocurría (tanto en el pasado como en el presente). Con un buen planteamiento inicial, es una lectura que podría haber rozado la perfección si no hubiera ido bajando el ritmo a medida que avanzaba"

Todo lo expresado anteriormente es mi opinión, esto no significa que esté en contra de otros puntos de vista u otro tipo de opiniones. Si queréis preguntar algo o queréis dar vuestra valoración, no dudéis en dejar vuestro comentario, siempre que lo hagáis de modo respetuoso.

4 comentarios:

  1. ¡Hola Omaira!

    Uuuuh que maravilla estos libros que te atrapan desde la primera página y ya no te sueltan hasta el final jajaja me hace falta uno de esos, madre mía.

    En fin, veo que ha sido una buena lectura a pesar de esos fallitos que comentas y de que el misterio no ha sido todo lo perfecto que hubiera podido, pero oye, un 7/10 no está nada mal. Aunque se hayan podido intuir algunas cosas, veo que tampoco ha sido predecible.
    Y me gusta lo de que esté contado desde el punto de vista del marido, aunque sí, tal vez algún capítulo suelto narrado por Cynthia hubiera estado bien para conocer su perspectiva en algunos temas y revelaciones.

    En fin, que tal va el veranito? Espero que no con demasiado calor ;)
    ¡besooootes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Irene! Totalmente de acuerdo, es más, los libros así, a pesar de que luego no sean una maravilla, tienen el gran punto a favor de saber mantener la atención y que realmente apreciemos en esos momentos lo genial que es estar enganchadas a una historia xD
      Jjjaja, después de tanta lectura meh, a mí encontrar una que se merezca más de un 6/10 ya me parece un logro. Lo de intuir tantas cosas fue lo que más me decepcionó... es que un detalle era tan obvio que yo me preguntaba cómo era posible que ningún personaje lo viera raro -.-
      Lo del marido... a ver, que él sea el narrador te ayuda a sospechar de ella, pero, aunque fuera el final, sí que me hubiera gustado ver algo contado por ella.
      Mi verano está siendo agotador, en serio, es que no he tenido ni ganas de publicar en blogger los días que he estado libre. Ahora que ya los días están siendo más suaves en el trabajo, espero ponerme al día y visitar también blogs (tengo el tuyo muy abandonado... sorry :( espero ponerme al día pronto). ¿Tú qué tal todo? Espero que bien y que tus últimas lecturas hayan sido mejores que las que estabas teniendo.
      ¡Saludos y mil gracias por pasarte por aquí! ;-)

      Eliminar
  2. ¡Hola bonita! Llevaba ya un tiempo sin pasarme por aquí, la vida a veces nos pasa por encima y no tenemos tiempo para nada. Pero bueno, esta semana pre-vacaciones ya estoy mas libre para ir visitando blogs.
    La verdad es que la novela me parece entretenida sin más, aunque me gustan las historias de misterio que tienen giros interesantes e inesperados tengo otras muchas pendientes para leer antes (como las de Joel Dicker).
    A mí me parece un puntazo que la historia la cuente el marido, a pesar de que haya cosas que nos perdamos por no ser Cynthia quien las narra, pero sin duda es mucho más original. Es como si el personaje secundario fuera el protagonista xDDD
    Y si la segunda parte la consideras prescindible pues ya estaría, si la historia queda bien cerrada no veo la necesidad de segundas partes.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Melania! Tranquila, te entiendo perfectamente, es más, estamos igual, ya que yo también he tenido poco tiempo para estar por aquí últimamente xD A ver si durante la próxima semana puedo visitar blogs y ver tus entradas :)
      Dicker... yo de él no me canso de recomendar "La verdad sobre el caso Harry Quebert" ^^ Ojalá puedas darle una oportunidad pronto.
      Viéndolo así, tienes razón, digamos que el marido es un narrador inesperado si tenemos en cuenta quién es el eje de la historia xD En todo caso, más allá de los puntos débiles, sí que es verdad que el libro engancha, así que te animo a no descartarlo.
      Lo de la 2º parte es que me sorprendió, cuando lo vi en Goodreads no me lo podía creer, ya que no quedó nada pendiente con los personajes... y la sinopsis deja claro que se ha creado una trama que era prescindible.
      Espero que estés teniendo un buen mes de agosto ^^
      ¡Saludos y muchísimas gracias por pasarte por aquí y comentar! ;-)

      Eliminar

Todos los comentarios con opiniones o dudas serán bienvenidos siempre que sean realizados con respeto.

▲ Los comentarios pasan por moderación, por eso no se publican inmediatamente ✔ Únicamente serán eliminados aquellos que contengan insultos o spam.

Si no quieres comentar sobre la reseña de un libro o película en concreto, y lo que quieres es dejar un comentario sobre otro tema, te aconsejo que accedas a la pestaña "Contacto"; situada en la parte superior del blog.